Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 26 6 2005 Espectáculos 77 CLÁSICA Premio Tomás Luis de Victoria Obras de J. Guinjoan, Intérpretes: Orquesta y Coro Nacionales de España. Director: J. Pons. Solistas: V. Bronevetzky (piano) y C. García (barítono) Lugar: Auditorio Nacional. Madrid. Fecha: 23- 06- 05 HOMENAJE AL COMPOSITOR JOAN GUINJOAN ANTONIO IGLESIAS tiempos- -se toca sin interrupción en los veintitantos minutos de duración- Se trata de una obra brillantísima, con concedidas intervenciones del solista en bien dictadas cadenzas y con un final que, siguiendo muy de cerca a un reconocido Chopin, no deja de mirar al impresionismo francés, totalizando una obra muy difícil pero digna de incorporación al repertorio de piano y orquesta. Ni que decir tiene que el triunfo acompañó la jornada- -festejando también al barítono Carlos García, más recitador que cantante en sus intervenciones en In tribulatione mea -e intensificó el final cuando Joan Guinjoan saludó subiendo al escenario. Guinjoan, recibiendo el premio de manos de la ministra de Cultura EFE rganizado por la Sociedad General de Autores (SGAE) en colaboración con la Orquesta y Coro Nacionales de España (OCNE) en la tarde del jueves se celebró un concierto extraordinario en homenaje al compositor Joan Guinjoan, festejándole con ocasión de entregarle la ministra de Cultura, Carmen Calvo, el V premio iberoamericano Tomás Luis de Victoria 2004. Las palabras de Carmen Calvo fueron seguidas por las del presidente del Consejo de Dirección de la SGAE, Eduardo Bautista, y las de Alfredo del Mónaco, agradecidas con notoria emoción por el excelente músico de Riudoms (Tarragona) al expresar su gratitud. Nada puede festejar mejor a un autor que escucharse en sus propios pentagramas; y así ocurrió en esta ocasión con un programa monográfico de Guinjoan que incluía sus Trencadis In tribulatione mea, invocavi Dominum y su Concerto para piano y orquesta escritas en 1994, 1987 y 1983, lo que supone una rica muestra de su quehacer compositivo de consiguiente actualidad. Deseo anticipar las excelencias traductoras de los profesores de la ONE; voces del Coro (siempre bien preprado por Lorenzo Ramos) y solistas, dirigidos por su titular musical, Josep Pons, que demostró tal seguridad en este programa de tamaña responsabilidad que apenas miraba la partitura en su atril. De la música de Guinjoan, al que he seguido en su intensa y fructífera carrera, tanto en Trencadis como In tribulatione mea anotaré en primer lugar su esmeradísimo quehacer, el sumo cuidado de un procedimiento minucioso, consciente de no caer en una psicosis de la novedad dentro de unas consecuencias determinantes del total bien logrado. El Concerto para piano fue espléndidamente interpretado por el ruso Valadislav Bronevetzky, dedos y mente que nos llevaron de asombro en asombro, perfección traductora, en sus adivinados O El Concerto para piano fue espléndidamente interpretado por el ruso Valadislav Bronevetzky, dedos y mente que nos llevaron de asombro en asombro