Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 Internacional VIERNES 1 7 2005 ABC Tiene 28 años, es una bella mujer de ojos negros y profundos, soltera, madre de un hijo y amante del rock... Especialista en secuestros, es la única francotiradora de la Policía colombiana. Cuando los hombres averiguan cómo se gana la vida, huyen dulcemente Nikita la viuda negra TEXTO Y FOTO ALEJANDRA DE VENGOECHEA. CORRESPONSAL BOGOTÁ. Jura que cuando los mata no les mira a la cara: ...O él o yo dice cuando explica qué siente al hacer diana. Le pagan 523 dólares al mes por no fallar... tres veces el salario mínimo. Es la única francotiradora de la Policía colombiana. Sobre los secuestradores- -sus blancos- -tiene una hipótesis: El hombre es malo porque la sociedad lo corrompe... Cree que habrá secuestros mientras haya pobreza, hambre y dinero fácil. El secuestro es difícil de erradicar Tiene razón. Desde que el industrial Oliverio Lara, el primer secuestrado muerto en cautividad, apareció enterrado bajo su propia casa en 1965, este delito no remite en Colombia. Según la Fundación Antisecuestro Nueva Esperanza desde 1999 al menos 13.000 personas han sido secuestradas. Lo peor que he visto es el caso de un niño de ocho años que apareció descuartizado en tres trozos. Los secuestradores enviaron grabaciones a sus padres con la voz del pequeño. Lo asesinaron el mismo día en que lo secuestraron, pero mantuvieron la mentira, cuenta el coronel Humberto Guativonza, subdirector de la Antisecuestro. Piensa que se frenará este delito en diez años. Mantener a alguien retenido requiere mucha preparación. Es más rentable y menos engorroso negociar un kilo de cocaína (a 22.000 dólares en EE. UU. Nikita o la Mona como le llaman, es capaz de hacer blanco a 500 metros. Trabaja con Guativonza en el Grupo de Acción Unificada por la Libertad de Personas (Gaula) el comando antisecuestro de elite creado hace siete años. Mil hombres que deben liberar a las cerca de 300 personas que permanecen bajo secuestro. Ha habido avances significativos en 2004: este delito disminuyó un 60 por ciento. Nos ha ayudado el sexto sentido femenino. En un secuestro más que el rescate lo que importa es la investigación. Sin información precisa no hay liberación dice Guativonza. Partidario de las mujeres en la Policía, dice que se infiltran muy bien, manejan con pericia los casos. Nikita es inteligente, calculadora y con sangre fría. Hay que verla sobre el terreno. Es impresionante Eres un gato, un gato le instruían los oficiales estadounidenses que la entrenaron mes y medio hasta convertirla en francotiradora de elite. Aprende de ese animal: localiza a su presa, se acerca, mira por dónde va a salir y espera inmóvil, nada le desconcentra En eso pensaba emboscada con su fusil del 5,56, tras veinte días de perseguir a un grupo de secuestradores. La llamaron de noche. Duerme con el equipo listo. Guantes, casco, granadas, botiquín, cantimplora, antibalas, Nikita en uniforme de faena, muestra sus herramientas de trabajo maquillaje... 25 kilos de equipo y media hora para llegar al comando. Se despidió de su hijo de siete años- soy mamá soltera -y salió de madrugada. penumbra es dantesco: ancianos moribundos, mujeres enterradas con un agujero para respirar, niños encerrados en un retrete llamando a su madre. El 40 por ciento de los secuestros termina en asesinato. Es difícil llegar a tiempo. Investigamos durante meses De todas las personas que ha liberado, Nikita recuerda a un hombre. Estaba desnudo, amarrado a un árbol. No había comido, lo habían lacerado todos los insectos tropicales, se había mojado con la lluvia y achicharrado al sol... Un muerto viviente valorado en 50.000 dólares. Cuando nos vio, lloró en silencio. No habló en meses Repite que es fuerte, que tiene el corazón endurecido. Mi precio, no volverme a enamorar. Los hombres me tienen miedo. Cuando saben que soy francotiradora se retiran dulcemente Siempre quiso ser policía porque me gustan las cosas difíciles Al mirar sus ojos negros entiendes que una casa humilde, una mamá ocupada y un padre ausente le exigieron ser fuerte, soportarlo todo. Sólo teme a las alturas y a no regresar de alguna misión porque jamás quisiera faltarle a mi hijo pero sabe que quizá no lo logre. Prefiere pensar en que algún día se irán a Canadá y pescarán salmón. Eso la mantiene viva. No dudar nunca Caminó ocho horas bajo la lluvia el día fijado para el rescate de un comerciante. Lo más importante de este trabajo es no dudar nunca. Si dudas tan sólo un poco, se corta la operación de inmediato Protegida por 80 hombres abrió la puerta, rastreó el lugar- se mira a las manos, no a los ojos. Si se buscan los ojos... ellos atacan primero Los secuestradores acababan de salir. Ha pasado un año desde entonces. El comerciante sigue secuestrado. Ha sido su misión más difícil desde que a sus 23 años, en 1995, ingresó en la Policía. Y es que la mayoría de los casos terminan en una gran acción. A la voz de ¡Al suelo, somos de la Policía y venimos a liberarlo! lo que emerge de la La Mona piensa que algún día se irá con su hijo a Canadá y pescarán salmón. Eso la mantiene viva