Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 24 6 2005 Nacional IBARRETXE, LENDAKARI CON LOS VOTOS DE EHAK 13 A Ibarretxe no parece importarle alejarse del consenso para mantenerse en Ajuria Enea. Su preocupación era que el Parlamento no perdiera el perfil abertzale El lendakari con la hipoteca más pesada POR TONIA ETXARRI Patxi López, en su escaño junto a José Antonio Pastor IGNACIO PEREZ Josu Onaindi Secr. general de CC. 00. Parece ser que hay alguna esperanza de que la mayoría de los partidos puedan avanzar hacia la normalización política Covite Víctimas del Terrorismo del País Vasco Es indignante que con los votos de quienes apoyan a los asesinos de nuestros familiares se decida el destino del Gobierno vasco VITORIA. El lendakari Juan José Ibarretxe, a medida que insiste, por necesidad y convicción, en valerse del bloque nacionalista para seguir en el poder de Ajuria Enea, se va alejando del consenso democrático. No parece, sin embargo, que le importe mucho si, a cambio, consigue disipar su principal preocupación, explicada así en la pasada campaña electoral: que el nuevo Parlamento no pierda su perfil abertzale En el arranque de su tercera legislatura, se ha confirmado que el nuevo lendakari está tan hipotecado, después de la precaria mayoría que le han dado las urnas, que la estabilidad de su Gobierno depende de las herederas de Batasuna. paldarazo del Parlamento de Vitoria. Ahora que el PNV tiene cuatro escaños menos que en 2001 y con esa mayoría simple regalada por dos de las nueve de las comunistas de las Tierras Vascas, se le presenta a Ibarretxe una situación ciertamente incómoda para una etapa en la que, a golpe de fracasos en los experimentos anteriores, ha dejado de llamarse del derecho de autodeterminación, para ser bautizada, de nuevo, por una definición tan recurrente como enrocada: la legislatura de la pacificación. No empieza con buen pie De entrada, no ha empezado con buen pie al ofrecer un foro paralelo a las instituciones democráticas. La idea de crear esa mesa extraparlamentaria para que todo el mundo pueda hacer propuestas sobre la pacificación del país ha recibido ya las calabazas del PP y PSE. Esa tendencia de los nacionalistas a equiparar el Parlamento elegido democráticamente por las urnas con otros foros paralelos comenzó a cobrar fuerza a partir del Pacto de Estella del 98, porque es una de las exigencias constantes de ETA. Que Aralar pueda decirle que sí, por ejemplo, significa que 28.180 votantes de la izquierda abertzale pueden dar el visto bueno. No es lo mismo que si le dicen que no los del PP y PSE. Para el PNV puede que sólo se traten de dos siglas, pero detrás de estos dos partidos están nada menos que 481.224 votos de ciudadanos que no apoyarían una mesa con Batasuna mientras siga existiendo ETA. Una diferencia sustancial para quien debería valorar, en su justo término democrático, la importancia de una persona, un voto Sólo para alardear en Madrid Las enviadas de Arnaldo Otegi, con sus dos votos tan calculados durante la sesión de investidura, únicamente le han dejado salir elegido por mayoría simple. Ni siquiera ha obtenido el respaldo de la mayoría absoluta que logró con su plan en diciembre, cuando un Otegi algo más generoso que las chicas de las Tierras Vascas y con la carta del prófugo Ternera en la mano, le prestaba el apoyo necesario para que pudiera alardear en Madrid de que su proyecto soberanista había recibido el es- Quien sí se explayó fue el ministro de Defensa, José Bono, que declaró en Antena 3 que los asesinos no pueden sentarse en la misma mesa que los policías y que sólo pueden llegar a esa situación con los brazos en alto, sin armas y dispuestos a entregarse, al tiempo que subrayó que lo más importante no es la propia mesa sino la inteligencia de quienes se sientan en torno a ella. Así las cosas, el líder de la oposición, Mariano Rajoy, aprovechará la sesión de control al Gobierno del próximo miércoles en el Congreso para preguntar al jefe del Ejecutivo por su opinión sobre la mesa de diálogo sin exclusiones que ha planteado el lendakari. El portavoz del Grupo Po- pular en el Congreso, Eduardo Zaplana, afirmó que la reelección de Ibarretxe con los votos de EHAK pone de manifiesto que la situación vasca se ha complicado aún más, con un poder decisivo de los proetarras, algo de lo que, aclaró, es responsable Zapatero Mientras tanto, el secretario de Libertades Públicas de los populares, Ignacio Astarloa, avisó de que su partido no se sentará en una mesa en la que esté el dirigente de Batasuna Arnaldo Otegi. Se debe hacer política en el Parlamento, no fuera de él sentenció, al tiempo que dejó claro que ETA ha sido quien ha decidido que Ibarretxe sea lendakari una vez más Para el PNV puede que PSE y PP sólo sean siglas, pero detrás están nada menos que 481.224 votos que no apoyarían una mesa con Batasuna mientras exista ETA