Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
92 Deportes CICLISMO EL SÁBADO ARRANCA EL TOUR LUNES 27 6 2005 ABC ETAPA 1 ETAPA 2 ETAPA 3 ETAPA 4 ETAPA 5 Fromentine Noirmoutier- Challans en- l ile 3 julio Les Essarts La Chataigneraie 4 julio Tours Tours 5 julio Contrarreloj por equipos Blois Chambord 6 julio Montargis SALIDA 2 julio Contrarreloj individual 19 km 181 km 212 km 67 km 183 km Siete lobos al asalto de Armstrong El trío del T- Mobile, Ullrich- Vinokourov- Kloden, encabeza la lista de potenciales ganadores JOSÉ CARLOS CARABIAS MADRID. El último viaje de Lance Armstrong, su inminente retirada el 24 de julio, llega como siempre en los últimos seis años. Un puñado de aspirantes, con más o menos crédito, avalados por éxitos en otras carreras o buenos puestos en el Tour, en espera de que el julio francés determine su auténtica estatura. Jan Ullrich (T- Mobile) El aspirante se hace viejo Desde hace varios años, las declaraciones de Jan Ullrich se repiten en dirección única. Puedo ganar a Armstrong, se dice, e intenta convencer a los demás el alemán de la sonrisa huidiza y conejil. El tiempo pasa, caen los años y los Tour y Ullrich pierde empaque como aspirante. Ya no convence con la palabra y tampoco con los hechos. Aquel adolescente salvaje que irrumpió en el Tour 96 (el que tumbó a Induráin) y triunfó un verano después va a cumplir 32 años en diciembre. Está más cerca de la jubilación que de la victoria, aunque no faltará quien recuerde que Bjarne Riis cazó la pieza en 1996 con 32 primaveras. A ese tipo de estadísticas tiene que agarrarse el teutón para resistir año tras año a la estresante evidencia de que es el primero en perder. Ullrich arrastra como una losa sus cinco segundos puestos en el Tour (1996, 1998, 2000, 2001 y 2003) y una creciente sensación de comportamiento obligado por las circunstancias: estoy aquí porque mi físico es el arquetipo de un ciclista, pero nada más. Sin pasión, sin contagiar entusiasmo por su profesión o el Tour. El mismo Ullrich de siempre. Exacto cual metrónomo, Ullrich ha conseguido su primera victoria del año el mismo día y en la misma carrera que en 2004, la contrarreloj de la Vuelta a Suiza. En los 36 kilómetros al borde del Lago Constanza, se empleó con energía ante McGee y Rogers. Su único antojo en el T- Mobile es Rudy Pevenage, el veterano belga que conduce a Ullrich por encima del director oficial del equipo, el ex corredor Mario Kummer. Por el Tour aterrizará con la autoridad recortada. En el T- Mobile han alcanzado su jerarquía Andreas Kloden (segundo en 2004 detrás de Armstrong) y Alexandre Vinokourov (tercero en 2003) cia. Una caída en Suiza y una clavícula rota le apartaron del Tour 2004, pero a éste llega avalado por las credenciales. Ganó en el Mont Ventoux, en el Dauphine, delante de los mejores camino de su forma óptima. Habitual de Tenerife y las sesiones en altura, el kazajo de 31 años ha adquirido consistencia en la montaña. En abril echó el lazo a la Lieja- Bastogne- Lieja. Santiago Botero (Phonak) Regresa el licenciado Hace cuatro años, en tránsito por los Alpes, subiendo el Izoard, el Vars y el Allos, Santiago Botero se descubrió como el único ciclista con recursos para plantar cara a Armstrong. Físico poderoso, escalador potable y soberbio contrarrelojista, algo blando de cabeza cuando el viento sopla en contra, aunque nada grave que no arreglase el aliento permanente que le llega de su país, Colombia. A lomos de su victoria en la contrarreloj frente a Armstrong, Botero se marchó de la factoría Kelme, de la ciencia de las avispas de Belda, del cobijo de Eufemiano Fuentes, del perpetuo estrés mensual por saber si cobraba o no, y emigró al Telekom, Alemania, Ullrich, Godefroot, la salud de su economía, el equipo más potente. Y Botero no volvió a ser el mismo. Dos años en blanco y en el olvido, camino de la jubilación. Parecía descartado para cualquier empresa de campanillas, pero 2005 le ha rehabilitado. Juan Fernández le rescató para el renovado Phonak, donde compartirá galones en el Tour con Floyd Landis. Y al amparo de una plantilla españolizada, el colombiano ha resucitado. Ganó el Tour de Romandía exhibiéndose contrarreloj y fue el corredor más fuerte del Dauphine. A sus 32 años, engancha el penúltimo tren. Andreas Kloden (T- Mobile) Esplendor a los 30 Aquella primavera que ganó la ParísNiza en 2000, los alemanes dieron palmas con las orejas. Tenían a Ullrich, con un Tour y aspirante incombustible, y tenían a su sucesor, un espigado rodador de piernas largas, de espíritu maratoniano, que volaba en la contrarreloj. El perfil de los grandes del Tour. Unas semanas después maravilló en la Vuelta al País Vasco y en Alemania se volvieron locos. Desde aquella explosión temporal, jaleada sin descanso por sus paisanos, Andreas Kloden no volvió a rascar bola hasta el año pasado. Cuatro temporadas en blanco, con lesiones y puestos en el segundo escalón, dieron paso a un Tour efervescente en el que Kloden se retrató. Tiene clase, economiza esfuerzos y no pierde el paso en la montaña. Es duro, como todos los del Este, pero no tan introvertido como Ullrich. Este año ha ganado la Vuelta a Baviera. Alexandre Vinokourov (T- Mobile) Fuerza bruta La visión periférica que alimenta a este kazajo educado en la austeridad es la soledad. No le gusta la compañía cuando ataca. De naturaleza beligerante, llámese como se llame el enemigo, Vinokourov castigó las espaldas de Armstrong en el único Tour que el americano ha visto medio perdido (2003) No hay objetivo lo bastante grande para saciar a este asiático adoptado en Fran- ETAPA 21 ETAPA 20 ETAPA 19 ETAPA 18 ETAPA 17 ETAPA 16 Paris Champs- Elysees Corbeil St- Etienne Essonnes St- Etienne Le- Puy en- Velay 23 julio Issoire Mende 22 julio Albi Revel 21 julio Pau Pau 20 julio Mourenx 19 julio Aubisque 1.677 m. META 24 julio Contrarreloj individual 144 km 55 km 153 km 189 km 239 km PIRINEOS 180 km