Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 29 6 2005 67 Toros FERIA DE BURGOS Jesulín, el más destacado con una floja corrida Plaza de toros de El Plantío. Martes, 28 de junio de 2005. Cuarta corrida. Tres cuartos largos de entrada. Toros de Puerto de San Lorenzo, flojos y nobles; un sobrero de la misma ganadería (5 bis) y otro de Ángel Luis Peña (4 bis) mansos. Enrique Ponce, de barquillo y oro. Tres pinchazos y trece descabellos. Aviso (pitos) En el cuarto, dos pinchazos y media (silencio) Jesulín de Ubrique, de blanco y oro. Estocada (oreja y petición) En el quinto, dos pinchazos y estocada caída y trasera (silencio) El Fandi, de celeste y oro. Estocada trasera tendida y cinco descabellos (silencio) En el sexto, pinchazo hondo y trasero (palmas) salió bordado. No se acopló con la zurda y arrancó aplausos en una nueva serie diestra, algo superficial. Marró repetidas veces con el descabello. Topó en cuarto lugar con un sobrero con el que tuvo al principio que pronunciarse por el unipase diestro hasta lograr meter en vereda al manso por los dos lados. Labor francamente meritoria. Falló a espadas y se difuminó lo conseguido. Jesulín de Ubrique vio cómo su primero se encelaba con el caballo, señalándole sólo el piquero Curro Reyes, al no sobrarle las fuerzas al animal. Su labor fue de menos a más. Iniciada de modo mecánico y un punto distante, cogió más calor a medida que transcurría. Del conjunto destacaron unos naturales con su correspondiente cierre. En terrenos de cercanías realizó las últimas rondas diestras, que elevaron el diapasón, para cerrar con algunas espectacularidades. Llegó el aviso antes de entrar a matar y todavía se entretuvo con unas manoletinas antes del espadazo final. El quinto, que ya salió flojo, se rompió una pata. Según nos dijeron, fue decisión de la empresa que saliera el sobrero, pues reglamentariamente no es preceptivo. Con el reserva, Jesulín tar- JOSÉ LUIS SUÁREZ- GUANES BURGOS. La corrida se fue al traste por el ganado, ya que, aunque algunos toros resultaran nobles, siempre adolecieron de falta de fuerza. Otra vez, como anteayer, se devolvieron dos de los titulares a los corrales. El primero de Enrique Ponce pareció salir acalambrado, pero luego se recuperó. Ponce, tras probarlo, se lo sacó a los medios con un molinete, pasándolo con su habitual facilidad, precisión y tiento, pero también con esa frialdad que da el exceso de técnica en tres tandas sobre la mano derecha. Un pase de pecho le Jesulín de Ubrique cortó la única oreja de la tarde dó en adaptarse- -había sido violento en banderillas- Luego toreó con temple al natural. Cuando la labor iba para arriba, se comenzó a desvanecer hasta diluirse del todo, especialmente por el manejo de la espada. Con una larga recibió El Fandi al tercero. Intercaló luego verónicas y chicuelinas para cerrar con su peculiar media de rodillas. Banderillas efectistas, llegando mucho al público el violín. Se dobló muy bien por bajo, pero con tantas carreras el toro se quedó un FÉLIX ORDÓÑEZ tanto aplomado y la faena, entusiasta y deseosa, terminó emborronada por el descabello. Otra larga cambiada en el sexto y buenas verónicas de recibo. Llevó a la res por chicuelinas al caballo. Volvió a los palos con más espectáculo y vistosidad que otra cosa, salvo un cuarto par de cierre por los adentros. Pases de rodilla en el prólogo que llegaron a los tendidos y trasteo con más calma y sosiego del que acostumbra, sobre todo al natural, pero sin hondura.