Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 28 6 2005 Internacional 29 La Policía judicial francesa registra el despacho del ministro de Economía Thierry Breton, implicado en el escándalo del grupo químico Rhodia ex directivo y administrador de Rhodia, es considerado sospechoso de presentación de cuentas falsas, tráfico de influencias y beneficios irregulares JUAN PEDRO QUIÑONERO CORRESPONSAL PARÍS. Inspectores de la brigada financiera de la Policía judicial registraron ayer, durante más de una hora, el despacho personal de Thierry Breton, ministro de Economía, en viaje oficial a los Estados Unidos, sospechoso, para dos jueces, de estar implicado en el escándalo del grupo químico Rhodia, sobre el que pesan varios procesos, instruidos por las graves irregularidades documentadas por la Autoridad de los Mercados Financieros (AMF) Thierry Breton fue administrador del grupo Rhodia entre el 16 de abril de 1998 y el 24 de septiembre del 2002. En 2004, la AMF redactó un informe oficial que concluía denunciando un largo rosario de irregularidades contables. Hace unos meses, varios accionistas de Rhodia presentaron varias querellas penales denunciando abusos, presentación de cuentas falsas, tráfico de influencias y beneficios crapulosos. Como consecuencia de los informes y las querellas de accionistas descontentos, dos jueces especializados han comenzado a instruir un largo, complejo e incendiario proceso, cuyo protagonista más famoso es el actual ministro de Finanzas. Se da la circunstancia de que uno de los accionistas descontenb El ministro, Nicolas Sarkozy arremete contra las nuevas adhesiones a la UE J. P QUIÑONERO. CORRESPONSAL PARÍS. Cuando la Comisión europea prepara la hoja de ruta que deberá guiar las negociaciones del posible ingreso de Turquía en la Unión Europea, Nicolas Sarkozy, ministro de Interior y presidente de la Unión por un Movimiento Popular (UMP) se declaró partidario de suspender toda ampliación de la UE, hasta que no se negocien nuevas instituciones europeas. A juicio de Sarkozy, es imprescindible que Francia repiense su política europea al mismo tiempo que considera no menos urgente que la UE se plantee claramente el problema de sus fronteras Sarkozy siempre ha sido hostil al ingreso de Turquía. El no francés al proyecto de Tratado institucional y el calado de la crisis presupuestaria, precipitada en la última cumbre europea, han consolidado su hostilidad. En otro plano, Sarkozy ironizó veladamente sobre el antiguo eje franco- alemán, afirmando que es urgente plantearse la cuestión del motor de Europa, ya que una Europa de 25 no puede avanzar con un motor a dos tiempos Sarkozy reiteró su deseo de suspender nuevas ampliaciones de la UE en el marco de las consultas de Dominique de Villepin, primer ministro, con los líderes de todos los partidos políticos parlamentarios. Consultas que abrieron un nuevo frente polémico: el PS critica severamente que el primer ministro decidiera recibir a un representante del Frente Nacional que tiene representantes en la Eurocámara. parte más evidente del escándalo. Pero éste tiene otras dimensiones mucho más oscuras: las querellas penales presentadas por accionistas descontentos. En este asunto, los diversos frentes del caso tienen dimensiones empresariales, institucionales y puramente penales. Acusaciones y chantajes Hay un escándalo empresarial, entre los dirigentes de Rhodia y varios accionistas, acusándose mutuamente de prácticas ilegales. Breton no puede esquivar esta guerra envenenada: él era directivo y administrador de una de las partes. Hay un escándalo institucional, que estalla cuando los inspectores registran por orden judicial el despacho personal de un ministro, el tercero en la jerarquía del Estado. Hay un escándalo puramente privado. Uno de los accionistas descontentos de Rhodia, Hugues de Lasteyrie, es acusado por el Ministerio de Finanzas de intentar chantajear a Thierry Breton. A su vez, Lasteyrie acusa al ministerio de intentar desprestigiarlo. Ambas partes han presentado querellas penales de carácter puramente privado En viaje oficial a EE. UU. Breton no pudo o no deseó ayer hacer ninguna declaración. Y sus portavoces oficiales guardan silencio. La Policía judicial también ha registrado las oficinas de Rhodia. El estudio de los documentos requisados llevará algún tiempo. Mientras tanto, no parece exagerado pensar que la posición política del ministro ha quedado en cuarentena, en el peor momento para Francia. Thierry Breton AP tos, que presentaron querellas contra Rhodia, es el banquero Edouard Stern, asesinado por su amante en Ginebra en circunstancias muy oscuras. El antecesor del actual ministro de Economía se vio forzado a dimitir, hace meses, como consecuencia de un rocambolesco escándalo inmobiliario. Thierry Breton es un personaje de otra envergadura pública y privada. Antes de ser ministro, Breton dirigió grandes empresas, como Rhodia o France Telecom. Y tiene fama de patrón riguroso. Como directivo y administrador responsable de las cuentas de Rhodia, Breton está en primera línea de las irregularidades descubiertas por la AMF. Esas primeras sospechas son la