Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 Nacional LUNES 27 6 2005 ABC En el origen de la última crisis hispano- marroquí EL AAIÚN. El año 2001, el Parlamento andaluz, a propuesta de la plataforma ciudadana pro- autodeterminación en el Sáhara, permitió celebrar un referéndum simbólico en la sede de la Cámara andaluza, como respuesta al bloqueo permanente de Marruecos a una solución política a la zona. Unos 150.000 andaluces se pronunciaron en favor de que el Sahara Occidental pudiera celebrar una elecciones en libertad sobre su futuro. Un acto así, respaldado entonces por las cuatro formaciones del arco parlamentario, provocó las iras de Mohamed VI, que aprovechó la coyuntura para retirar a su embajador en Madrid y destapar la caja política de los truenos. La crisis con el Gobierno de José María Aznar se agravó con el posterior conflicto en la isla de Perejil. La llegada del PSOE al poder cambió el panorma y hoy el reino alauí parece ser quien marca la agenda diplomática en el territorio del Sahara Occidental. Los integrantes de la delegación andaluza, ayer, en el aeropuerto de las Palmas de Gran Canaria ABC Marruecos impide por cuarta vez entrar en el Sahara a una delegación española La comitiva andaluza estaba integrada por diputados del PP e IU, pero no del PSOE b El parlamentario de IU Ignacio García, como portavoz de los rechazadas, acusa a los gobiernos de Zapatero y de Chaves de complicidad con Rabat MAR CORREA, ENVIADA ESPECIAL EL AAIÚN. Si los echan es la prueba evidente de que Marruecos tiene algo que ocultar y que verdaderamente está vulnerando los derechos humanos con los saharauis Así lo vaticinaba el presidente de la Federación estatal de instituciones solidarias con el Sahara, Carmelo Ramírez, sólo unas horas antes de que la delegación andaluza emprendiera desde Las Palmas su viaje rumbo a El Aaiún, capital administrativa del Sahara Occidental, donde la situación es ahora de tensa calma. Como era previsible, el Gobierno marroquí impidió, por cuarta vez consecutiva, que una delegación autonómica española pisara suelo sahariano. Aunque las informaciones están notablemente silenciadas, las movilizaciones de los saharauis en la zona se han seguido produciendo hasta los pasados miércoles y jueves en Casablanca, El Aaiún y Assa, como han continuado las detenciones, las torturas y los juicios sumarísimos. Espoleados por una situación que consideran intolerable los miembros de la delega- ción andaluza confiaban en que Marruecos variara en esta ocasión su actitud intransigente de no permitir acceder al país, pese a las advertencias previas tanto del Gobierno español como del reino alauí de la inoportunidad de la visita. La expedición la componían los parlamentarios del PP e IU, Begoña Chacón e Ignacio García; los catedráticos de Derecho Internacional y de Antropología, Alejandro Rodríguez Carrión e Isidoro Moreno; el secretario general del SOC, Diego Cañamero, y los representantes de asociaciones de ayuda al pueblo saharaui Francisco Guerrero y Fernando Peraita. Los parlamentarios del PSOE decidieron no formar parte de la delegación. Un no rotundo como respuesta Tras permitir descender al pasaje residente en el territorio, la policía marroquí, desplegada por la pista del aeropuerto, dio orden de que nadie del grupo andaluz se moviera de su asiento. Desde las ventanillas se apreciaba el nerviosismo de los agentes marroquíes y de un numeroso grupo de periodistas de Marruecos dispuestos a cubrir, un fin de semana más, el nuevo intento de las delegaciones autonómicas de conocer de primera mano el hostigamiento que vienen padeciendo los saharauis en el territorio ocupado. Una hora duró un hostil intercambio dialéctico- -con un intérprete que Un cámara de la televisión de Marruecos filma el avión en El Aaiún ABC El primer ministro marroquí, Driss Yetú, se reunirá el jueves en Madrid con Zapatero pedía serenidad a las partes- -entre el jefe de policía de frontera marroquí, el parlamentario de IU, el secretario general del SOC (dispuesto a impedir salir al avión de regreso a Las Palmas) y el presidente de la Federación andalu- za de asociaciones solidarias con el Sahara, que llegó a reconocer como torturador a uno de los interrogadores. Ni a las peticiones del diputado Ignacio García de contactar con un superior accedieron los agentes marroquíes: un no rotundo e injustificable respondía cualquier requerimiento de la delegación; un no pueden bajar porque no están autorizados un no pueden hablar con nadie más; un no puedo hablar de política El ambiente se enrareció aún más con la actuación del comandante de la compañía aérea Binter, empeñado en zanjar rápidamente la cuestión y embarcar al pasaje que volaba a continuación a Las Palmas. El tenso tira y afloja retrasó el cumplimiento de su estricto horario. Ya de regreso al aeropuerto de Las Palmas, García, como portavoz de la delegación andaluza, planteó al Gobierno central y al andaluz la necesidad de replantearse su actitud con Marruecos, por unas acciones de hostilidad que está cometiendo este país con los saharauis por las que van a tener que dar explicaciones Además, García señaló que la visita pendiente acordada entre los ministros de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos y Mohamed Benaissa, para que una delegación del Congreso y del Senado visite la zona, será un paripé lamentable Visita de Driss Yetú Este nuevo rechazo a la entrada de delegaciones españolas en el Sahara se produce sólo cuatro días antes de que el primer ministro de Marruecos, Driss Yetú, viaje a Madrid para entrevistarse con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero con el fin de preparar la cumbre bilateral que se celebrará en España antes de fin de año.