Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 Madrid LUNES 27 6 2005 ABC LA OPINIÓN DEL LECTOR Pueden dirigir sus cartas a esta sección: Correo: C Juan Ignacio Luca de Tena, 7. 28027 Madrid Fax: 917 424 104. Correo electrónico: madrid abc. es MADRID AL DÍA licado problema. Profesores y alumnos tienen el derecho a ser respetados y poder realizar su labor docente con libertad y sin temor. Fuencisla Izquierdo Libertad Somos padres del Colegio de Jesús, nuestros hijos tienen 8 y 5 años, por lo que la relación con nuestro colegio es ya de 5 años. Sinceramente nos ha sorprendido el eco que ha tenido la denuncia sobre información entregada a alumnos de 4 de ESO. Creemos que si estamos en un país democrático, donde la libertad de opinión y la tolerancia están ahora tan valoradas, ¿por qué no se puede hacer ver todas las posturas? No se puede mostrar sólo una opinión, la educación es más rica cuanto más amplia sea. La educación que reciben nuestros hijos en el Colegio de Jesús, no se limita a conocimientos de conceptos, áreas o materias, va más allá. Se les enseña a ser solidarios, a ser tolerantes y esa es la educación que queremos. Miguel Colino Carpintero y M Luisa Cerrillo Luque EQUILIBRIO PEDRO MONTOLIÚ Museo del Ejército He tenido conocimiento del cierre para el próximo día 30 del Museo del Ejército y su posterior traslado al Alcázar de Toledo, esto es el mayor agravio que se puede hacer a nuestra memoria histórica, a Madrid y por consiguiente a España. Este museo está considerado como el mejor de Europa y único en algunas de sus colecciones. Está en posesión de la Medalla de Oro del Ayuntamiento y tanto este como la Comunidad de Madrid no hacen nada para su defensa y continuidad. Es más, con su silencio parece que pretenden olvidarlo. José Durán Moreno. JAIME GARCÍA Obras. Es fantástico vivir a 35 km del lugar de trabajo y llegar a tardar más de 2 horas en recorrerlos por las obras en distintas vías. Voy en vehículo privado. No puedo utilizar el transporte público porque mi pueblo, San Martín de la Vega, está tan mal comunicado que me llevaría 2 horas y media. Laura Pérez Rebollo Miedo en las aulas Escribo en nombre de un grupo de profesoras alarmadas por el grave problema que están sufriendo alumnos y profesores en diversos centros educativos que, desgraciadamente, se extiende sin que haya medidas que pongan freno a esta situación. Sugerimos a la Administración competente se lleven a cabo las medidas necesarias para combatir este de- DIMES Y DIRETES INTERNET Y LOS NIÑOS U dio permite el anonimato, la acna vez más, la profesiotuación en grupo, el arraigo de nalidad, la moderniun sentimiento de impunidad dad, el esfuerzo y la acen los pederastas y la eliminatuación coordinada de las Fuerción del de culpabilidad que tezas y Cuerpos de Seguridad del nían al hacerlo en solitario. Estado han permitido desartiTeniendo presente que lo que cular una red de pornografía PEDRO hoy es novedad e innovación, infantil que operaba a través NÚÑEZ mañana quizá sea obsolescende internet. MORGADES cia, y asumiendo que una socieEl avance de las Tecnologías de la Información y Comunicación dad inteligente debe actuar anticipán (TICS) en general e internet en particu- dose al problema tratando de prevenir lar, con todas las ventajas que presen- el daño antes de que éste aparezca, hatan, facilitan la proliferación de delitos brá que adoptar nuevas medidas frentan graves como la pornografía infan- te a las nuevas formas que presenta el til. Si bien este tipo de infracciones ya delito. El Derecho Penal está dando estaba presente en la sociedad antes muestras de capacidad de adaptación del exponencial desarrollo de las tele- a los nuevos tiempos, pero hace falta comunicaciones, es cierto que actual- complementarlo con medidas imaginamente han encontrado un campo abo- tivas y eficaces. Algunas de esas medinado en internet, toda vez que este me- das están dando ya sus frutos, como el fomento de acuerdos de autorregulación entre la industria de internet, el funcionamiento de líneas de denuncia, como la gestionada por Protégeles, y la divulgación de la conveniencia de que todos denunciemos la pornografía infantil que detectemos. Creemos que debe estudiarse la implementación de otro tipo de acciones válidas en un Estado de Derecho consolidado como el nuestro, como es la infiltración de agentes, con la instrucción del Fiscal, en las redes de pederastia que actúan en internet. Entendemos que esta medida no sólo añadiría eficacia, sino que sería un elemento disuasorio y retractador al desconocer el miserable pedófilo si con quien contacta es un menor o un agente de la autoridad, contribuyendo con ello a prevenir las terribles consecuencias que para niños y niñas supone este inhumano y brutal tráfico de la inocencia en tantas partes de este manifiestamente mejorable mundo en el que vivimos. P. Núñez Morgades, Defensor del Menor adrid se encuentra en una fase decisiva para su futuro. Eso nadie lo cuestiona. La transformación a la que está siendo sometida esta ciudad es enorme y sólo nos daremos cuenta cuando el polvo de las obras haya desaparecido. El problema es saber si la ciudad y cuantos la habitamos vamos a ser capaces de echarle los suficientes capazos de paciencia. Un responsable municipal me reconocía recientemente que los dos años que faltan de legislatura van a ser los peores, pero que, una vez rebasados, los efectos van a ser tan visibles que se nos olvidarán las penas sufridas. Es una manera de verlo. Evidentemente, cuantos hemos asistido al proceso de transformación de la ciudad en las últimas décadas sabemos que nada se consigue sin esfuerzo. Desde el Plan de Barrios en Remodelación hasta la desaparición de los antiestéticos pasos elevados, los vecinos de los distritos han tenido que amoldarse a esta situación cambiante. El problema es que ahora estamos rodeados. Ya no se trata de que en un punto haya una obra que obliga a desviarse o de que haya que cruzar a la acera de enfrente por una zanja que impide el paso. Ahora, es prácticamente imposible recorrer un distrito, sin que las vallas te obliguen a cambiar tu itinerario. Madrid vive en un difícil equilibrio entre renovarse y seguir viviendo. Miles de personas ven cada día variados sus hábitos por obras que, sin duda, mejorarán la calle gracias a esa ampliación de aceras; lograrán un metro más accesible y luminoso gracias a la remodelación de estaciones; permitirán una coexistencia más lógica entre medios de transporte merced a la construcción de intercambiadores; recuperarán ambientalmente el Manzanares gracias al enterramiento de la M- 30; conseguirán el predominio del transeúnte gracias a la peatonalización de calles. Pero, para lograr estas mejoras, al ciudadano se le está obligando a pasar todas las pruebas a la vez. Es como si a un enfermo se le quisiera operar de corazón, hacer un lifting, poner la vacuna del tétanos, someterle a rehabilitación de espalda y cortarle el pelo al mismo tiempo. Si lo supera quedará estupendo. Entre tanto, el simple vuelco de un camión pone esta ciudad patas arriba. M