Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 29 6 2005 Nacional TRAS LAS ELECCIONES GALLEGAS EL FUTURO DEL PP 13 Las vicesecretarías estarían destinadas a destacados dirigentes regionales del partido ante la cita de 2007 Los populares desisten de recurrir el escrutinio pontevedrés ya que no cambiaría el resultado ga como líder de la oposición en el parlamento gallego. Nosotros vamos a darnos un tiempo, vamos a hablar y vamos a resolver la nueva situación que se ha producido en Galicia reiteró. Quien sí parece tener muy claras las cosas es que propio Fraga que ayer volvió a recordar que desde el primer día en que accedió al Gobierno de la Xunta se comprometió a estar al servicio del pueblo gallego y de acuerdo con sus deseos y determinaciones informa Efe. Fraga, en un ejercicio de elegancia política, se negó a hacer profecías lúgubres sobre el futuro gobierno de socialistas y BNG. Es más, llegó a desearles el mayor éxito al servicio de Galicia Ya vendrán los tiempos en que el PP tendrá que emplearse a fondo en su tarea de oposición. Sectores del PP proponen que Fraga se limite a presidir el grupo y se elija a un portavoz Plantean que con el nombramiento se apunte a un sucesor pese al riesgo de reabrir la crisis b Los rurales de Cuiña y Baltar y los urbanitas de Núñez Feijóo esperan los primeros pasos; el congreso tendría lugar antes de la convención nacional de enero A. AYCART SANTIAGO. El PP apela a la calma para resolver desde la oposición la sucesión de Manuel Fraga, una vez perdida la posibilidad de hacerlo desde el Gobierno tras quedarse a un escaño de la mayoría absoluta. Rurales y urbanitas velan armas a la espera del decisivo congreso, que podría tener lugar antes de fin de año, con la intención de resolver la cuestión antes de la convención nacional con la que Mariano Rajoy pretende relanzar su oposición al ejecutivo de Rodríguez Zapatero. Pero ni los llamamientos a la tranquilidad ni la contundencia del propio Manuel Fraga, que ha reiterado que servirá a Galicia desde la oposición al más que previsible gabinete de coalición PSOE- BNG, han disipado los temores a un rebrote de los crudos enfrentamientos que marcaron la agenda de los populares el pasado invierno. De hecho, hay indicios que apuntan a una inmediata reanudación de las hostilidades entre los dos sectores, también llamados boinas y birretes En primer lugar, la profunda implicación en la campaña electoral de Mariano Rajoy- -a quien algunos de sus asesores aconsejan desde Madrid acometer una depuración interna de dirigentes que consideran caducos como José Luis Baltar o Xosé Cuiña, que controlan el mundo rural- El líder del PP, que asistirá este viernes a la reunión en la que la ejecutiva del PP de Galicia analizará los resultados, anunció su intención de involucrarse directamente en un proceso de relevo que la dirección había anunciado hasta ahora que dejaría en las manos de Fraga. El segundo es el deseo, expresado en privado por algún destacado dirigente, de dejar a Fraga en la presidencia del grupo parlamentario, para marcar con la elección del portavoz un gesto en la decisión correcta de la sucesión. El problema de esta hipótesis es que abriría la guerra interna antes de la cita congresual. El análisis de los resultados amenaza también la pax octaviana Mientras Baltar sacaba pecho al enfatizar que su provincia es el principal bastión electoral de su partido, hay quienes sospechan que es precisamente ese predominio de una forma de hacer política que consideran de otra época y rechazada por el voto más urbano y joven, la causa fundamental de la pérdida del gobierno. El líder más votado Sin embargo, el presidente fundador del PP incidió en que su partido ha sido el más votado en los comicios autonómicos y en que, por esa razón todavía no podía felicitar a nadie El jefe del Gobierno gallego en funciones precisó que, sintiéndolo mucho él es de momento el líder del partido más votado. No tengo más que decir, salvo que me alegro de que sea así subrayó. Por otro lado, los populares parecen haber arrojado la toalla definitivamente respecto a la posibilidad de impugnar el recuento de los votos del Censo de Residentes Ausentes. A falta de algunos flecos en el escrutinio, el emisario popular a Galicia, Federico Trillo, acordó con la dirección nacional que si los votos que fueron anulados no son determinantes, no vamos a hacer uso del derecho al pataleo indicaron a primera hora de la mañana fuentes populares. Poco después, Fraga anunció que no habrá ninguna clase de impugnaciones e informó de que así se lo había comunicado a quienes podían tener alguna idea sobre eso tras la decisión de la Junta Electoral de Pontevedra de considerar nulos los votos fechados con posterioridad al 18 de junio. No tiene sentido alguno, los resultados ya están ahí y nosotros los respetamos como buenos demócratas que somos aclaró el veterano político. No obstante, el líder del PP gallego comentó que el recurso que fue planteado en Pontevedra, para validar las papeletas que llegaron con un matasellos fuera de plazo, se resolvió en A Coruña en la forma en que decía el señor Trillo FABIAN SIMON que resucitar esta figura tampoco estaría exenta de interpretaciones poco deseadas. En todo caso, parece que la decisión no se tomaría hasta después del verano, momento en que el primer partido de la oposición quiere tomar carrerilla para afrontar con posibilidades de éxito la cita electoral autonómica y local de 2007. La convención nacional que, por estatuto, tienen que celebrar en el mes de enero del próximo año, serviría asimismo de rampa de lanzamiento para estos comicios, momento en el cual también querrían tener dilucidada la sucesión de Manuel Fraga. El problema para los partidarios de la renovación profunda es el resultado de los comicios, que han evidenciado que es precisamente en los baluartes del sector rural donde el PP ha conseguido mantener la supremacía electoral. El propio Núñez Feijóo, líder en Pontevedra y señalado en Génova como posible sucesor, habría salido tocado de las autonómicas, pues el mayor retroceso en número de escaños se ha producido en su provincia. Las posiciones están claras: Xosé Cuiña, que mantiene intactos buena parte de los respaldos que le permitirían presentar su candidatura en el próximo congreso, ya desveló claramente sus intenciones. Fue en Lalín, en plena campaña, a escasos metros de un impertérrito Rajoy, cuando aseguró que prefiere morir como un gladiador lleno de heridas, en la arena, a sobrevivir en las gradas un símil con el que volvía de nuevo a Roma, ya aludida hace pocos meses por un Manuel Fraga que proclamó la pax octaviana en el partido pocos meses antes de los comicios. Los rurales ya han advertido que considerarían como una auténtica declaración de guerra cualquier intento de Madrid por interferir en el proceso sucesorio, y los dirigentes del PP gallego han empezado ya a hablar, en privado, de las posibilidades electorales de una formación independiente de corte galleguista. Darnos un tiempo También para después del verano emplazó Rajoy las incógnitas suscitadas en torno al futuro político del todavía presidente en funciones de la Xunta. A la pregunta de un periodista sobre si se abre el melón sucesorio en Galicia comentó que vamos a darnos un tiempo. Ahora viene el debate de investidura, luego viene el verano y por tanto, nosotros estas cosas de momento las resolveremos con tranquilidad, hablando con la gente y a su debido tiempo Tras negar la posibilidad de que se abran tensiones y fisuras internas, eludió en parecidos términos al interrogante anterior la pregunta respecto a la pretendida continuidad de Fra-