Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 Madrid MARTES 28 6 2005 ABC SE DICE SE COMENTA PRADA SÍ CUMPLE LA LEY El vicepresidente Alfredo Prada se distingue por cumplir la ley. El auténtico azote del delegado del Gobierno ha intercedido en el conflicto de los tentaderos de Las Ventas. Y lo ha hecho para decir que, como consejero de Justicia, hace que se cumpla la ley y que estos espectáculos no tienen la pertinente autorización. Aunque haya tenido que escuchar críticas, Prada afirma que cambiar las normas es propio de una república bananera. MADRID AL DÍA EL TURISMO, UN BIEN DE TODOS Miguel Ángel Villanueva y su equipo se han apuntado un tanto evidente con la nueva campaña turística para el verano en la capital. En el sector se ha reconocido el espíritu moderno y atractivo que contiene la propuesta presentada. No sería bueno para la eficacia del turismo madrileño que la idea del Ayuntamiento provocara celos en nadie, sino que, más bien, fuera acogida como un paso más en esa necesaria estrategia de que todos los interesados hagan causa común. BUENOS TRATOS IGNACIO RUIZ QUINTANO LA OPINIÓN DEL LECTOR Pueden dirigir sus cartas a esta sección: Correo: C Juan Ignacio Luca de Tena, 7. 28027 Madrid Fax: 917 424 104. Correo electrónico: madrid abc. es Bibliotecas abiertas Soy una estudiante de las que vemos pasar los meses de julio y agosto entre libros, siempre que esté permitido. Y digo esto porque la Comunidad de Madrid ha decidido abrir un número de bibliotecas 24 horas durante el mes de julio. Yo suelo acudir a la situada en la calle Azcona. Recién reformada, con aire acondicionado en sus cinco plantas, mesas amplias y luminosa. Espléndida. Pero cuando llega la hora de cierre del horario habitual y entran en vigor las 24 horas, únicamente una planta queda abierta. Reímos y lloramos porque, desde el suelo, intentando estudiar, sabemos que en el resto de las plantas continúa funcionando el aire acondicionado, hay luz y mesas libres que parecen llamarnos. Pero está prohibido utilizar esas mis oposiciones y ser una funcionaria ejemplar Laura Hernández Evitar una tragedia Me gustaría saber por qué permiten que los conductores de los autobuses de la empresa Larrea, que circulan de Moncloa a Guadarrama, puedan recibir llamadas telefónicas yendo conduciendo. Hace unos días, mis hermanos estuvieron a punto de sufrir un accidente. Iban en un autobús doble y el conductor recibió una llamada telefónica. Por atenderle, abandonó unos instantes el volante y el autobús oruga se le fue. Si no fuera por el quitamiedos habría ocurrido una verdadera desgracia. Por favor, a quien corresponda, tome usted las medidas oportunas antes de que ocurra una tragedia. M. Carmen Martín Cartel desaparecido Este cartel estuvo así varios años. Ejemplo de falta de civismo y de desidia de las autoridades. Hace meses desapareció. Al estar cerca de la oficina de Madrid 2012 sospecho que lo retiraron para no desdecir el bello edificio. Ramón Sierra plantas. Nos hablan de ahorrar energía, de ser eficientes, de aprovechar las ayudas. De nuevo desde el suelo, quisiera ser una mota de polvo, para irme con mis libros a la cuarta planta, luminosa, fresca y vacía, y así aprobar DIMES Y DIRETES MALOS AIRES H parte de la culpa de estas tempeoy me pillan ustedes haciendo acopio de velas y raturas de infierno la tienen los escribiendo a toda meaires acondicionados, que últicha, no vaya a ser que mi sumimamente se han convertido en nistro eléctrico tenga el día tonuna plaga que se reproduce a to y le dé por sufrir un golpe de más velocidad que la familia Urdangarín y repta por las fachacalor. La verdad, no me extrañaELY ría nada; todavía no ha empezadas cargándose a conciencia el DEL VALLE do el verano como aquel quien protocolo de Kioto. dice, y ya hay un par de transforSi no fuera porque mis neuromadores que después de montar su parnas pueden quedarse más secas que una ticular espectáculo de fuegos artificiachufa, ahora mismo sacaba la cabeza les se han derretido como mantequilla a por la ventana y contaba los que hay por cuenta de este calor achicharrante que los alrededores para que ustedes vean nos tiene acogotados. Para mí que gran que hablo con conocimiento de causa. Apuesto a que pasan de veinte, y eso que voy sin lentillas, que si no estaríamos hablando de varias docenas. Dejando a parte el hecho de que sean más feos que un rape, estos cachivaches son unos aparatos ingeniosísimos que refrescan nuestros hogares a base de tirar a la calle unos chorros de aire caliente que para sí los querría mi peluquero. Ahí precisamente radica su genialidad: en que es un invento capaz de quitarnos de encima el calor a base de generar más calor. No me digan ustedes que no es para quitarse el sombrero. Cualquier inventor daría las retinas por conseguir algo parecido. Es la rentabilidad en estado puro: cuanto más lo usas tú más lo necesitan los demás porque, a parte del calor que sueltan, algunos hacen más ruido que la sala de máquinas del Nautilius y a ver quien es el guapo que se atreve a abrir las ventanas. ¿Resultado? que si no queremos aguantar el calor, el ruido y la fealdad del aire acondicionado del vecino no nos queda más remedio que encerrarnos y comprar uno para no morir asfixiados. Ingenioso, ¿eh? Es como para que le den al padre del invento el Nobel. O eso o una sentencia por crímenes contra la humanidad... todavía no lo tengo claro. Ely del Valle es periodista i lo han de secuestrar a uno, que sea la policía política de este régimen de progreso que nos hemos dado. Ahí es nada, el trato que le dan a uno. ¿Que qué trato es ése? Pues según un abogado del Estado, el trato es exquisito Pero la cosa, ahora, consiste en saber qué entiende por exquisito un abogado del Estado, pues el Estado es un ente que se atiborra de abogados. Abogados, más abogados, siempre abogados. Emplea un millón y produce cuatro millones. Más abogados, más abogados... Después llora como un cocodrilo sobre el paro de los universitarios, y los periódicos publican reportajes con la fotografía del abogado que es guardia municipal. Y esto no es de hoy, que esto lo escribía hace setenta años Fernández Flórez, para quien los abogados de la política eran nuestros parásitos: Nos producen fiebre y se nutren de nuestro jugo, reclamando el mayor de los respetos en nombre del horror que sienten contra la sencillez... El papeleo y los distingos los enloquecen. Son como la gata recién casada de la fábula, que ve pasar a un ratón. ¿Se puede ser más cursi que ese abogado del Estado que niega el delito de detención ilegal sobre la base del trato exquisito recibido por dos detenidos acusados de agredir a un ministro que nunca fue agredido? Si seguimos el hilo lógico de este abogado del Estado, detención ilegal sería, si acaso, lo de Lasa y Zabala, porque les dieron matarile, pero de ningún modo lo de Segundo Marey, que fue agasajado con fabada. En bote, pero fabada, al fin y al cabo. ¿No es exquisito ofrecer fabada a un hambriento? El adjetivo exquisito es encomiástico en castellano- -como el francés exquis pero en portugués, la otra lengua imperial- -un castellano deshuesado, decía Unamuno- es peyorativo. Harían bien los físicos relativistas de Jueces para la Democracia, o como se diga eso, en aclarar estos extremos. Pensemos, por ejemplo, en ese juez ministro, o juez y guardia, que, además de aficionado a la física relativista- -la ciencia, en España, siempre ha sido cosa de aficionados- se mira al andar en el espejo y ve pasar a un metrosexual. Como la gata recién casada de la fábula. S