Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
64 Cultura MIÉRCOLES 29 6 2005 ABC Tiziano, el pintor revolucionario Alvise Zorzi le sitúa en una biografía como precursor del impresionismo arrogante y avaro, que se enemistó con Bellini, Giorgione, Tiontoretto... Genio y figura, Alvise Zorzi retrata a Tiziano en El color y la gloria NATIVIDAD PULIDO MADRID. Veneciano por los cuatro costados, Alvise Zorzi ama la ciudad de los canales (de cuya cultura e historia es una autoridad) como muestra su biografía: presidente de la Asociación de Comités Privados para la Salvaguarda de Venecia, ha escrito numerosos libros sobre ella. En esta ocasión es noticia porque ha publicado la biografía (no al uso, sino novelada) de uno de los grandes maestros de la Historia del Arte, Tiziano Vecellio, que trabajó y murió precisamente en Venecia. El color y la gloria. Vida, fortuna y pasiones de Tiziano (Debate) constituye un paseo evocador y sugerente por la Venecia del siglo XVI, por el Renacimiento italiano, deteniéndose en los grandes personajes de la época, siempre alrededor de Tiziano. No le interesan tanto los datos y las fechas como las relaciones personales y la propia ciudad. De la figura de Tiziano, comenta que no era un hombre extraordinario, sino normal: estaba casado y tenía dos hijos. Sin llegar a poseer el tormento o el éxtasis de Miguel Ángel y Caravaggio, fue, sin embargo, un gran revolucionario desde el punto de vista pictórico Algunos de sus cuadros, apunta Zorzi, fueron un escándalo en la época. Es el caso de una Asunción de la Virgen que se halla en la iglesia de Santa Maria dei Frari de Venecia: él se atrevió a dar movimiento a la figura de la Virgen, algo impensable entonces. Los frailes, escandalizados, estaban dispuestos a pagarle para que se llevara el cuadro. Fue el primer pintor elevado a la aristocracia por un rey (Carlos V le nombró conde palatino) enfureció a Giorgione con sus increíbles y fantásticas escenas, se enemistó con Bellini, su maestro (quiso ocupar su puesto) no le gustaba Tintob Dicen de él que fue El amigo del emperador Tiziano Vecellio nació en Pieve di Cadore hacia 1490 y murió de peste en Venecia en 1576. Hay una leyenda sobre su longevidad: dicen que murió con 103 años, pero se cree que en realidad tenía 83. El emperador Carlos V, gran amigo y mecenas del pintor, quiso que las dependencias de Tiziano en el Palacio estuvieran junto a las suyas. Ordenó que llevaran a Yuste el lienzo La gloria (más conocido como La Trinidad que fue lo último que contempló antes de morir. Cuenta Zorzi que, tras pintar el lienzo Carlos V con perro que se halla en el Prado, el emperador le puso a Tiziano un ducado en la mano. A partir de entonces, añade, siempre pondría mil. Se incendió su taller y casi la mitad de sus pinturas se perdieron. Hoy se conservan catalogadas unas 120. Creó con Pietro Aretino y Sansovino una especie de mafia artística que decidía la suerte de otros pintores. retto por su fuerte carácter, su faceta de dibujante no entusiasmó a Miguel Ángel (decía que no había suficiente dibujo en sus obras) Considerado el Apeles de su tiempo se ganó la fama de arrogante y de avaro: solía reclamar insistentemente que se le pagara por su trabajo y una renta vitalicia que le dejó el emperador y que nunca obtuvo. Todo lo expresó con el color Pero en su trabajo deslumbró a partidarios y detractores: todo lo expresó con el color. Se anticipó 300 años como precursor de los impresionistas Afirma que admirar su Anunciación en la iglesia de San Salvador de Venecia es como estar ante una pintura de Renoir Es muy especial el rojo Tiziano algunos creen que su obsesión por este color se halla en el incendio de Rialto, que presenció desde su taller También fue pionero de los retratos ecuestres: de ahí parten los de Velázquez, Van Dyck... Fue un excepcional retratista, capaz de percibir la violencia de los sentimientos Tanto, comenta, que el cardenal Alejandro Farnesio, nieto del Papa Pablo III, que le encargó un retrato de familia, al ver tanta frivolidad y perfidia en su retrato, ordenó que encerraran el cuadro bajo llave. Tras la presentación del libro, Alvise Zorzi hizo de guía de excepción por las salas de Tiziano en el Prado, el museo que atesora fuera de Italia la mejor colección de pinturas del maestro, con 35 obras maestras. Subrayó la soledad del poder en el monumental y psicológico retrato Carlos V en la batalla de Mühlberg la dualidad de Felipe II un hombre muy pío, pero que al mismo tiempo le gustaban las mujeres la sensualidad de su Dánae (pintó a bellas modelos que convirtió en modelos de belleza por antonomasia) o el carácter frívolo y de buen vividor del duque de Mantua, que supo captar en su retrato. Alvise Zorzi, ayer en el Prado ante Venus recreándose en la música de Tiziano SIGEFREDO El Reina Sofía exhibe el legado de Saura que obtuvo por impuesto de sucesión N. P. MADRID. Los seguidores de Antonio Saura están de enhorabuena. En apenas unos meses han podido visitar no una, ni dos, sino hasta tres monográficas en Madrid. La Fundación March cerró el pasado día 19 la muestra Saura. Damas y la galería Marlborough exhibió hasta el día 25 su Damas- Party Ahora, bajo el título Itinerarios de Antonio Saura la sala 0 del edificio Nouvel del Reina Sofía ha reunido las 61 obras (23 pinturas y 38 dibujos) de Antonio Saura que pasaron a engrosar la colección del museo mediante dación en pago de impuestos de sucesión por parte de las here- deras del artista: su mujer, Mercedes Beldarrain, y su hija Marina. Ambas, junto al albacea de Saura, Olivier Weber- Caflish, y Emmanuel Guigon, director del Museo de Arte Moderno y Contemporáneo de Estrasburgo, asistieron a la presentación de este importante legado. La dación, apunta Guigon, es muy rica en sus primeras obras experimentales y surrealistas Están representados los principales temas de su trayectoria: Constelaciones Damas Desnudos Sudarios Cabezas y retratos Crucifixiones Marina Saura quiso dar las gracias a José Guirao, quien hizo posible esta da- ción, y a Ana Martínez de Aguilar por presentarla con esta exposición. Junto al Pompidou- -dice la hija del pintor- -el Reina Sofía es ahora el museo que tiene las obras más significativas de mi padre. Él las conservó durante toda su vida, porque eran para él un referente de su trabajo. Es una selección muy coherente, que abarca todas las etapas En cuanto al duro comunicado que remitió el Consejo de críticos de artes visuales sobre el Plan Museológico, Martínez de Aguilar dice que lo ha leído por encima: Me ha sorprendido. A veces pienso que dicen lo contrario de lo que yo digo Se criticaba que había 7 exposiciones de artistas de la Marlborough: Un museo no programa en función de las galerías, sino de los artistas. No he tenido tiempo de mirar con qué galerías están los artistas que vamos a exponer Cuatro caras de Antonio Saura