Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 28 6 2005 Sociedad 51 Educación Las universidades recurren a las dobles titulaciones para captar nuevos alumnos Derecho y Administración y Dirección de Empresas están en la mayor parte de las ofertas de las universidades públicas y privadas ofrece 150 titulaciones simultáneas o dobles, que se saldan con dos títulos diferentes M. ASENJO MADRID. Los efectos de la caída demográfica, que se reflejan en un progresivo descenso del número de universitarios, y el cambio de tendencia en la elección de carrera han llevado a los rectorados a buscar fórmulas para captar alumnos y mantener su capacidad de competir dentro del sistema de enseñanza superior. En relación con el número de alumnos, este curso se cierra con un 1,7 por ciento menos, y durante el próximo continuará el descenso en porcentajes similares, lo que significa que habrá alrededor de 1.400.000 estudiantes. La demanda de titulaciones también ha sufrido modificaciones y sólo Ciencias de la Salud mantiene un significativo desequilibrio entre la oferta y la demanda, ya que en las enseñanzas de esta rama las peticiones de plaza superan en un 300 por cien a la disponibilidad. En el curso que ahora termina, Ciencias Experimentales ha sufrido un descenso del 11,33 por ciento, salvo en Nutrición Humana y Dietética, que subió un 11,30 por ciento. Ciencias Sociales y Jurídicas tiene un mayor equilibrio, ya que la oferta se cubrió en cerca de un 91 por ciento. En este grupo, Derecho es una de las carreras con mayor excedente de plazas. b El conjunto Todas las áreas Ciencias Sociales y Jurídicas. La combinación de Derecho y de estudios relacionados con la economía y la empresa se plasma en ofertas como Derecho y Economía, Derecho y Administración y Dirección de Empresas o Derecho y Ciencias Políticas. Filologías. Algunas universidades, fundamentalmente la Autónoma de Barcelona, se inclinan por las filologías. Así y entre otras, ofrece Filología Catalana y Filología Hispánica, Filología Francesa y Filología Hispánica o Filología Hispánica y Filología Inglesa. Ciencias Experimentales y de la Salud. Matemáticas aparece con frecuencia unida a Ingeniería en Informática. En Ciencias de la Salud se combinan Farmacia con Nutrición Humana, y Dietética y Fisioterapia con Enfermería, Terapia Ocupacional o Podología. Humanidades. Son estudios poco frecuentes en la doble titulación. La Carlos III los imparte con Derecho, y la Pontificia de Salamanca con Filosofía. Enseñanzas Técnicas. Se simultanean con Ciencias Experimentales o dentro de su propio ámbito. El principal exponente es la Politécnica de Cataluña. Un alumno universitario se enfrenta a un examen en solitario quier universidad española, con independencia del lugar de procedencia, los centros quieren enriquecer su oferta para el próximo curso con titulaciones dobles o simultáneas. Los alumnos que optan por este modelo cursan dos carreras y reciben un doble título. Las dobles titulaciones pretenden otorgar una formación más amplia y complementaria y dotar a los campus HERAS de un signo de distinción. Las combinaciones se realizan entre carreras de la misma área de conocimientos o entre las que- -pese a pertenecer a áreas distintas- -guardan cierta similitud e incluso tienen asignaturas comunes. Su duración es de cuatro a seis años, según sean de ciclo corto o largo. (Pasa a la página siguiente) ¿DOS POR EL PRECIO DE UNA? JOSÉ LUIS GARCÍA GARRIDO Nuevos caminos La situación en las Enseñanzas Técnicas es muy desigual: mientras que la demanda en algunas titulaciones descendió hasta un 44 por ciento, otras subieron un 74 por ciento. Algo similar ocurre en las ingenierías superiores, donde se han mantenido al alza Aeronáuticos y Arquitectura, y han proseguido su descenso Minas e Ingeniero Geólogo. Finalmente, el descenso en Humanidades no ofrece dudas. Se salvan Bellas Artes y Traducción e Interpretación, en las que, respectivamente, la demanda supone 1,8 y 1,5 veces la oferta. En conjunto, quedó sin cubrirse el 40 por ciento de la oferta. Así, y teniendo en cuenta que el Distrito Abierto permite optar a cual- D e un tiempo a esta parte, bastantes universidades españolas, públicas y privadas, vienen ofertando a sus alumnos la posibilidad de obtener en ellas dos titulaciones al término de sus estudios. En algunos casos, es la universidad española en cuestión la que organiza en su seno los programas correspondientes a las dos titulaciones, que suelen versar sobre temáticas próximas (por ejemplo, dos tipos de ingeniería; o ciencias empresariales y derecho; o dos especialidades de magisterio; o sociología más relaciones públicas, etcétera) En otros casos, lo que se ofrece es la posibilidad de obtener un mismo título en dos universidades, una española y otra extranje- ra, gracias a haberse firmado un convenio entre ellas. Para muchos estudiantes y para sus padres las ofertas de uno y otro tipo tienen indiscutible gancho, pues piensan que en este mundo complicado y globalizado más vale tener dos puertas profesionales abiertas que una sola. En gran parte no les falta razón, pero la experiencia, ya amplia hasta el momento, recomienda que se actúe con cautela, porque las sorpresas que pueden sobrevenir lo merecen sobradamente. Conviene recalcar en primer término que lo que realmente abre puertas tras los estudios universitarios es haberlos realizado con profundidad, seriedad, eficacia, sin perder cursos. Que nadie se llame a engaño: salvo excepciones (que también las hay) los alumnos que mejor acceden a los apetecidos empleos son esos y no otros. Un alumno mediocre o flojo no garantizará mejor su futuro por el hecho de meterse a hacer dos cosas en lugar de una; más bien correrá el riesgo de no hacer bien ninguna de ellas. Non multa sed multum (no muchas cosas, sino mucho) consejo clásico siempre oportuno. De otro lado, habrá que mirar también cuáles son en concreto los estudios que tal o cual universidad ofrece (con qué medios, con qué profesorado, con qué intenciones) porque no es oro todo lo que reluce, y la tentación de algunas instituciones de atraer alumnos por ese camino podría ser desproporcionada. También habría que estar atentos a los estudios en el extranjero, facilitados hoy por el programa Erasmus y sin duda con muchas potencialidades de éxito. Lo extranjero no es necesariamente mejor. Y cuando lo es, habrá que calcular también los riesgos de semejante bondad, entre los que se encuentra (aviso especial para madres) que su hijo o hija se volatilice de por vida. Nada que objetar por mi parte, pero conviene preverlo.