Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 SÁBADO 25 6 2005 ABC Madrid Denuncian que el informe sobre el Severo Ochoa que pidió el fiscal está manipulado y cercenado La directora del Anatómico Forense expresa su más enérgica protesta por el texto b Las conclusiones del documento médico- forense que estudia 13 historias clínicas no relacionan de modo inequívoco las muertes de pacientes con las sedaciones MARIANO CALLEJA MADRID. El informe médico forense sobre las sedaciones terminales practicadas en 13 casos en el Hospital Severo Ochoa de Leganés ha sido cercenado y manipulado y resulta tendencioso Así lo denuncia la directora del Instituto Anatómico Forense, Carmen Baladía, quien se hizo cargo de una de las historias clínicas analizadas por su complejidad y que ahora, con el informe en las manos, ha expresado su más enérgica protesta al comprobar cómo todo su trabajo ha quedado resumido en apenas dos párrafos. El informe médico forense, al que ha tenido acceso ABC, fue solicitado por el fiscal que investigaba las sedaciones terminales realizadas en el Severo Ochoa y en él se estudia la asistencia médica prestada a 13 pacientes entre el 22 de septiembre de 2003 y el 11 de julio de 2004. En sus conclusiones finales, de tres párrafos, no se habla de prácticas irregulares ni ilegales, pero tampoco de lo contrario. En nada se parece al documento realizado un mes antes por la comisión de expertos, que relacionaba directamente las sedaciones irregulares con la muerte de 73 pacientes del hospital de Leganés. En el informe realizado por la Clínica Médico Forense de Madrid se explica que no se puede concluir de modo inequívoco que la causa del fallecimiento haya sido de modo directo y exclusivo por la sedación Y a continuación se añade que es imposible deducir de las citadas historias clínicas si un paciente fallece por su enfermedad terminal o por la medicación empleada en la sedación mismo Es decir, lo que ha ocurrido es que toda la investigación de Baladía ha quedado reducida a unas pocas líneas en el informe final y, además, de forma tendenciosa según critica. Me permitirá recordarle que ningún informe médico forense, escritos de acusación o defensa, sentencias judiciales, etc. permiten resúmenes que en mi caso, además, resulta tendencioso señala en la carta, enviada ayer mismo. Pero eso no es todo, pues la médico forense también muestra su sorpresa por las conclusiones del texto, que poco tenían que ver, al parecer, con la información que se le dio antes de cerrar- se el informe: Por último, aun no siendo de mi competencia, manifestarle mi sorpresa ante las conclusiones del citado informe, dado que usted tuvo la amabilidad de informarme en distintas ocasiones sobre la incorrección de las dosis o la inadecuada indicación de la sedación en los casos objeto de estudio Conclusiones ambiguas En el informe llama la atención que las conclusiones finales médico- legales escritas con ambigüedad- no se puede concluir de modo inequívoco... chocan con algunas de las consideraciones previas. Por ejemplo, las del caso 2, el estudiado por la médico forense Carmen Baladía. El resumen de su investigación, de cinco líneas, dice esto: En relación al caso 2, hay dos momentos muy distintos en la evolución del paciente. Cuando ingresó cabría la posibilidad de un tratamiento médico (sondaje adecuado) o quirúrgico que es posible que hubiesen solucionado el problema, pero transcurridas las primeras horas, evolucionado el cuadro clínico, la sedación sí ya estaba indicada. Dosis no excesivas Es decir, se admite que cabía un tratamiento médico que podía haber solucionado el problema, pero no se hizo, por lo que podría hablarse de mala praxis Pero en las consideraciones del informe, previas a las conclusiones, hay más puntos que llaman la atención por todas las dudas que plantean. En relación al caso 7 se dice: Teniendo en consideración toda la patología previa y la situación actual podría estar indicada la sedación, quizás una transfusión he- Es imposible deducir si un paciente fallece por su enfermedad o por la sedación dice el documento médico Una de las médicos que investigó las historias clínicas critica que las conclusiones finales resultan tendenciosas En siete de los 13 casos analizados se plantean dudas sobre las prácticas médicas realizadas mática podría haber solucionado provisionalmente la situación. La asociación de los tres fármacos teniendo en cuenta las dosis empleadas podría ser aceptable En relación con el caso 3 se habla de sedación dudosa y se explica que cuando se inicia, el paciente se encontraba en coma. Pero no se aclara qué se quiere decir con dudosa si es irregular o no. Lo mismo ocurre con el caso 10: Sedación dudosa. Dosis no excesivas El texto, por otra parte, está cargado Dolor, disnea o sangrado masivo, motivos de sedación En el informe solicitado por la Fiscalía a la Clínica Médico Forense de Madrid se define qué se entiende por sedación terminal: La que pueden necesitar algunos pacientes en la fase de agonía para aliviar el sufrimiento Existen varios grados de sedación, desde la leve hasta la que produce inconsciencia. En cada caso, dice el documento médico- forense, deberá valorarse qué intensidad es necesaria para controlar el sufrimiento. El objetivo nunca es acabar con la vida del paciente. Es posible, añade, que como efecto colateral de la medicación sedante, la muerte se acelere, pero ello es difícil de asegurar dada la esperanza de vida sumamente corta de las personas afectadas La indicación de la sedación en pacientes terminales, explica el informe, se fundamenta en la presencia de síntomas físicos o psicológicos graves y refractarios al tratamiento habitual. Se entiende por síntoma refractario aquel que no puede controlarse adecuadamente a pesar de los esfuerzos para hallar un tratamiento tolerable que no comprometa la consciencia y en un plazo de tiempo razonable. Los más frecuentes son: dolor, disnea, delirium, sangrado masivo y sufrimiento psicológico Lo que pedía la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad de Madrid a la Clínica Médico Forense era un informe pericial relativo a 13 pacientes terminales. Dicho informe debe comprender los siguientes extremos: si dada la patología y estado de cada uno de los 13 pacientes estaba indicada la sedación, al parecer suministrada, y, en caso afirmativo, si la medicación y dosis pautadas eran las adecuadas en atención a la particular situación clínica de cada paciente El informe estudia 13 historias clínicas del Severo Ochoa relativas a la asistencia médica prestada a 13 pacientes entre el 22 de septiembre de 2003 y el 11 de julio de 2004. En pocas líneas La primera crítica a este texto la ha realizado una de las personas que investigó uno de los 13 casos, como es la médico forense Carmen Baladía. En una carta enviada al director de la Clínica Médico Forense de Madrid, Francisco Javier Pera Bajo, la directora del Instituto Anatómico Forense le manifiesta su más enérgica protesta al comprobar cómo su propio informe de fecha 14 de junio de 2005, y relativo a una historia clínica señalada como caso 2, ha sido cercenado de tal manera que se ha llegado a la manipulación del