Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 Nacional DOMINGO 26 6 2005 ABC La complejidad y opacidad que ofrece ahora el debate sobre la financiación autonómica ha movido a PSOE y PP a utilizarla como arma arrojadiza. El PSOE dice que las propuestas de Maragall (PSC) y Matas (PP) son idénticas. El PP lo rebate Las vías cruzadas de Maragall y Matas TEXTO: M. MARÍN FOTO: YOLANDA CARDO MADRID. El reciente acuerdo alcanzado en la Comunidad Valenciana por el PP y el PSOE para reformar el Estatuto de autonomía; la explícita pugna en el seno del tripartito catalán, y entre éste, CiU y el PP para aclarar su propio panorama- -especialmente el financiero- -cuando el calendario se les echa encima; la iniciativa acelerada en Baleares por su presidente autonómico, Jaume Matas (PP) para conseguir una financiación regional más favorable, y el proyecto que ultima el Gobierno para poner sobre la mesa de la próxima Conferencia de Presidentes un nuevo modelo de financiación con la pretensión de satisfacer a todos han abierto la veda a todo tipo de interpretaciones que los partidos, sobre todo el Partido Popular y el PSOE, emplean para tirarse los trastos a la cabeza y acusarse mutuamente de contradicciones internas y rebeliones. Por ejemplo, el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero ha mantenido en las últimas semanas que lo que defiende el líder catalán del PP, Josep Piqué, para el Estatuto catalán se asemeja mucho a sus propias tesis, con lo cual, más que hacer oposición, lo que nos hace es un favor Algo parecido hace también el PSOE con la propuesta de financiación de Jaume Matas, de quien los socialistas creen que va por libre y que mantiene un pulso a Mariano Rajoy con una iniciativa fotocopiada de la de Pasqual Maragall. Diferencias entre las propuestas Cataluña Negociación bilateral. El tripartito catalán propone una relación bilateral Generalitat- Gobierno para pactar a dos la financiación de la Comunidad, al margen del Consejo de Política Fiscal y Financiera y del resto de las autonomías. Recaudar todos los impuestos. También aspira a recaudar todos los impuestos en Cataluña, sean estatales o cedidos, y entregar al Estado no más del 50 por ciento de ellos. Agencia Tributaria propia. Cataluña pretende disponer de una Agencia Tributaria propia encargada de la recaudación y gestión de los impuestos, sin supervisión por parte de la Agencia Estatal. El consorcio que se establezca entre ambas Agencias tendría que estar avalado antes por la Generalitat. Baleares Negociación multilateral. Baleares no propone una negociación de tú a tú con el Gobierno para su financiación. La propuesta de Matas se someterá al marco general de negociación multilateral establecido en el marco del Consejo de Política Fiscal y Financiera. Sin especificar porcentajes. La propuesta del Gobierno balear para la nueva financiación no quedará asociada o condicionada a la reforma del Estatuto de autonomía y, según el PP, no impondrá porcentajes concretos de impuestos, máximos o mínimos, en la recaudación y cesión de impuestos. Agencia Tributaria supeditada a la Estatal. Baleares no abogará por la autonomía total de la Agencia Tributaria autonómica. Luis Rodríguez Zapatero toda vez que el órgano competente para discutir la financiación es el Consejo de Política Fiscal y Financiera. Maragall sabe que en esto tendrá que negociar a la baja porque de lo contrario será el propio Zapatero quien desautorice su propuesta y deje en evidencia al presidente de la Generalitat. ¿Financiación dentro del Estatuto? Pero en el PP se defienden alegando que nada hay más lejos de la realidad. Contienen sustanciales diferencias aseguran fuentes del PP, que lamentan la manipulación que el PSOE hace de la iniciativa de Matas. Hasta ahora, y pese a que el proceso de reformas estatutarias está ya en marcha en varias Comunidades- -Cataluña, Valencia, Andalucía, Canarias... -y de que el camino hacia una nueva financiación autonómica parece irreversible, son sólo dos las Comunidades que han aireado sus iniciales propuestas económicas, Cataluña (PSC- ERC- ICV) y Baleares (PP) Sus diferencias son las siguientes: La aspiración inicial del tripartito de Pasqual Maragall es vincular la reforma de su Estatuto de autonomía a un nuevo sistema de financiación específico para Cataluña. Que el primero regule el segundo o, dicho de otro modo, que las exigencias del segundo queden condicionadas al primero, algo a lo que se opone el Gobierno de José Comunidades. En otras palabras, Balea- res no pretende someter incondicionalmente el nuevo sistema de financiación al Estatuto. Son dos vías distintas. Otra diferencia: el Estatuto que quiere el tripartito catalán incluye varias previsiones tendentes a establecer una relación bilateral entre la Generalitat y el Gobierno de la nación para pactar la financiación. Se ampara en una negociación a dos de tú a tú, y huye del obligado concierto multilateral entre todas las Comunidades y el Ejecutivo. Ejemplos de ello son las previsiones incluidas en la redacción del nuevo Estatuto catalán que prevén que el Estado y la Generalitat establecerán un mecanismo de actualización quinquenal del sistema de financiación... o la comisión Mixta de Relaciones Fiscales y Financieras EstadoGeneralitat es el órgano bilateral de relación entre la Administración del Estado y la Generalitat en el ámbito de la financiación autonómica... LIQUIDACIÓN 50 Recaudación de tributos en exclusiva En cambio, el PP argumenta que la propuesta balear en ningún caso se sale de las competencias del Consejo de Política Fiscal ni impone condiciones bilaterales Baleares trasladará sus necesidades, por muy exigentes que sean, a ese Consejo sin imposiciones previas al Gobierno. Una tercera diferencia, según arguye el PP, es que Cataluña quiere recaudar todos los tributos que se generen en su Comunidad autónoma y, después, pagar una parte de ellos al Estado. Esto supondría la creación de una Agencia Tributaria catalana con ple- CASTELLÓ 89- 28006 MADRID (SEMIESQUINA JUAN BRAVO) Tel. 91 576 93 17- Fax 91 576 46 27 E- mail: castello 89 infonegocio. com Relación bilateral Cataluña- Estado Por el contrario, el Gobierno de Matas en Baleares, aún aspirando a recibir idénticas concesiones de las que en última instancia pueda percibir Cataluña, no se sale del marco de ese Consejo, compuesto por el Gobierno y todas las