Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 1 7 2005 Espectáculos 71 La pesadilla de Darwin Sin novedad en el acuario Francia Bélgica, 100 minutos Director: Hubert Sauper Intérpretes: no profesionales JAVIER CORTIJO EFE entrevista a Hubert Sauper, director documentalista La realidad duele Según el director de La pesadilla de Darwin sólo en el Congo oriental, las víctimas de la guerra en un día igualan el número de muertos del 11 de septiembre en Nueva York JOSÉ EDUARDO ARENAS MADRID. Un documental impresionante, un director galo comprometido con las injusticias sociales en Tanzania, como referencia a otras muchas existentes en el mundo. Todo es real, no hay ficción. En la década de los años sesenta y en el corazón de África, una nueva especie animal fue introducida en el Lago Victoria como otro experimento científico cualquiera: la perca del Nilo resultó ser un voraz depredador que arrasó con todas las especies autóctonas del lago. No hizo falta que pasara mucho tiempo para que el nuevo pez se multiplicara y se exportara alrededor del mundo... Con esta premisa nos llega el magnífico trabajo realizado por el cineasta Hubert Sauper, quien a sus 40 años lleva en el rostro los surcos que sus trabajos le han cincelado casi a fuego: la visión de la pobreza más absoluta, la miseria, el sida, la prostitución, los niños de la calle o la misma muerte, en ocasiones menos dura que la propia vida. Pese a todo, el azul intenso de sus ojos, como la sonrisa, no han perdido el brillo y la lozanía de alguien todavía joven. La pesadilla de Darwin le ha costado cuatro años de su vida, que él da como bien empleados si consigo llegar al público de todo el mundo contó a ABC ante su inminente estreno en España. La pesadilla de Darwin ha sido premiada internacionalmente, en todos los continentes. El negocio de venta en filetes de perca del Nilo, etiquetado a veces como mero en el primer mundo no es, sin embargo, la salvación de la población de Tanzania. La llegada de aviones cargados de otros alimentos para la población de estos países pobres sólo encubre, que el pago se realiza a cambio de armamento y munición para las guerras que tienen lugar en ese continente apunta el director. Las escenas que se nos muestran pulverizan las mentes más duras e insensibles, porque la realidad siempre es más dura que la ficción. Los testimonios de niños sin hogar que quieren ser maestros, prostitutas que sueñan con estudiar in He estado formática, pilotos estos cuatro rusos que traen en años casi sin sus aviones el material bélico, las reapenas uniones de minisconciliar el tros africanos, la vesueño dice jez como pobreza... Todo invita a la reel cineasta flexión. Le preguntamos a Sauper si alguien le ha contado que no ha podido dormir bien después de ver el documental, él responde que ha conocido ha bastantes personas que a través de las imágenes se han dado cuenta de lo fácil que les resulta vivir. Yo también he estado estos cuatro años casi sin apenas conciliar el sueño. El no dormir inspira mucho. Es mejor pensar Aunque curtido por otros documentales, considera que cada uno es una nueva experiencia. Cuando te expones a ver la vida de cierta manera tiendes a recibir más de lo que buscas y más de lo que te gustaría ver. A medida que sigues con tu vida y haciendo la película, algunas fuerzas de la lógica se te cierran y otras puertas se te van abriendo. Y ves el mercado emocional muy revolucionado. La única manera de sobrevivir ante tal situación es trabajar en tu creación para encontrar una expresión a lo que ves o a lo que deberías estar viendo. En cuanto a la perca del Nilo- -continúa- no me importa, porque miramos en cualquier parte del mundo y encontramos ejemplos similares a lo que está pasando allí Y apostilla: de hecho, cualquier producto industrial tiene un basurero en su historia El cine es un milagro No analiza el trabajo de Michael Moore, ya que no puedo decir si es mejor o peor que el mío. Es diferente. El hecho de que yo estuviera con una pequeña cámara, con un guarda nocturno y que un año más tarde lo vean millones de personas en pantalla, con la expresión tremenda de sus ojos, es significativo No se siente como una víctima al contar con poca publicidad. Sólo en un día de trabajo en Madrid me demuestra que no estoy perdido en el espacio. Soy consciente de que el instrumento que tengo en mis manos, el cine, es como un milagro Antes de dejar que descansara, todavía dijo que, en esos cuatro años hubo gente que no sabía lo que iba a hacer. Se enteraron a los dos años, al contarle mis intenciones. La realidad duele y hay que compartirla onviene preparar el terreno al documentalómano incauto que salte, de oca a oca minisalera de disfrutar de la pirotecnia ma non troppo de CSA al mismísimo corazón de las tinieblas de esta pesadilla que es en realidad pescadilla mordiente y moliente. Porque lo que aquí se cuece y caldea en crudo tiene menos matices que el hecho gestual de Tom Cruise (incluyendo Vanilla sky sencillamente, uno de los comercios más siniestros y, lo peor, habituales que hunde sus garras en la carne blanda del África profunda. Tú me das cien pescaditos sabrosos criados en el lago Victoria, y yo te mando por avión un kalashnikov barato fabricado al lado de la churrería de los yak- 42. Como se puede imaginar, el catálogo de miserias, bilis, y callejones sin salida derivados de este comercio (o merienda de negros, sin ánimo de faltar) podrían empapelar la muralla china. Así que Hubert Sauper, a pesar de ser tirolés de nacimiento, prefiere no andarse con falsetes sino sencillamente plantar una cámara en cada meandro y esquinazo del río y dejar que canten los peces voladores y caníbales. No es fácil mantener el tipo ni casi la cordura ante algunas imágenes y vidas que desfilan ante nuestros ojos miopes occidentales. Niños y madres tanzanos carcomidos por el siNo es fácil da y otras mil pestes, mantener el fantasmales prostitutipo ni casi la tas de a diez dólares cordura ante la noche sarnosos pilotos invertebrados a algunas los que sólo les funcioimágenes y na el hueso genital, vigilantes nocturnos vidas con ojos de zombi de La legión de los hombres sin alma políticos, inspectores y pastores que hacen la vista gorda... y todo tapizado por millones de esqueletos de percas del Nilo que podrían servir para renovar la imagen de cualquier diccionario en la voz panorama dantesco Y ni atisbo de denuncia, moralina o manipulación a la americana Nada de mostrar al enemigo armado hasta los dientes. Ni siquiera un casquillo furtivo. Solo un puñado de impactos visuales que dejarían el shock art de Damien Hirst a la altura de un cuadrito de miga de pan. Y lo más terrible es comprobar que, como apuntábamos arriba, la pescadilla se sigue mascando la cola cuando vemos a un pobre ciudadano piando por una guerra sanadora que echarse a la boca desdentada, puro abanderado de aquella energía de los esclavos que rimara Cohen. Como un pájaro en un alambre, sí, pero embadurnado de alquitrán y sin posibilidad de mover las alas ni mucho menos alzar el vuelo. Lo dicho, nada nuevo en el acuario estancado: el pez grande se come al chico y luego a sí mismo. Total, todos están podridos hasta las raspas... C