Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 DOMINGO 26 6 2005 ABC Internacional Temor a un endurecimiento del régimen iraní tras la victoria del integrista radical Ahmadineyad El nuevo presidente es un firme defensor del programa nuclear de Ahmadineyad confirma la reconquista de todos los órganos de poder en Irán por parte del sector más integrista fiel al Líder Supremo, el ayatolá Jamenei FRANCISCO DE ANDRÉS ENVIADO ESPECIAL TEHERÁN. La ola que se veía llegar desde la decisión del régimen de barrer por decreto todas las candidaturas reformistas anegó ayer Irán. El candidato más duro del sistema jomeinista, el alcalde de Teherán Ahmadineyad, ganó con una facilidad prodigiosa al favorito, el ex presidente Rafsanjani, en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, disparando todas las alarmas de un retorno a los momentos más oscuros de la revolución islámica. Según los datos proporcionados por el Ministerio del Interior, Ahmadineyad obtuvo un 61,69 por ciento de los votos, frente al 35,92 por ciento obtenido por el veterano clérigo. La participación oficial se situó finalmente en el 59,7 por ciento, después de diversas fluctuaciones o regateos como suele ser habitual en los comicios persas. Teherán vivió sin embargo una jornada sin sobresaltos. No hubo ninguna explosión de alegría en las inmensas barriadas pobres del sur, donde Ahmadineyad contaba con su principal bolsón electoral. Ni tampoco de duelo en el norte o en el centro comercial, donde el b El triunfo viernes se votó a regañadientes por Rafsanjani para tratar de frenar lo inevitable; o simplemente no se votó. Atentos a los primeros pasos La incertidumbre que produce la llegada al gobierno del ex oficial de los Guardianes de la Revolución es tanta que los medios empresariales y estudiantiles, los más inquietos por la línea dura islamista propagada por Ahmadineyad, se van a limitar a observar en silencio sus primeros pasos. El hasta ayer alcalde de Teherán, por su parte, emitió un comunicado en el que se comprometía, tras la victoria, a hacer de Irán una democracia moderna, avanzada, poderosa e islámica Más tarde en unas primera declaraciones a la televisión estatal fue algo más explícito: Me siento honrado y estoy muy orgulloso... Ya sea como presidente, como alcalde o barrendero, mi objetivo principal siempre ha sido servir con sinceridad al pueblo El triunfo de Mahmoud Ahmadineyad confirma la reconquista de todos los órganos de poder en Irán por parte del sector más integrista fiel al Líder Supremo, el ayatolá Jamenei, que ostenta su cargo de máxima autoridad política y religiosa de modo vitalicio y dirige personalmente los centros auténticos de mando en el país: las Fuerzas Armadas y policiales, los jueces y la radio- televisión. Los dos órganos electivos del régimen que durante los últimos ocho años estuvieron en manos de políticos reformistas el Parla- Rafsanjani sólo se quejará ante Dios El candidato derrotado en las elecciones presidenciales iraníes, Akbar Hachemi Rafsanjani, felicitó ayer al ganador y garantizó que no denunciará las supuestas irregularidades que ha percibido. Ha habido gente que, por debilitar a un candidato, ha debilitado a la Revolución Islámica. Han utilizado los recursos del Estado de manera organizada e ilegal para intervenir en los comicios afirmó Rasfanjani en una carta divulgada por la agencia de noticias estudiantil ISNA. No pienso presentar un recurso ante aquellos jueces que no han querido o podido hacer algo. Como en otras ocasiones, me reservo la denuncia para hacerla ante Dios agregó Rafsanjani, quien fue presidente de Irán entre 1989 y 1997. Durante la primera vuelta de las elecciones, celebrada el pasado 17 de junio, los candidatos eliminados ya denunciaron ayudas desde el interior del régimen para Mahmud Ahmadineyad. Hubo quejas sobre todo de coacciones a los electores en algunos colegios de la capital. mento y el Gobierno- -han vuelto desde ayer al entorno del sucesor del imán Jomeini. En un comunicado difundido por la televisión estatal, el máximo líder religioso hizo un llamamiento a la unidad nacional para neutralizar cualquier tipo de conspiración tras las elecciones. Los basiyi claves en el triunfo Piezas clave en la estrategia de reconquista han sido también, según algunos análisis, los militantes voluntarios del régimen, conocidos como basiyi extendidos por todo el país y especialmente presentes en los colegios electorales. El mensaje en los medios GUSTAVO DE ARÍSTEGUI FINAL EN IRÁN: RADICALES 10 REFORMISTAS 0 E l viernes se jugó un partido de fútbol de la liga de la democracia en Oriente Medio, jugaba como favorito el clásico equipo de toda la vida, AAA (Atlético Ayatolá Acomodaticios) que siempre ha gozado del favor de la jerarquía, aunque su delantero el otrora escurridizo, hábil y un punto agresivo Rafsanjani, hubiese visto mejores tiempos. El Consejo de Guardianes de la Revolución no quiso que la Liga fuese equilibrada, y no le permitió a algunos de los mejores equipos refor- madores presentarse, no fuera que fuesen a ganar, esto para entendernos es como si la LFP (liga de Fútbol Profesional) le impidiese a equipos pequeños y medianos pero buenos presentarse, no fuera a ser que le amargasen la vida a los que ellos quisieran favorecer. Así funciona la Liga política en Irán, sólo se pueden presentar los que deciden los guardianes que no son imparciales y militan indisimulada y fervorosamente en los colores del Pétreo Régimen Refractario F. C. que sólo acepta jugar cuando el equipo de enfrente no tiene portero, los defensas, están diezmados por sospecha religiosa y los delanteros no han sido inscrito por prohibición expresa del Consejo de los Guardianes, por eso el Reformistas Atemorizados y en Desbandada, ADD (Agrupación Deportiva Desamparada) no ha llegado ni a la final. Vamos que así gana la Champions hasta el Alcoyano. En esta liga los reformistas tenían varios equipos, y se eliminaron entre ellos, permitiendo que los del Pétreo Régimen llegaran contra todo pronóstico a la final, que se la han disputado con éxito a los de la AAA, ya saben el maduro delantero Rafsanjani, cuya presencia en la final e incluso victoria por goleada se anticipaba como un mal menor. Su victoria se interpretaba, antes de disputar el partido, como un paso atrás en las reformas, pero no necesariamente como un portazo, teniendo en cuenta que la sociedad iraní quiere una evolución política a la altura de la silenciosa revolución social que se ha instalado en el país. Quieren que su campeón juegue en competiciones internacionales, y se lleve bien con otros equipos. Pues nada, tendrán que esperar a que estos dirigentes se jubilen o caduquen, pues este mensaje no es el que nadie quería recibir: relaciones tensas con Occidente, impulso a los planes nucleares, quizás apoyo a movimientos radicales y vuelta al pasado en cuanto a la evolución política y social del país. Vamos que así no vuelve a ir nadie a los estadios, si es para ver como los equipos ultras cargados de defensas rompepiernas (uno de los equipos más duros se llama Pasdarán- guardianes de la revolución) masacran a los escasos y diezmados equipos reformistas, que querían introducir el juego limpio y el fútbol espectáculo a la iraní, vamos un embrión de fútbol de categoría mundial, ése que nosotros llamamos democracia.