Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 Internacional JUEVES 30 6 2005 ABC El marido de la presidenta filipina, acosado por corrupción, abandona el país Una grave crisis amenaza con derribar al Gobierno de Gloria Macapagal Arroyo la dimisión de Arroyo, tras difundirse una cinta en la que presiona a un comisario electoral durante las elecciones de 2004 para obtener la victoria PABLO M. DÍEZ. CORRESPONSAL PEKÍN. Los escándalos políticos han vuelto a aparecer en la siempre convulsa Filipinas, la antigua dictadura asiática a la que la democracia sólo ha traído violentas asonadas militares y actores de tercera fila convertidos en presidentes. Cuando parecía que el país avanzaba con firmeza en el sendero de la normalización, de la mano de su presidenta, Gloria Macapagal Arroyo, ha estallado en el país una nueva crisis política que amenaza inequívocamente con derribar a su Gobierno y que, de momento, ya se ha cobrado su primera víctima. Se trata esta vez del propio marido de la presidenta, José Miguel Arroyo, popularmente conocido como el polémico Mike, que, acosado por varios casos de corrupción que le implican en el cobro de comisiones a los sindicatos del juego, se ha visto finalmente obligado a abandonar el país para no poner aún en mayor compromiso el futuro político de su esposa. b La oposición pide zar la difusión del recuento, que ya había concluido. Unas excusas que, desde luego, no han sido admitidas por la oposición, que ya ha pedido elecciones anticipadas e incluso considera exigir la destitución de la presidenta. Legalmente, no parece que los rivales de Arroyo lo vayan a tener demasiado fácil, puesto que el Parlamento estudia la legitimidad de la cinta, que fue grabada de manera clandestina por los servicios de Inteligencia y cuya difusión ha sido prohibida por el Ejecutivo. Además, Arroyo cuenta con la mayoría suficiente en las dos Cámaras del país como para frenar cualquier iniciativa de los opositores. Sin embargo, lo que la presidenta no podrá impedir es la movilización popular en las calles, que puede aprovechar la ocasión para protestar también con- Gloria Arroyo junto a su esposo durante la toma de posesión en 2004 tra los altos precios de la gasolina, el enorme déficit presupuestario y los graves problemas de seguridad que sufre este archipiélago formado por más de 7.100 islas del Pacífico. AFP Cabeza de turco Para evitar dichas manifestaciones, Arroyo ha ofrecido como cabeza de tur- co a su marido José Miguel, quien se exiliará, según desveló uno de los colaboradores de la jefa de Estado, en San Francisco. Mi familia hará este gran sacrificio para que yo pueda servir al país continuando con mi programa de reformas concluyó Arroyo, quien no tiene intención alguna de dimitir, al menos de momento. EE. UU. dice que puede derrotar a Corea del Norte aunque posea el arma nuclear P. M. D. CORRESPONSAL PEKÍN. Aunque Corea del Norte tenga una o varias armas nucleares, no cambia el equilibrio de la Península. Momentos difíciles No en vano, Gloria Macapagal se enfrenta a uno de los momentos más difíciles de todo su mandato desde que, hace tres semanas, salió a la luz una cinta magnetofónica altamente comprometedora que podría llegar incluso a costarle el puesto. En dicha grabación, ilegal, se escucha a una mujer, con una voz muy parecida a la de la presidenta, presionar a uno de los comisarios electorales durante los comicios celebrados el año pasado para asegurarse la victoria por un margen de un millón de votos. Y es que, precisamente, ésa fue la diferencia que separó a la candidatura de Arroyo del segundo aspirante a la presidencia, el popular actor Fernando Poe Jr. que falleció en diciembre a causa de un derrame cerebral. Tras haber permanecido todo este tiempo en silencio, la presidenta de Filipinas no tuvo más remedio que admitir anteayer en un discurso televisado que, efectivamente, telefoneó al comisionado electoral Virgilio Garcillano, pero negó tajantemente que hubiera amañado la votación. Reconozco que hacer esa llamada fue una falta de juicio se disculpó Gloria Arroyo, quien aseguró que, sin embargo, su conversación no influyó en el resultado de las elecciones y que sólo pretendía agili- Estados Unidos y Corea del Sur tienen la habilidad suficiente para impedir la agresión de Pyongyang y derrotarlo definitivamente si se convirtie- ra en una seria amenaza En una entrevista con una radio local, se mostraba ayer así de confiado el general Leon LaPorte, al mando de los 32.500 soldados norteamericanos que permanecen al sur del Paralelo 38 desde el fin de la guerra en 1953. Con tan explosivas declaraciones, el militar norteamericano incrementa un poco más la tensión atómica que se vive en la región y confirma oficialmente lo que el régimen norcoreano anunció en: que dispone de la temida bomba. Como mínimo, tienen una o dos armas nucleares dijo LaPorte, que explicó que la dictadura asiática, una de las más herméticas y pobres del planeta, sigue desarrollando su misil balístico intercontinental Taepodong- II, que podría lanzar una cabeza nuclear a algunas zonas de EE. UU. si concluyera su tercera fase En este sentido, la República Democrática Popular de Corea ya cuenta con misiles Rodong de alcance corto y medio que no sólo apuntan a su vecina del sur, sino que hasta podrían golpear la mayor parte de Japón. Así quedó demostrado cuando, en 1998, Pyongyang probó un proyectil del tipo Taepodong- I que, con una autonomía de 2.000 kilómetros, sobrevoló Japón e hizo saltar todas las alarmas en esta zona del Pacífico. A pesar de sus bravuconadas militares, la paupérrima Corea del Norte ha modulado su discurso durante las últimas semanas e incluso ha planteado la posibilidad de abandonar su programa nuclear y de retomar las negociaciones sobre desarme, que comenzaron en agosto de 2003 e incluían a EE. UU. Corea del Sur, China, Rusia y Japón.