Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 27 6 2005 Cultura 53 Un informe oficial desvela el robo de 30.000 libros en la Biblioteca Nacional de Francia Entre ellos se hallan 2.000 de un valor inestimable y 1.183 documentos preciosos según los expertos JUAN PEDRO QUIÑONERO CORRESPONSAL PARÍS. Según un informe oficial, que hoy revelará Le Figaro en la Biblioteca Nacional de Francia (BNF) han desaparecido más de 30.000 obras, 2.000 de ellas de un valor inestimable Se trata de una catástrofe sin precedentes y un escándalo espectacular para una institución que, desde sus orígenes, parece marcada por una interminable sucesión de crisis demoledoras. Originalmente, la BNF fue concebida por François Mitterrand, durante los años ochenta del siglo pasado, para llegar a ser la biblioteca más grande del mundo Ante la magnitud de la Biblioteca del Congreso de los EE. UU. entre otras grandes instituciones, la BNF terminó por tomar unas dimensiones mucho más modestas. Abandonado el proyecto de construir la mayor biblioteca del mundo, Mitterrand deseó que la gran biblioteca nacional fuese la más moderna y mejor informatizada del mundo El edificio, ultramoderno, en el sureste de París, está rodeado de fábricas y centros industriales y su concepción comenzó por precipitar legendarios quebraderos de cabeza. do fallos de muy diversa especie. Pero la desaparición de 30.000 libros deja al descubierto unas lagunas sencillamente catastróficas para el navío almirante de la cultura escrita nacional. Jean- Noël Jeanneney, ante la Biblioteca Nacional de Francia, que él dirige AFP Seis años de investigaciones Resueltos aquellos problemas, que se prolongaron durante una larga década, la BNF comenzó a trabajar con más modestia y eficacia. Pero el último de sus directores, Jean- Noël Jeanneney, decidió lanzar otra batalla internacional, acusando a Google de ser una amenaza para las culturas francesa y europea. Esa batalla, inconclusa, coincide con el estallido de un fabuloso escándalo de novela policíaca tradicional. Desde hace meses, el Ministerio de Cultura tiene un informe oficial, según el cual han desaparecido unos 30.000 volúmenes, 2.000 de ellos de un valor inestimable. La mayoría de las obras desaparecidas, aparentemente robadas, son libros de los siglos XIX y XX. Sin embargo, según los últimos inventarios oficiales, también han desaparecido 1.183 documentos preciosos 200 de los cuales son anteriores al siglo XVIII. El estallido del escándalo es la culminación de una quincena de investigaciones policiales, comenzadas en 1998. En verano de 2004, el conservador jefe y responsable de los fondos de manuscritos hebraicos fue inculpado por el delito de robo: la justicia sospecha que este personaje, Michel Garel, robó una Biblia del siglo XIII, que reapareció misteriosamente en una subasta de Christie s, en Nueva York, el año pasado. Un marchante de arte habría declarado a la policía que Garel le vendió esa obra en el año 2000 por 80.000 euros. Desde hace años, un rosario de funcionarios y estudiosos han denuncia-