Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
94 Deportes NBA PUNTO FINAL A LA TEMPORADA SÁBADO 25 6 2005 ABC Duncan y Ginóbili ponen a los Spurs el tercer anillo en siete temporadas El pívot fue el MVP, pero la afición pidió el galardón para el argentino SAN ANTONIO DETROIT 81 74 San Antonio (18+ 20+ 19+ 24) Parker (8) Ginóbili (23) Bowen (5) Duncan (25) Mohammed- -cinco inicial- Horry (15) Barry (5) y Brown. Detroit (16+ 23+ 18+ 17) Hamilton (15) Billups (13) Prince (9) R. Wallace (11) B. Wallace (12) -cinco inicial- McDyess (10) Hunter (4) Ham, Dupree y Campbell. Tres estrellas, once anillos Tim Duncan ha estado presente en los tres campeonatos de los Spurs y ha sido el MVP en todos ellos. Además, acumula otros dos de la temporada regular. Comparado con otras estrellas lleva un buen camino: alcanza su trío de anillos en ocho temporadas, ligeramente por detrás de Magic Jonson (6) y Larry Bird (7) y mejor que Michael Jordan y Shaq O Neal (10) Robert Horry es experto en canastas decisivas y en saber estar en el lugar adecuado en el momento justo. Ganó dos títulos con los Rockets, tres con los Lakers y ahora uno con los Spurs. Además empata con Jordan en éxitos y eficacia: nunca ha perdido una final. Manu Ginóbili es otro especialista en coleccionar premios. A sus títulos italiano, europeo y olímpico (más un subcampeonato mundial) acompaña ya dos de la NBA en otros tantos años en la Liga. En esta final fue el mejor en tres de los partidos de casa. miseta de los Estados Unidos, es natural de las Islas Vírgenes. Lo que está claro es que los de Popovich (a quien se le critican sus métodos y dirección, pero sigue cosechando triunfos) son unos dignos campeones. Saben manejar como nadie los momentos clave de los partidos y tiene unos jugadores que son auténticos martillos pilones. No actúan de cara a la galería: van machacando poco a poco a sus rivales hasta lograr su objetivo. Y con recambios de calidad en todos los puestos. Después de la pájara de la última semana (perdieron tres de cuatro partidos) supieron afrontar perfectamente la fecha clave. Hacía once años que no se alcanzaba un séptimo encuentro y ya no cabían más errores. Durante la primera parte las cosas estuvieron igualadas (38- 39) mas fue tras el descanso cuando el lanzamiento exterior empezó a abrirles las puertas de la gloria. Robert Horry, Ginóbili e incluso el defensivo Bruce Bowen anotaron de tres puntos cuando más falta hacía y los locales llegaron con el partido en franquía a los momentos finales. Luego, la cabeza fría y el delirio. Están acostumbrados al triunfo. MIGUEL ÁNGEL BARBERO Tienen estrellas de primer orden y los resultados les dan la razón: después de su último triunfo ante los Pistons (81- 74) los Spurs ya son un equipo de leyenda. Ganaron su tercer título en siete temporadas y dejaron claro que el baloncesto más competitivo de hoy en día pasa por El Álamo. Sin embargo, hay algo en esta franquicia que no acaba de calar en el gran público. Será que son un equipo de pueblo (San Antonio es uno de los mercados más pequeños de la NBA) que sus figuras no son muy mediáticas (Tim Duncan no vende las camisetas que debería como MVP, mientras que Tony Parker y Manu Ginóbili son extranjeros) o que tienen mala suerte con los años de sus anillos. El primero (1999) coincidió con el cierre patronal, por lo que la temporada sólo duró cincuenta partidos y se tildó su campeonato como el del asterisco Siempre quedará la duda de si hubieran sido capaces de ganar con un calendario completo. Y los dos últimos, ante New Jersey y Detroit, han sido los que han registrado las audiencias televisivas más bajas. La conclusión es evidente: a los estadounidenses no les interesan los Spurs. Y parece que tampoco la excesiva internacionalización de sus mejores piezas. Haciendo gala de su proverbial chauvisimo, eligieron mejor juga- Ginóbili abraza a Duncan, que levanta los brazos para celebrar el triunfo dor de la final a Duncan cuando el pabellón reclamaba a gritos el galardón para Ginóbili. Pero ya habría sido mucho para el orgullo americano que el mejor jugador de la final fuera argenti- REUTERS no, el de la temporada canadiense (Steve Nash) y el mejor entrenador, medio italiano (Mike D Antoni) De todas formas, esta lectura sigue siendo válida porque aunque el pívot defienda la ca-