Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 Internacional MIÉRCOLES 29 6 2005 ABC La Reina pasó revista a los buques desde el Endurance un rompehielos (en primer plano, a la derecha) En la otra imagen, una tripulación saluda desde el barco AP EPA El Reino Unido celebró ayer en Portsmouth los doscientos años de la batalla con una gran revista naval, en la que España estuvo presente con el portaaviones Príncipe de Asturias y la fragata Blas de Lezo Trafalgar, una conmemoración sin heridas TEXTO: EMILI J. BLASCO CORRESPONSAL LONDRES. La mayor revista naval desde el fin de la Segunda Guerra Mundial abrió ayer, frente al puerto inglés de Portsmouth, los actos que el Reino Unido dedica este año al bicentenario de la batalla de Trafalgar. La Reina Isabel II dedicó tres horas a navegar entre los más de 180 barcos concentrados, procedentes de cuarenta naciones y con una tripulación de unas 30.000 personas. España y Francia, cuya flota combinada fue derrotada en la histórica batalla del 21 de octubre de 1805, también estuvieron presentes; la Armada española envió el portaaviones Príncipe de Asturias y la fragata Blas de Lezo Aunque oficialmente los actos conmemorativos pretenden demostrar la solidaridad entre los aliados actuales y rendir homenaje a todos aquellos que sacrificaron su vida en el mar la glorificación del almirante Horacio Nelson, que comandó el bando británico en Trafalgar, y el tono de celebración de una victoria que acabó transmitiéndose a los 250.000 asistentes al festival de Portsmouth, creó alguna incomodidad en parte de las autoridades españolas relacionadas con el evento, aunque no más allá de lo que habían previsto, dado el conocido patriotismo británico, según fuentes diplomáticas. Isabel II saluda a un miembro de la Guardia de Honor de la Marina Real A la revista naval siguió por la noche un espectáculo de luz y sonido que pretendía reproducir un momento decisivo de la batalla librada frente al cabo gaditano de Trafalgar. Para evitar susceptibilidades nacionales, esa recreación se llevó a cabo entre cinco veleros de diferentes países (hubo uno francés, pero ninguno español) repartidos entre el bando azul y el bando rojo No se trata de poner a los británicos de una parte y a los franceses y españoles de la otra, sino de recordar en común lo que ocurrió hace doscientos años manifestó el viceal- AFP rrotara al enemigo, compuesto por 33 barcos comandados por el francés Charles Villeneuve. Fue un triunfo rotundo, ya que mientras los ingleses no perdieron ningún navío, la flota franco- española perdió veintidós. Ese resultado supuso para Inglaterra el fin del peligro napoleónico y su dominio de los mares, que sustentaría la creación de su imperio. La revista naval la realizó Isabel II a bordo del histórico HMS Endurance en cuya cubierta también estuvieron el marido de la Reina, el Duque de Edimburgo, así como el Príncipe de Gales y su esposa, la Duquesa de Cornualles. El grueso de la parada lo constituyeron 67 barcos de la Royal Navy, a los que se sumaron 54 buques de guerra de todo el mundo, así como sesenta navíos civiles. La mayor embarcación fue el portaaviones francés de propulsión nuclear Charles de Gaulle mirante francés Jacques Mazars. En cualquier caso, el público aplaudió al final la victoria del héroe Nelson, que aunque doscientos años atrás encontró la muerte en la confrontación, logró que su flota de 27 naves de- Nelson y Napoleón Los actos de conmemoración de Trafalgar seguirán en el Reino Unido con la inauguración la próxima semana de la exposición Nelson Napoleón en el Museo Marítimo de Greenwich. El 23 de julio habrá una ceremonia religiosa en la catedral londinense de San Pablo, donde está la tumba de Nelson, así como un desfile en la Plaza de Trafalgar. El 21 de octubre, la Reina Isabel II ofrecerá una cena de honor a bordo del Victory el barco que Nelson capitaneó en Trafalgar y que se encuentra anclado y restaurado en Portsmouth. Delegación española La delegación española estuvo encabezada por el almirante jefe del Estado Mayor de la Armada, almirante general Sebastián Zaragoza Soto. Concurrieron 67 barcos británicos, a los que se sumaron 54 buques de guerra de todo el mundo y 60 navíos civiles