Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 29 6 2005 Sociedad 53 José Antonio tiene en sus manos la tierra reseca, donde sus habas ni siquiera han germinado. José Manuel, junto a un abrevadero seco, tiene que darle paja a su ganado, vacuno y bravo, porque los pastos ya no cubren la tierra el campo. Esto más o menos es lo que ha ocurrido en toda la cuenca del Guadalquivir, que mantiene las reservas de sus embalses en torno al 55 por ciento, gracias a los años anteriores, y que se han convertido en el salvoconducto de los regadíos, aunque este año la campaña de riego ha tenido que empezar antes. Pero el secano ha corrido una suerte muy distinta. El trigo y las habas ni han nacido dice José Antonio, mientras escarba en la tierra seca y dura y saca las semillas de las habas sin germinar. En el cereal la cosecha es cero, ni siquiera vamos a meter la cosechadora explica. Y el olivar les dará sólo la mitad de la producción. Pero José Antonio también tiene 500 cabezas de ganado vacuno, que ya han dejado pelada la tierra de las marismas- -normalmente estarían ahí hasta septiembre u Las cifras La superficie de cultivos de secano afectada por la sequía en Sevilla es de 233.500 hectáreas y las pérdidas económicas superan ya los 73 millones de euros. Las pérdidas en la ganadería ascienden en Sevilla a más de 1,2 millones de cabezas. El sobrecoste de alimentar al ganado se sitúa en 245.390 euros al día. octubre- y ahora habrá que traerlas aquí, a la dehesa, la azotea Pero la provisión de granos se acabó el 15 de enero, explica. Ahora debe comprar paja a otras fincas, a 0,09 euros el kilo, el doble que el año pasado, y cada vaca consume al día unos 15 ó 20 kilos de paja. Lo mismo le ha ocurrido a Manuel de la Fuente con su ganado, al que encontramos pastando- -lo poco que queda- -en una finca en Puebla del Río. Desde abril les estoy echando de comer Efectivamente, un poco más allá sus toros de lidia- -la tercera o cuarta ganadería más antigua de bravos, explica orgulloso- -engullen la paja del comedero. Los ganaderos estamos aviados- -dice- por lo menos los de bravo Y es que si el ganado está delgado no te lo compran y no se preñan las vacas Lo único verde que se ve en su finca son unas 30 hectáras de pradera artificial, que ha regado, para pasar el bache Los que pueden pastar aquí tienen suerte, porque el resto de la tierra está pelada. Igual que una parte de tierra que sembró de cebada con avena, donde sólo quedan los surcos en la tierra, porque se sembró y no llovió, un desastre Pero el paisaje más desolador lo encontramos en el Caño del Guadiamar, donde las eneas completamente secas no están rodeadas de agua en las marismas. En su lugar, la tierra totalmente cuarteada y reseca. La vemos desde un camino que el año pasado cubría el agua, cuando había por aquí muchas aves, pero ahora tampoco están. Tan sólo unas cuantas espátulas nos dicen que cerca está Doñana, este año menos paraíso que nunca para las aves.