Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
72 VIERNES 1 7 2005 ABC FIRMAS EN ABC EDELMIRO RÚA ÁLVAREZ PRESIDENTE DEL COLEGIO DE INGENIEROS DE CAMINOS, CANALES Y PUERTOS EL AGUA, UNA PLANIFICACIÓN PARA EL INTERÉS GENERAL El desarrollo sostenible nos compromete a ser cuidadosos en el gasto del agua, tanto a nivel individual como colectivo... O hay desarrollo sin una óptima utilización del agua y, para ello, es básico una buena planificación y gestión de las obras hidráulicas. Este axioma, compartido por los países más avanzados del mundo, debe ser aplicado en España. El desequilibrio hídrico que sufre nuestro país, que de cotidiano se manifiesta en la carencia de agua y de una forma cíclica en fenómenos extremos como las sequías y las inundaciones, requiere de unas medidas y de un esfuerzo conjunto para no sólo atajar este problema sino, también, para impulsar el desarrollo, garantizando el abastecimiento, la ordenación del territorio y la protección del medio ambiente. La obra hidráulica es, sin duda, una pieza necesaria como medio para ello. Presas, trasvases, conducciones, plantas de tratamiento, depuradoras y desaladoras son elementos que juegan un papel fundamental en la planificación hidráulica y, con ello, en la mejora de la vida de los ciudadanos. España ha contado, desde siempre, con planes hidrológicos basados en rigurosos estudios de carácter técnico, econótremos con un nuevo intento de planificación hidrológica y desde el Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos seguimos percibiendo un elevado clima de crispación política en torno al problema hidráulico de España que ha venido a contaminar el tan necesario debate técnico. En este sentido, nuestra propuesta, como profesionales comprometidos con la mejora de la calidad de vida de los ciudadanos, es la distinción entre los criterios políticos y técnicos. Es imprescindible un debate, sosegado y multidisciplinar para encontrar la mejor solución que, marcada por el interés general, resuelva el grave desequilibrio hídrico que sufrimos. Desde hace más de dos siglos, los ingenieros de Caminos, Canales y Puertos hemos trabajado en la mejora de la gestión del agua, la eficiencia en su uso y la modernización de las infraestructuras para su utilización. Nuestra formación académica nos capacita para desarrollar eficazmente trabajos de planificación hidráulica, en estrecha colaboración, sin duda, con otros profesionales especializados en diferentes campos. Por otra parte, nuestra experiencia nos aporta un talante aperturista para incorporar aquellos avances tecnológicos que mejoren el conjunto de buenas prácticas que venimos desarrollando desde muy antiguo. Los ingenieros de Caminos, Canales y N mico y ambiental desarrollados por equipos de prestigiosos profesionales, entre ellos, ingenieros de Caminos Canales y Puertos, siendo siempre planificaciones hidrológicas que planteaban soluciones, a largo plazo, a los problemas del agua en nuestro país, en general, una planificación para desarrollarse a lo largo de veinte años. El último Plan Hidrológico recogía, de forma especial, la situación del Mediterráneo y la del Sureste español. Bajo la protección de un completo estudio del impacto ambiental, proyectaba un trasvase de agua excedentaria del río Ebro, junto con otras posibles alternativas complementarias desde el Duero, el Tajo y el Ródano a las cuencas mediterráneas deficitarias, así como el apoyo con desaladoras en la zona de Almería, todo ello, como elemento sustancial para resolver el gravísimo déficit hídrico estructural y los problemas ambientales asociados, como son la sobreexplotación de acuíferos y la degradación del medio hídrico. En estos momentos, una decisión básicamente política y en respuesta a una promesa electoral, hace que nos encon- HERMENEGILDO ALTOZANO ESCRITOR APUNTES DE LA CASAPUERTA L perro negro se asoma al balcón y deja caer su cabeza triste y sus ojos tristes sobre las patas. Se recorta el perro contra la luz de la sala y no nos quita el ojo. Estamos quietos. Abajo. Miramos al perro y tratamos de imaginar lo que ocurre dentro. El teatro de las sombras, como el wayang de Indonesia, nos regresa- -encadenados a la noche cordobesa- -al mito platónico de la caverna. Esa sombra que se mueve- -nos parece- -quiere avisar que al perro negro le queda poco de estar al cabo de la calle. Van a cerrar el portón. Nos acercamos, entonces, a la casapuerta para adivinar los rincones del patio. Está como lo dejamos- -como lo dejaste tú- -la última vez, me dices. En el centro del patio, una maceta grande donde crece un ficus. Los tiestos con geranios que cuelgan de la pared de enfrente. Las mecedoras. Las sombras sobre las sombras. E Unos pasos arriba. El perro, que no se mueve. Hemos subido la cuesta de Bailío, desde la Judería. Atrás quedan la caminata junto al Guadalquivir y la visita furtiva a la Mezquita. Las plazuelas escondidas. Las farolas y los faroles. Mañana- -te digo- -quiero que entremos en el Patio de los Naranjos. Me guías por las calles estrechas. Nos detenemos en aquella esquina. Y cada esquina te sirve para enhebrar una historia. Es de noche. Al día siguiente, si alcanzamos a andar las mismas calles, sé que me van a resultar distintas y que no seré capaz de reconocer otra vez aquella esquina, salvo que me prestes un trozo de tu memoria. Nos sentamos en el suelo de la casapuerta, apoyadas nuestras espaldas contra el zócalo. Estamos a la espera de unos pasos. De que el perro negro rezongue. De que suene el cierre de las venta- nas de arriba. De que me pidas que volvamos a caminar junto al río. La verja- -la cancela, dices- -se interpone entre el patio y la casapuerta, como si se tratara de la línea divisoria entre dos dominios. Hasta que cierren el portón, la casapuerta será tierra de conquista. Sé, sin embargo, que no me pertenece y sólo estoy allí, temporero, sentado sobre el suelo, porque aún no han cerrado el portón. Dejo caer la cabeza hacia atrás y cierro los ojos. Esta provisionalidad no me es ajena. Hoy estás y mañana es probable que ya no estés del mismo modo. Nos llega el aire de la calle. El rumor del agua. Unas risas. Unas voces, confundidas con las risas. El día ha sido largo y la caminata también ha sido larga. Pero no importa. Estamos en la casapuerta, mendigando un receso, como ayer- -o mañana- -hubiéramos mendigado una sombra o un vaso de agua. El perro negro, yaciente aún, ni siquiera reclama una mirada. Suenan los pasos. La ventana se cierra. Las persianas, que bajan. El perro, que rezonga. Nos resistimos a abandonar la casapuerta. Y, es entonces cuando la voz que sigue a los pasos nos dice, casi al oído, sin anunciarse apenas, pasen, no vayan a quedarse ahí dormidos Puertos siempre estaremos dispuestos a colaborar y a aportar nuevas iniciativas para resolver el grave desequilibrio hídrico que sufre nuestro país. Desequilibrio estructural que es necesario acometer con una visión a largo plazo, en el que además de soluciones tradicionales es necesario buscar soluciones que conlleven avances técnicos importantes, como puede ser la desalación ó la reutilización de aguas residuales. Pero estamos ante un problema muy complejo, de difícil solución y no podemos pensar que un solo camino es suficiente ni debemos descartar- -por un criterio político sin base técnica- -otras soluciones que han jugado un papel muy importante en la planificación hidrológica de nuestro pais. El objetivo de nuestro colectivo es, en suma, alcanzar una planificación hidrológica equilibrada y eficaz, trabajando acorde a unos principios básicos de actuación que contemplan la protección del medio ambiente, la mejora de las condiciones ambientales del medio hídrico natural y la utilización de las nuevas tecnologías al servicio del equilibrio hidrológico. Nos encontramos en lo que denominamos un año seco y en lo que puede ser el principio de un ciclo de sequía, con nuestras reservas de agua al 59 por cientode la capacidad de los embalses, y ante esta situación tenemos que tomar medidas de emergencia. Medidas que tenemos que tomar cada vez que nos encontramos con un principio de sequía. Las restricciones al riego y los cortes de agua son males que nos acechan periódicamente y que habitualmente nos pillan por sorpresa. Concienciamos a los ciudadanos para que ahorren agua porque de verdad ahora, el agua es un bien escaso pero en cuanto vienen las lluvias, los ciudadanos lógicamente relajamos nuestros esfuerzos. Para evitar repetir periódicamente esta situación debemos de pensar en que ya es el momento de hacer planificaciones a largo plazo y no tener que acudir periódicamente a obras de emergencia; debemos concienciar a la sociedad que no se puede derrochar el agua, ni individual ni colectivamente, pero los técnicos y los políticos tenemos la obligación de tomar las medidas adecuadas para evitar que las sequías periódicas nos pillen por sorpresa, y ese problema solo se resuelve con la planificación. Pero todo esto lo que debemos estar pidiendo, es no solo una planificación, sino una gestión integral del agua La sostenibilidad no es solo una palabra bonita en un discurso, el desarrollo sostenible nos compromete a ser cuidadosos en el gasto del agua, tanto a nivel individual como colectivo, a suministrar un agua de calidad, a mantener unas instalaciones de tratamiento y depuración adecuadas, y a realizar una conservación de las conducciones con unas pérdidas razonables. No estamos en contra de nadie. Creemos que los políticos deben marcar los criterios, pero los técnicos también tienen un papel básico que jugar. La solución al problema del agua en España no se encontrará sin una visión a largo plazo, no condicionada por políticas coyunturales, y que debe, necesariamente, contar con la aportación técnica de todos los implicados.