Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
60 VIERNES 1 7 2005 ABC Cultura y espectáculos El ex director de Fráncfort desacredita el plan catalán de excluir a los escritores en castellano Volker Neumann fue quien oficializó la invitación de la Feria del Libro a Cataluña b Neumann recordó ayer en la Universidad Pompeu Fabra que la cultura árabe llevó a la edición de 2004 a autores que escribían en otras lenguas ABC BARCELONA. El ex director de la Feria del Libro de Fráncfort, Volker Neumann, apostó ayer por una presencia plural de la cultura catalana en la edición de 2007, en la que será la invitada de honor. Neumann, que participa en un máster de edición en la Universidad Pompeu Fabra, puso como ejemplo de esta presencia plural la edición de 2004, en la que el mundo árabe fue el invitado de honor de la feria editorial más importante del mundo. El invitado de honor no sólo tiene una oportunidad, sino también una obligación al diálogo y, en el caso del mundo árabe, estuvieron representados más de veinte países aseguró el ex director de la Feria. La pregunta de ¿quién es un autor árabe? también rondó el pensamiento de muchos en la edición de 2004 y fue germen de varias discusiones previas a la Feria. Ante esta cuestión, Neumann respondió que es evidente que autor árabe es el que vive en un país árabe y escribe en árabe, pero entonces se dieron cuenta que también es cultura árabe la de aquellos escritores que viven en otros países y que aunque no escriben en árabe su producción literaria surge de sus raíces Sin caer en comparaciones entre esta cultura y la catalana, ha recordado que finalmente la decisión de que hubiera autores que escribían en árabe y en otros idiomas fue de los propios países implicados, que optaron por un concepto abierta de la cultura Volker Neumann conversa con la consellera de Cultura de la Generalitat, Caterina Mieras no, porque sería fatal que no hubiera interés en cómo se representa un país, una cultura o una literatura Para el ex director de la Feria de Fráncfort, la edición de 2007 es una clara oportunidad para la cultura catalana, como lo fue en 1976 para la literatura latinoamericana, o posteriormente para los autores holandeses. El invitado deberá decidir en última instancia cómo quiere que se vea su cultura en el mundo, y aunque el foco principal serán los autores y sus libros, la cultura también es el cine, el teatro y la música aseveró el que fuera director de la Feria hasta el pasado 1 EFE Neumann reconoce que la literatura catalana es el punto central de la Feria, pero alrededor hay muchos círculos de junio, quien añadió que son los organizadores quienes han de determinar si desean mostrar un modelo de cultura más cerrado o más abierto Neumann destaca que el invitado de honor se beneficia de un aumento de las traducciones de sus libros y autores a otras lenguas, una mayor resonancia en los medios de comunicación mundiales, una oportunidad económica para sus editores y puede además difundir su cultura con el programa La teoría de los círculos Aunque Neumann reconoce que la presencia de los libros y los autores en catalán debe ser el punto central recuerda que alrededor hay muchos círculos en los que caben muchas otras cosas. La invitada de honor es la cultura- -especificó- -y no la literatura catalana por lo que ha restado importancia a la polémica suscitada en Cataluña a raiz de la petición del Parlament de que la delegación oficial catalana en la Feria de Fráncfort sólo incluya autores que escriben en catalán, soslayando la diversidad de la industria editorial en esta región y desdeñando la riqueza de una cultura bilingüe. Neumann, consciente de que llueve sobre mojado, ha asegurado que estas discusiones no son un fenómeno nuevo y nunca hemos tenido un invitado sin estos problemas, algo que es bue- FRÁNCFORT NO ACEPTA EXCLUSIONES MIQUEL PORTA PERALES l señor Neumann se le entiende todo: la Feria de Fráncfort considera inaceptable que la cultura catalana, invitada en la edición de 2007, esté representada únicamente por escritores en lengua catalana. Por fin se ha impuesto el sentido común. El señor Neumann es capaz A de aceptar evidencias que el nacionalismo catalán- -obsesionado con la afirmación heráldica de una identidad propia -no acepta: que en Cataluña hay dos lenguas comunes y que los catalanes se expresan y escriben habitualmente e indistintamente en esas dos lenguas, que para más señas son el catalán y el castellano. O el castellano y el catalán. Siendo ello así, ¿por qué el castellano ha de quedar excluido o marginado en Frankfurt? Por lo demás, el señor Neumann también debe pensar lo siguiente: si cuando se invitó a India, Suiza, y las culturas árabe y de América Latina asistieron las diversas lenguas allí habladas, ¿por qué Cataluña ha de ser la excepción? Si bien se mira, las palabras del representante de la Feria de Fráncfort, más allá de la exigencia formal de representación, contienen una triple lección. Sociolingüística: no se puede confundir territorio y lengua. Democrática: los derechos no son de las lenguas, sino de los hablantes. Y política: el Parlament de Cataluña hizo el ridículo al aprobar una moción que establecía que el catalán era el identificador único de la literatura catalana. ¡Qué curioso que sea un alemán quien recuerde semejantes obviedades!