Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 Nacional TRAS LAS ELECCIONES GALLEGAS LA NEGOCIACIÓN PARA EL GOBIERNO JUEVES 30 6 2005 ABC No será hasta mañana cuando las comisiones de ambos partidos se sienten a negociar los contenidos de un futuro ejecutivo ubicación de la sede del PSOE en Santiago. Se insiste en que es pronto para hacer cábalas, y frente a las ideas del PSOE de formar un gobierno paritario, otros apuntan a que el BNG aportará al nuevo gobierno tres hombres y una mujer. Fuentes socialistas coincidieron en sentar a José Luis Méndez Romeu, cabeza de lista por la Coruña, como consejero de Política Territorial, el hasta ahora secretario de Sanidad, Franciso Cerviño, como titular de ese departamento y Franciso Sineiro, en Agricultura. Dolores Villarino, secretaria de Medio Ambiente y Territorio, y Marisol Soneira, responsable de Políticas Migratorias, son las mujeres que cuentan con un mayor número de papeletas, según personas próximas a este partido. El líder socialista tendrá que andarse con ojo si quiere compatibilizar los intereses del BNG y los de su militancia AFP Encontronazos dialécticos Aunque es probable que Touriño reclame otra vicepresidencia- -además de la que ocuparía el líder del Bloque- es sabedor de que en estos momentos el mango de la sartén lo sujetan los nacionalistas, quienes ayer entraron en contradicción con las declaraciones formuladas por Touriño, en las que afirmó que el eje del Gobierno será socialista y que conceptos como autodeterminación no son definitorios para Galicia. Sin embargo, para el Bloque, el nuevo gobierno será una fusión de ambos partidos, al no haber uno que parta de una situación de inferioridad y es irrenunciable acordar la autodeterminación gallega, que el Estado devuelva la deuda histórica contraída con la Comunidad (cifrada en 21.000 millones) y aumentar el presupuesto en política social. Además, reivindicará que los miembros del nuevo Ejecutivo gallego firmen un código ético que vele por la transparencia de sus actuaciones y que se cumpla la legislación lingüística que atañe al uso obligatorio de la lengua gallega en las escuelas y en la toponimia. Touriño avisa que el eje de su gobierno será socialista antes de sentarse con Quintana Los líderes del PSdG y el Bloque protagonizan hoy en Santiago su primer cara a cara b Los nacionalistas responden que parten de una situación de igual a igual antes de empezar a negociar frente a la hegemonía que se atribuyen los socialistas ÉRIKA MONTAÑÉS ELENA PÉREZ SANTIAGO. Si los resultados del voto emigrante tuvieron en vilo a Galicia, no menos incertidumbre ha generado averiguar el precio exacto que tendrá que pagar el líder socialista Emilio Pérez Touriño para poder gobernar con un eventual pacto con el BNG. El dirigente nacionalista, Anxo Quintana, lo ha dejado claro: Que no crea el Gobierno que le va a salir barato A partir de ahí, la rueda de especulaciones ha comenzado a girar para saber hasta qué punto están dispuestas a llegar ambas formaciones- -o renunciar, según el caso- -con tal de ocupar los sillones de la Xunta. El camino de la negociación no se antoja fácil, y ya hay quien en el seno de estas fuerzas piensa que la ansiedad por desbancar al aún presidente en funciones, Manuel Fraga, les puede jugar una mala pasada. No obstante, ayer, la víspera de su primer cara a cara para buscar el entendimiento en el parador de Santiago, tanto Touriño como Quintana apreciaron que la ciudadanía gallega les ha encomendado el mandato del cambio restaron importancia a los requisitos que se pondrán sobre el tapete negociador y hablaron de programa de gobierno, no de un partido u otro Pese a las ambiciones muturas, a partir de una conversación telefónica, pre- sidida por un clima de entendimiento y optimismo el candidato socialista y el líder del BNG se han citado de momento para un conocimiento mutuo aseguran fuentes nacionalistas- -el contacto entre ambos a lo largo de sus trayectorias políticas ha sido exiguo- a fin de acordar los contenidos y el reparto de carteras en el nuevo ejecutivo gallego. Mera cuestión de formas y plazos, ya que Quintana no trasladará a la ejecutiva nacional de su partido hasta mañana por la tarde- -después del encuentro con Touriño- -su propuesta de peticiones al PSOE para la virtual coalición, que una comisión negociadora designada en la misma reunión trasladará a continuación a los socialistas. El delirio de una negociación Restan, así, por delante unas delirantes semanas de negociación, protagonizadas por reivindicaciones nacionalistas y previsibles concesiones socialistas. De momento, a pesar del secretismo con el que se están llevando los trámites que les permitirán coaligarse gracias a la novedosa mayoría absoluta en el hemiciclo gallego, no se han podido frenar las quinielas personales, y los rumores decoran las paredes de la calle del Pino, Vázquez ningunea la reforma del Estatuto e Ibarra replica al BNG que Galicia tendrá lo que le toque E. M. SANTIAGO. Dos pesos pesados del PSOE mostraron ayer, cada uno en su línea habitual, su discrepancia con las peticiones formuladas el día anterior en el Senado por el líder nacionalista, Anxo Quintana, en aras de sentarse a negociar el futuro pacto de gobierno en Galicia. Por un lado, el regidor coruñés, Francisco Vázquez, sostuvo que la redacción de un nuevo Estatuto gallego que reclama el Bloque Nacionalista Galego es un debate secundario y no responde a uno de los problemas y necesidades que tiene la Comunidad gallega. A continuación, ironizó con el hecho de que las reformas estatutarias no son obligatorias pues parece que hay un mandato divino para hacerlo dijo en alusión a las peticiones que ya han formalizado los presidentes andaluz o catalán, lo que no impidió que Vázquez tendiese un cheque en blanco de apoyo a todas las decisiones que adopte Emilio Pérez Touriño. Por su parte, el presidente extremeño, Juan Carlos Rodríguez Ibarra, vol- vió a salpicar las filas socialistas con su sarcasmo característico. Ibarra se pronunció sobre la exigencia de Quintana al Estado central de que devuelva la deuda contraída con Galicia y advirtió al líder nacionalista de que la Comunidad gallega obtendrá los fondos nacionales que le correspondan según las necesidades del territorio Además, tachó de clientelar la relación que pretende establecer el Bloque con sus afirmaciones y ejemplificó como infantil su petición de introducir el concepto nación para mentar a Galicia: Todo es un problema de adolescencia, los niños de 14 años dicen por qué no me pusistéis el nombre de Johnatan. Cuando se hacen adultos, aceptan su nombre Pueden decir que son nación, país o marcianos, porque es legítimo pero mentira espetó el presidente de Extremadura.