Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 30 6 2005 37 Madrid Un aparatoso incendio en el polígono industrial de Daganzo causa una gigantesca columna de humo Su acompañante, presa de los nervios, intentó taparle la herida, pero sin éxito. El regente de un bar cercano avisó a la Policía cuando escuchó los gritos de la reyerta. En el barrio no son raras las disputas entre ciudadanos chinos, muy numerosos en la zona. Agentes de la Brigada Judicial peinaron el lugar, tomaron huellas y registraron las papeleras cercanas. Encontraron varios casquillos de bala. Operación Carnicería Aunque la Policía, al cierre de esta edición, aún no había practicado ninguna detención, le sigue la pista a tres ciudadanos de nacionalidad china vinculados a una red de extorsionadores. Se maneja la posibilidad de que sean viejos conocidos de las Fuerzas del Orden, ya que en el mismo punto donde se produjo el asesinato de ayer se encuentra un conflictivo karaoke, también de origen chino, que hace dos años fue objeto de la denominada operación Carnicería En ella fueron detenidas cuatro personas, acusadas de extorsionar y agredir a compatriotas chinos. La banda le había amputado la mano con una katana a una de sus víctimas y a otra le había cortado un ojo en el mencionado local, llamado Do Re Mi. Asimismo, los integrantes de la red se dedicaban al cobro de deudas ajenas, para lo que utilizaban matones a sueldo y agredían a sus compatriotas por encargo. Estos hechos no son una pura coincidencia. De hecho, los agentes estuvieron ayer inspeccionando las inmediaciones del karaoke, que estaba cerrado a la hora de los hechos, y tomaron huellas de la primera puerta del local, que estaba abierta. En la planta superior del establecimiento se encontraba una discoteca frecuentada por ciudadanos de nacionalidad extranjera y que más de un dolor de cabeza había causado a los vecinos, debido a peleas y al ruido hasta altas horas de la noche. Ayer apenas querían dar su opinión por lo sucedido. El miedo se palpaba en el barrio. Aun así, la Policía ha llamado a declarar a varias personas y vecinos que se encontraban en el lugar en el momento de los hechos, y que pudieron presenciar el asesinato de Song. La esposa del fallecido sufrió una crisis nerviosa al llegar al lugar donde había caído su marido. Un agente policial inspecciona el cadáver del hombre asesinado ayer en las inmediaciones de la plaza de España JAIME GARCÍA Muere fulminado de un disparo en el cuello un delincuente chino tras un ajuste de cuentas Tres compatriotas le atacaron por una extorsión junto a un conflictivo karaoke años, la Policía detuvo a los integrantes de una red de extorsionadores chinos en el lugar donde murió ayer Song Yue, que había sido detenido cinco veces C. HIDALGO M. J. ÁLVAREZ MADRID. Una vez más, las inmediaciones de la calle del Maestro Guerrero (Centro) a las espaldas de la plaza de España, fueron escenario de una tragedia. El ciudadano de origen chino Song Yue, de 32 años, cayó fulminado b Hace dos ayer, al filo de las tres de la tarde, de un tiro en el cuello. La muerte le sobrevino de manera casi instantánea. El fallecido había estado detenido en cinco ocasiones por infracción de la ley de extranjería, amenazas, falsificación, estafa y reclamación de un juzgado. El Grupo VI de Homicidios se puso de inmediato manos a la obra y trabaja con el ajuste de cuentas a manos de una banda de extorsionadores como posible móvil. Los hechos ocurrieron, según la Jefatura Superior de Policía, en la esquina de la calle de los Reyes con la del Maestro Guerrero. La víctima solía bajar a comer a un restaurante chino situado en ese punto, ya que era vecino de la zona. De hecho, su vivienda, aunque situada en el número 2 de la plaza del Conde Toreno, daba justo enfrente al lugar donde cayó muerto. Iba acompañado de un amigo suyo, compatriota, cuando les asaltaron otros tres hombres, en principio, también chinos. En ese momento, se desencadenó la reyerta, que terminó con un disparo que produjo a Song un orificio de entrada que afectó a la yugular y a la carótida. Murió en el acto.