Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 JUEVES 30 6 2005 ABC Internacional Oleada de críticas a Bush por utilizar el 11- S para justificar la necesidad de seguir en Irak Debemos vencer a los terroristas fuera, antes de que nos ataquen en casa proclamó el presidente b George W. Bush define Irak como el principal frente de la guerra contra el terrorismo. No habrá fecha para la retirada de las tropas hasta que se cumpla la misión MERCEDES GALLEGO. CORRESPONSAL NUEVA YORK. Bin Laden y el 11- S volvieron el martes al discurso del presidente Bush para justificar su presencia en Irak, tras seis meses de descanso en los que Washington había preferido explotar el éxito electoral de enero. Un retorno que ha desatado airadas críticas entre analistas y opositores. En su editorial de ayer, el diario The New York Times decía no haber albergado esperanzas de que el presidente se disculpase por la desinformación con la que condujo al país a la guerra, pero esperábamos que resistiese la tentación de agitar una y otra vez la bandera ensangrentada del 11- S para justificar la guerra, en un país que no tenía nada que ver con los ataques terroristas Bush no entró en esos detalles. Con su popularidad a la baja en las encuestas y el creciente clamor que pide el fin de la presencia estadounidense en Irak, su mensaje dejaba a sus ciudadanos sin alternativas: Sólo hay una acción posible contra ellos (los terroristas) sentenció; vencerles fuera antes de que nos ataquen en casa Para el presidente norteamericano, Irak es el último campo de batalla de esta guerra contra el terrorismo. Bush se refirió tácitamente a sus críticos, al recordar que algunos se preguntan si se está luchando contra la organización terrorista en el lugar ade- George W. Bush al finalizar su discurso a la nación, en la noche del martes, en la base de Fort Bragg (Carolina del Norte) cuado, pero los terroristas no tienen dudas Para demostrarlo, parafraseó al millonario saudí en uno de sus discursos a los yihadistas que van a Irak. El mundo entero está observando esta guerra leyó Bush al recordar a Bin Laden. Es victoria y gloria o miseria y humillación Pese a que la Casa Blanca había adelantado que precisaría su estrategia en Irak, el discurso no AP El inquilino de la Casa Blanca pidió que, este 4 de julio, todos los ciudadanos saquen sus banderas a la calle en apoyo al sacrificio de los marines en Irak ofrecía más que su determinación por continuar la batalla hasta donde sea necesario, pero ni un día más Sus palabras estaban pensadas para calmar la ansiedad de la opinión pública, que más de dos años después y camino de las 2.000 vidas perdidas, se pregunta si la invasión valió la pena. Bush llegó a la base de Fort Bragg prearado para contestar las dudas que mor- RAMÓN PÉREZ- MAURA BUSH Y KERRY, EL DE ZAPATERO l discurso del presidente Bush en la madrugada de ayer- -hora europea- -demuestra una vez más que europeos y americanos somos de y estamos en Venus y Marte. La reacción a este lado del Atlántico es que Bush tuvo que reconocer que todo lo que ha hecho en Irak ha sido un desastre y que conviene ir preparándose para un cambio de estrategia. Se lo hemos oído ayer a personalidades de todo el espectro ideológico. En cambio, E allende los mares pesan más frases del presidente Bush como los terroristas pueden matar a los inocentes, pero no pueden frenar el avance de la Libertad. La única forma que nuestros enemigos tendrán de alcanzar el éxito será que olvidemos las lecciones del 11- S, si abandonamos al pueblo iraquí en manos de gente como Al- Zarqawi O también Luchamos contra hombres con un odio ciego. No usan uniforme. No respetan las leyes de la guerra o la moralidad. Intentan someter nuestra voluntad en Irak, como intentaron hacerlo el 11- S. Fracasarán Donde más se nota la diferencia entre ambos lados del océano es en la reacción a la afirmación de Bush de que no conviene comprometer un número superior de tropas porque lo que hace falta es que los iraquíes sean capaces de hacerse cargo de su propia seguridad. Frente a eso, el senador John Kerry, aquel que según Rodríguez Zapatero iba a comprender la retirada española de Irak, ha reaccionado diciendo que las fronteras iraquíes siguen siendo porosas y que no tenemos suficientes tropas allí O sea, que hace falta comprometer más hombres. Igualito que ZP. Mas no es Kerry un demócrata que esté solo en esa posición. El senador Jo Biden asumió la misma posición: Le voy a mandar al presidente el teléfono de los generales y oficiales que acabo de ver en Irak. No hay suficiente fuerza sobre el terreno ahora para montar una contraofensiva Es decir, mientras los europeos critican a la Administración Bush por el uso de la fuerza en Irak, sus oponentes demócratas creen que hace falta mayor uso de la fuerza. El divorcio es creciente. El intento del Gobierno norteamericano de promover la democracia, que según explicó Condi Rice la semana pasada ahora afecta también a Egipto y Arabia Saudí, no merece mayor atención. La causa de la democracia ya no nos interesa si es la única potencia quien la promueve. Tampoco es novedad: nunca nos interesó cuando con mayor o menor acierto intentó hacerlo en otros lugares- -como Cuba. ¿Será cuestión de esperar a que las dictaduras caigan por su propio peso?