Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
38 Internacional DOMINGO 26 6 2005 ABC Triunfo socialista en las elecciones parlamentarias, aunque lejos de la mayoría El partido ultranacionalista Ataka da la sorpresa y se convierte en la cuarta fuerza política b Una alternativa para formar go- bierno sería una alianza del centroderecha que, sin duda, tendría como elemento clave la ANSII, de Siméon de Sajonia- Coburgo RAFAEL ALVARADO. CORRESPONSAL SOFÍA. Aunque al cierre de esta edición no se habían ofrecido resultados oficiales, varias de las agencias demoscópicas aseguraban que la Coalición por Bulgaria (CB) vertebrada en torno al Partido Socialista, habría contabilizado un 32 por ciento de los votos, lo que le adjudicaría 87 diputados. Aunque es la fuerza más votada, sus resultados están bastante por debajo de las expectativas que barajaban sus líderes. El segundo partido más votado ha sido la Alianza Nacional Simeón II (ANSII) que se ha hecho con el 20 o el 22 por ciento de los votos, lo que le permite tener entre 52 y 55 escaños. La tercera fuerza política es el Movimiento de Derechos y Libertades (MDL) de la minoría turca, que en esta ocasión asciende en relación con anteriores comicios, y podría haber contabilizado entre un 10 y un 11 por ciento de los votos, o sea unos 28 diputados. Todos coinciden en señalar que el fenómeno ultranacionalista Ataka (Ataque) podría ser la cuarta fuerza políti- ca al obtener entre el 7,5 y el 8,8 por ciento de los votos, unos 21 diputados. En el centroderecha tendrán representación parlamentaria las Fuerzas Democráticas Unidas (FDU) también con unos 21 diputados; los Demócratas por una Bulgaria Fuerte (DBF) del ex primer ministro Ivan Kostov, con 15 escaños, y la Unión Popular Búlgara (UPB) con 13 diputados. Todo parece indicar que estos serían los siete partidos que estarían representados en el nuevo Parlamento. Con estos resultados, el puzzle político búlgaro sigue ofreciendo las incertidumbres que se han señalado estos días. Si bien los socialistas han sido los más votados, según la Constitución, el presidente de la República debe encomendar la formación de gobierno no al partido más votado sino al grupo parlamentario más numeroso, una vez constituido el Parlamento. La CB parece que optaría por coaligarse con el MDL, pero aún así, y con estos resultados preliminares, no lograría más de 115 escaños. Siempre y cuando no obtuviera el apoyo de al menos seis o más tránsfugas, para lograr una frágil mayoría superior a los 120 escaños, no podría formar un grupo parlamentario que permitirían al jefe de Estado encomendarle la formación de gobierno. Precisamente aquí aparece el empate al que se han estado refiriendo los Simeón de Sajonia- Coburgo tras depositar su voto en un colegio de Sofía AFP Fuerte incertidumbre sobre el juego de alianzas políticas, necesario para poder formar un gobierno estable analistas al conocerse estos primeros resultados. La alternativa sería una coalición de centroderecha que, sin duda, tendría como elemento clave a la ANSII, partido de vocación liberal. Nadezhda Mijailova, líder de las FDU, ha sugerido la posibilidad de que todos los partidos de centroderecha se coaliguen, y luego, con la ANSII, formen una coalición aún más amplia, y así, si lograran atraer también al MDL, podrían constituir un grupo parlamentario mayorita- rio. Frente a este ofrecimiento de Mijailova, Kostov ya ha declarado que jamás apoyaría a la ANSII y menos aún si el candidato a primer ministro fuese Simeón de Bulgaria. Por otra parte está Ataka, la gran sorpresa de estas elecciones que, según los analistas, ha logrado en cuestión de dos semanas mucho más de lo que la fragmentada derecha ha cosechado durante varios años. Ya se sugiere la posibilidad de una Coalición para la Salvación Nacional, es decir todos contra Ataka, ya que por su ultranacionalismo es el único partido que desentona con el consenso nacional que existe en cuanto a las grandes prioridades nacionales- -OTAN, Unión Europea- y ya se está sugiriendo que la UE no le perdonaría a Bulgaria la aparición de semejante fuerza política que muchos califican de fascistoide.