Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 VIERNES 1 7 2005 ABC Internacional La Policía israelí se disponía ayer a asaltar el hotel Palm Beach en el sur de la Franja, donde familias enteras de colonos permanecían atrincheradas AP Israel sella por vez primera en su historia la entrada de los asentamientos judíos de Gaza Colonos, estamos hartos de vosotros tituló ayer la Prensa hebrea de Seguridad israelíes desalojan sin heridos el bastión de Gush Katif, en el que se habían atrincherado decenas de ultranacionalistas JUAN CIERCO. CORRESPONSAL JERUSALÉN. Por primera vez desde su creación, los asentamientos judíos de Gaza se han sellado a cal y canto salvo para sus residentes permanentes. Así lo decidió ayer el Ejército de Israel, con el lógico visto bueno de su Gobierno, ante la llegada continuada de extremistas judíos, dispuestos a atrincherarse en la zona apenas seis semanas antes del comienzo de la evacuación. La violencia se había disparado en los últimos días, sobre todo en los alrededores del hotel Palm Beach renombrado Fuerte del Mar por los ultranacionalistas allí encerrados, y en el barrio palestino de Al Masawi, donde los enfrentamientos se endurecían con el paso de los días. b Las Fuerzas El paso de Kissufim, la puerta a las colonias judías de Gaza, fue tomado por el Ejército y la Policía israelíes. Sólo los residentes de los asentamientos de la zona tenían derecho a entrar o salir, previa coordinación con los mandos militares. Pero dentro la tensión seguía en alza. Las horas avanzaban y los colonos y ultraderechistas del partido racista antiárabe Kaj no cedían a las presiones del Ejército, ansioso por desalojar un hotel hace tiempo abandonado a su suerte pero convertido en bastión y símbolo de los opositores radicales al Plan de Desenganche de Ariel Sharón. A primera hora de la tarde, los mandos policiales dieron al fin la orden de asalto, después de llegar a un acuerdo con los atrincherados para aparcar la violencia por ambos bandos. La mayoría de los colonos se rindió sin oponer resistencia y salió por su propio pie. Varias familias, hombres, mujeres, niños y bebés encabezaron la marcha pacífica entre enormes medidas de seguridad. Pero no todos aceptaron el punto y final de un encierro que había durado demasiados días ante la falta de determinación de las autoridades. Con ellos sí tuvieron que emplearse a fondo los agentes, que entraron en el edificio con la ayuda de escalas, tomaron la azotea y el restaurante, donde se encontraba la mayor parte de los atrincherados, y registraron una por una las habitaciones. Los judíos no expulsan a judíos Algunos se habían esposado a los muebles del hotel. Otros se opusieron con fuerza a su desalojo. Varias mujeres fueron sacadas en volandas con sus bebés y los biberones en brazos, mientras gritaban, ellas también, los judíos no expulsan a judíos Imágenes que a buen seguro causaron su particular impacto en una opinión pública ca- La aviación israelí bombardea distintas posiciones de la guerrilla de Hizbolá en el sur del Líbano da día más hastiada de lo que se avecina. Como detalle significativo, el titular del diario de mayor tirada en Israel, el Yedioth Ajronoth: Colonos, estamos hartos de vosotros o el del rotativo de Tel Aviv, Maariv: Los opositores a la evacuación de Gaza se han disparado una bala en el pie Y no dejaron de hacerlo tampoco, erre que erre, a la entrada de las grandes ciudades y en distintas autopistas, otra vez bloqueadas a golpe de barricadas naranjas. Disparos simbólicos en la Franja mediterránea, donde las fuerzas del orden no utilizaron armas, y disparos reales en el norte de Israel, donde los incidentes con la guerrilla libanesa proiraní de Hizbolá se sucedieron a lo largo de toda la jornada. Por la mañana, dos milicianos de Hizbolá fueron rechazados a tiro limpio por los soldados cuando penetraron en territorio israelí. Por la tarde, la aviación bombardeó distintas posiciones de Hizbolá en el sur del Líbano. Horas antes habían sobrevolado territorio libanés y lanzado octavillas lla-