Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 1 7 2005 Nacional 23 Tres hermanos, el mayor de cinco años, mueren al incendiarse su casa en Barcelona La madre de los fallecidos y su cuarto hijo, una niña de un año, heridos leves que el fuego comenzó cuando los pequeños jugaban con un mechero y prendieron algún objeto, según los vecinos; la mujer pudo quedarse dormida J. GUIL BARCELONA. Una familia devastada por las llamas, provocadas- -a falta de versiones oficiales definitivas- -por una chiquillada. Salvador, Diego y Gabriel, tres hermanos de 2, 3 y 5 años, fue el resultado trágico del incendio que se produjo en el comedor del piso donde vivían, en Hospitalet de Llobregat (Barcelona) Cuando se inició el fuego, la madre de los tres menores fallecidos, Montserrat R. M. de 23 años, se encontraba en la vivienda con ellos y junto a su otro hijo, una niña de un año llamada Marisol. Ambas resultaron heridas leves por inhalación de humo y al cabo de pocas horas del suceso fueron dadas de alta, tras ingresar en el Hospital San Juan de Dios de Barcelona. En el momento de los hechos, el marido de Montserrat, Salvador J. estaba trabajando. Los Mossos d Esquadra y los Bomberos de la Generalitat, así como la consejera de Interior del Gobierno autonómico, Montserrat Tura, quien acudió al lugar del siniestro, no quisieron confirmar oficialmente las causas del incendio a la espera de concluir sus investigaciones. Con todo, varios vecinos comentaron a ABC que el fuego se produjo porque los tres menores estab Se cree El Ayuntamiento ofrecerá ayuda a la familia La familia que formaban Salvador, Montserrat y sus cuatro hijos era atendida por los servicios sociales municipales de Hospitalet del Llobregat y estaba a la espera de recibir un piso de protección oficial, informó Efe. Según explicó el alcalde de la localidad, Celestino Corbacho, la familia, de origen gitano, tenía escasos recursos y por eso era prestataria de servicios sociales municipales. Estaban en lista de espera para un piso de protección oficial señaló el primer edil, quien anunció que el ayuntamiento estudiará decretar luto oficial por la muerte de los tres niños. Corbacho ordenó ayer a los servicios sociales municipales ponerse a total disposición de la familia para ayudarles a asumir este golpe y avanzó que hoy reunirá a la junta de portavoces del ayuntamiento para concretar las medidas de apoyo a la familia. Salvador, Montserrat y sus cuatro hijos vivían en el piso de L Hospitalet desde hacía un par de años, según relataron sus vecinos. ban jugando con un mechero y prendieron fuego a algún objeto, posiblemente un colchón. En este sentido, fuentes próximas a la investigación señalaron a ABC que la hipótesis más probable es que la madre se quedara dormida y no se diera cuenta de que sus tres hijos mayores estaban jugando con un encendedor. Además, descartan otras posibilidades, como la de un cortocircuito. Rápido y letal El incendio se declaró minutos antes de las 13.30 horas en el 1 2 del número 16 de la calle Tel luri, en Hospitalet. Empezó en el comedor y se extendió muy rápidamente al resto de la vivienda. No afectó al resto del inmueble, cuyos vecinos pudieron regresar a sus casas tras las labores de extinción. El humo alertó a los vecinos del inmueble, que llamaron a los servicios de Emergencias. Varios vecinos y yo mismo intentamos abrir la puerta del piso a golpes, con un extintor, pero no pudimos. Fuimos a por un mazo, pero entonces llegaron los bomberos relató a ABC Emilio Puertas, que vive en el piso de arriba del siniestrado. Los Bomberos tardaron cinco minutos en llegar y encontraron a la madre de los niños fallecidos y a su hija menor en el balcón. La mujer, en estado de shock fue incapaz de explicar cuántos menores había en el piso. Madre e hija pudieron ser rescatadas, pero lo peor estaba por llegar porque aún no habían aparecido las víctimas. Los tres pequeños, según explicó la consejera Tura, se escondieron en El incendio comenzó en el comedor del inmueble E. CARRERAS Los pequeños, asustados por las llamas, se refugiaron en las habitaciones sin que la madre lo advirtiera sus habitaciones asustados por el fuego, lo que dificultó aún más su rescate. Los tres estaban en situación crítica, con quemaduras en más de un 90 por ciento del cuerpo y con intoxicación por inhalación de humo. Tras estabilizarlos, el personal sanitario del 061 trasladó a los menores al Hospital Valle de Hebrón de Barcelona, pero pocas horas después fallecieron a a causa de la gravedad de sus lesiones.