Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 29 6 2005 Cultura 65 Uría: Ridruejo estaría encantado con el actual sistema democrático El presidente del patronato del Museo del Prado inauguró ayer el homenaje al escritor poeta y escritor político le valió un reconocimiento que se ratifica ahora con este homenaje, en el que hoy interviene Jorge Semprún ISABEL AGUILAR MADRID. Treinta años después de la muerte de Dionisio Ridruejo, la Sociedad Estatal de Conmemoraciones Culturales nos trae a la memoria el recuerdo de un poeta, escritor y político que dejó marcada huella en la España de su época. Nadie mejor para inaugurar el homenaje, que comenzó ayer y finaliza hoy con la intervención de Jorge Semprún, que una persona que tuvo la oportunidad de acercarse a la sombra del árbol de Ridruejo, como es el actual presidente del patronato del Museo del Prado, Rodrigo Uría, quien no duda en definir al escritor como un apóstol del la libertad que luchó siempre por lograrla para él y los demás, lo que le costó mucho sufrimiento Uría retrató el lado humano de un hombre al que tildó de transparente, elegante, decente y atractivo Tales atributos se desprenden de la breve, -pero intensa- -relación que mantuvo con el que fuera amigo de su padre. Un hombre que quería hacer una revolución nacional socialista, que fue la que tuvo más a mano, pero se dio cuenta de que no era posible, por lo que regresó a los principios liberales que aprendió en su juventud Así explica Uría el giro político que dio Ridruejo, un falangista que evolucionó a posiciones democráticas que le llevaron a alejarse de cualquier postura reaccionaria. Unos valores democráticos que no pudo ver materializados dada su temprana muerte, pero que encajarían con los de ahora según Uría, ya que Dionisio estaría encantado con el b Su capacidad como Colin Davis, ayer antes del concierto EFE Colin Davis clausura el curso de la Escuela Reina Sofía El director de orquesta recomienda a los jóvenes músicos que dejen a un lado su ego presidido por la Reina, Davis dirigió ayer partituras de Mozart, con la soprano Owona Sobotka, y la colaboración de la pianista Marta Zabaleta ABC MADRID. Después de medio siglo en el mundo de la música, como una de las grandes batutas de estas últimas décadas, Sir Colin Davis se siente hoy como un viejo dinosaurio que no entiende que lo que hace una máquina pueda ser llamado música En un encuentro con periodistas, minutos antes de dirigir a la Orquesta de la Escuela Superior de Música de la Escuela Reina Sofía en el concierto de fin del curso académico 2004- 2005, presidido por la Reina en el Palacio de El Pardo, Sir Colin Davis señaló que la música es un acto pura y exclusivamente humano, un robot nunca podría tocar ni un violín ni un chelo informa Efe. A Sir Colin Davis, que ha sido director titular de la Orquesta Sinfónica de b En un concierto Londres desde 1995 y es director honorario de la Dresden Staatskapelle, le gusta ver a las personas tocar un instrumento Disfruto mucho- -dijo- -trabajando con músicos jóvenes, adoro dar clases y esto es así porque he recibido tanto a lo largo de mi vida, que es hora de devolver lo aprendido Y confesó que le encanta trabajar con músicos jóvenes es una debilidad, como lo es el vino, sobre todo los españoles bromeó. Nacido en Weybridge en 1927, Davis asegura que como pedagogo enseña cómo interpretar una sinfonía o cómo debe tocarse un instrumento, pero también persigue transmitir la idea de que la música es una pasión para toda la vida En sus clases trabaja el nivel artístico y el personal No intenta trasmitir sólo conocimientos artísticos. La música no es un arte solitario, sino que es un esfuerzo de concentración y colaboración de todos por eso anima a los más jóvenes y les pide, sobre todo, que dejen a un lado su ego, los protagonismos destrozan el esfuerzo de todos Dionisio Ridruejo ABC sistema actual, que parece diseñado por él Cuando se le pregunta si se han superado los resquemores entre las dos Españas pretensión de Ridruejo en la posguerra, Uría responde que puede y debe haberlos, porque la memoria histórica es lo último que se pierde, pero realmente- -continúa- -ha pasado mucho tiempo y hay un sistema democrático de calidad en el que los enemigos se transforman en moderada oposición. El mundo de la política fascinó desde un principio a Ridruejo, del que habría que destacar su calidad de poeta y de escritor comprometido. Para Uría, el insuficiente reconocimiento a su figura se disipa con homenajes como éste, y se justifica entendiendo que los recuerdos a veces se pierden en la bruma, y pedir a las nuevas generaciones que mantengan la imagen de Ridruejo como nosotros lo hacemos, quizás sea pedir demasiado