Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 Madrid VIERNES 1 7 2005 ABC SE DICE SE COMENTA COMUNIDAD Y CÁMARA, MÁS CERCA No había buen feeling entre el Gobierno Aguirre y la actual directiva de la Cámara de Comercio. Ya es conocido que las buenas vibraciones entre Gallardón y Fernández- Tapias escocían en Sol. Pero tampoco era cuestión de devorarse por el camino durante más tiempo. De ahí que recientemente, con mesa y mantel de por medio, Esperanza, Ignacio González y el presidente de la Cámara madrileña hayan limado asperezas que frenan de momento algunos impulsos de relevo. MADRID AL DÍA TELEMADRID, OBJETIVO PSM Si la sanidad se ha convertido en una lanza socialista contra el PP en la Comunidad madrileña, los asesores de Simancas quieren rentabilizar otro filón. Se trata de Telemadrid. Y para guiar este táctica nadie mejor que Miguel Ángel Sacaluga, experto en materia de comunicación sobre todo audiovisual, que ayer mismo ponía el grito en el cielo por el tratamiento televisivo a su jefe. Llueve sobre mojado en la pugna entre el canal autonómico y el partido de la oposición. EL HOMO ZEROLO IGNACIO RUIZ QUINTANO LA OPINIÓN DEL LECTOR Pueden dirigir sus cartas a esta sección: Correo: C Juan Ignacio Luca de Tena, 7. 28027 Madrid Fax: 917 424 104. Correo electrónico: madrid abc. es Esto parece una sauna Les escribo para informar que, como la mayoría ya sabemos, hay muchos trenes del metro de Madrid que no tienen aire acondicionado y como somos pocos... Es horrible en verano el calor que se forma y el olor a humanidad. Por favor, un poco de dignidad para todos, que pongan aire acondicionado en todos los vagones. Ana Alba Plazas en colegios He solicitado plaza para mi hija en un colegio concertado por la Comunidad de Madrid. Al rellenar la solicitud no indiqué los ingresos familiares, ni entregué certificado de Hacienda. Esto crea una situación de empate con JAIME GARCÍA ABCrossing He seguido el ABCrossing estos días y lo estoy practicando. He dejado ya una decena de libros, para que abandonen las estanterías y sean compartidos. Es fabuloso que ABC haya tomado esta iniciativa. Manuel J. Agudo otras solicitudes de las mismas características que solo puede ser resuelta mediante sorteo público según la norma publicada por la Consejería de Educación. Al darme cuenta del error en la solicitud me indicaron que el colegio se encargaría de llamarnos para recabar datos sobre ingresos. Nunca lo hicieron. Cual no será mi sorpresa cuando veo que en la lista definitiva publicada por la Comunidad hay treinta solicitudes con los mismos puntos detrás de la de mi hija. Y me consta que también hay alumnos admitidos en la misma situación que mi hija. Es claramente una situación que no se puede dar sin vulnerar los criterios de admisiones establecidos por la Comunidad de Madrid. Al final a mi hija no la han admitido en los centros solicitados ni en ningún otro. Cuando la justicia resuelva el caso ya habremos gastado una importante cantidad de dinero en colegios privados. Enrique Castillo DIMES Y DIRETES SUÁREZ, DOCTOR HONORIS CAUSA H cepcional. e visto repetidas las imáRealicé su presentación a tragenes los días pasados. vés de una laudatio que construí Un Adolfo Suárez recicon todos los ingredientes de adbiendo bajo la Presidencia de miración que me suscitaba el PreS. M. el Rey el Doctorado Honosidente Conocí su vida y su obra a ris Causa de la Universidad través de escritos y opiniones de Complutense. No fuí pródigo en RAFAEL otros pero fue el trato personal y el otorgamiento de esta distinPUYOL cercano el que me dio la idea cabal ción a miembros de la clase políde su inconmensurable valor. tica, por muchos méritos que huFue una ceremonia brillante, la pribieran albergado. Siempre pensé que la mera que tuvo de esta clase, en la que un Universidad debe reconocer la excelenSuárez emocionado, acabada su intercia alcanzada en ambitos no estrictavención y arropado por familiares, polímente academicos, pero para eso tiene ticos, amigos y académicos, me abrazó otros medios y otros instrumentos. mientras me decía Nunca olvidaré este Pero Suárez ha sido (es) un caso ex- día Me has devuelto la estima No le devolví nada. Fui simplemente un instrumento de lo que la primera Universidad española y muchas personas dentro de ella, quisieron reconocerle. Una trayectoria honesta, entregada y decisiva para incorporar a este país a la democracia y la modernidad. Creo que la deuda de nuestra sociedad con Suarez y con el Rey es de la que, por muchos esfuerzos que hagamos, nunca lograremos pagar del todo. Pero la Historia que es mas generosa lo hará. Nos vimos después muchas otras veces. Venía a comer al Rectorado, o nos reuníamos en su casa para hablar de historia, de política, de Universidad, de sus anhelos y dudas. Eran conversaciones largas que se prolongaban hasta la madrugada a veces, con la presencia de Amparo. Tuve el privilegio de conocer al Suárez más humano que me honró (lo hace todavía) con una amistad que conservo como una de mis referencias vitales. No sé si con la Ceremonia Académica logramos devolverle el reconocimiento que él agradecía. Yo creo que es más importante tener el respeto que la admiración de las personas. Por eso, aquel Doctorado fue, ante todo, un acto de homenaje a su persona, a su obra, a su familia, a su vida. R. Puyol, ex Rector de la Universidad Complutense el Vogue al Zero pasando por el BOE: he aquí la sociedad de la información que tenemos en Madrid, capital del homo zerolo es decir, el hombre nuevo por todas las revoluciones prometido. Hablamos, pues, de un arquetipo. El homo zerolo es lo que en psicología de Internet se llama un Tirano de la Trona: esa criatura caprichosa que llora, que patalea y que tira el yogur de tropezones y la cuchara de plata al suelo para mantener permanentemente ocupada la atención de cuantos la rodean. Y no rasquen ustedes más. No hallarán en el homo zerolo a un frecuentador de los clásicos hablando de cómo Solón prohibió para los esclavos el erotismo homosexual por juzgarlo demasiado elevado para ellos. Tampoco lo sorprenderán explicando cómo Platón sostiene en El banquete que las parejas de amantes homosexuales serían los mejores soldados. El homo zerolo pasa por ser el hombre nuevo de la sociedad de la información, pero toda la información que maneja es la portada de Rebelión sobre la cual mariposea con la intención de encontrar alguna frase de camiseta con que asustar a las viejas. En los artículos de fondo de esa publicación humorística, el homo zerolo no entra. En la historia de las ideas políticas, el homo zerolo sería aquel judío recalcitrante que aparecía en La vida de Brian reclamando su derecho a tener niños sin útero, sólo que el judío recalcitrante gastaba un sentido del humor que, desde luego, no gasta el homo zerolo siempre inclinado al vinagre. Esto se nota en la forma de despreciar que el homo zerolo emplea contra quienes no asimilan la sociedad de la información vigente: del Vogue al Zero pasando por el BOE. Todo grupo despreciado es visto como una amenaza por aquellos que lo desprecian, y éste, precisamente, es el prejuicio que se abate contra ese colectivo feo, católico y heterosexual al que el homo zerolo tiene declarada la guerra. Oiga, oiga protestará aquí el homo zerolo ¡Querrá decir usted la paz! No, señor: Sila, Ricardo Corazón de León y el Gran Condé, por citar a lo que entonces se decía tres invertidos tremendos, fueron guerreros, no hippies pancarteros. D