Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 23 6 2005 Internacional 31 Juncker y Barroso culpan a los países ricos de la falta de acuerdo en el presupuesto Blair presenta hoy ante la Eurocámara las líneas básicas para los seis meses de su presidencia E. SERBETO BRUSELAS. El primer ministro de Luxemburgo, Jean- Claude Juncker, cerró ayer su semestre de presidencia de la Unión Europea con un discurso en el Parlamento Europeo en el que culpó de la ausencia de acuerdo presupuestario al club del 1 por ciento de los seis países que exigían que se limitasen los fondos destinados al funcionamiento de la Unión. Naturalmente, las invectivas más fuertes se las llevó el británico Tony Blair, al que Juncker acusó de haber boicoteado el acuerdo en el Consejo a pesar de que en su última propuesta le ofreció mantener el cheque británico. El presidente de la Comisión, José Manuel Durao Barroso, había declarado poco antes que la carta de los seis fue un error porque obligó a cambiar los equilibrios de la propuesta presupuestaria de la Comisión, y después los seis se dividieron durante el debate del Consejo Europeo. El grupo lo componen seis países contribuyentes netos (Alemania, Francia, Gran Bretaña, Holanda, Austria y Suecia) que exigían que el presupuesto total no excediese el 1 por ciento del PIB europeo. ¡Ay si los seis que escribieron la carta se hubieran puesto de acuerdo sobre los detalles de su propuesta! se lamentaba ayer Juncker en una sesión parlamentaria en la que fue recibido y despedido con aplausos entusiastas por parte de los diputados. El luxemburgués reveló detalles de la discusión en el Consejo Europeo del fin de semana porque no tengo ganas de ser diplomático cuando Europa está en peligro aplausos- -no tiene derecho a deshacer lo que han construido los que nos precedieron y las generaciones que nos seguirán necesitarán una Europa unida y fuerte Durao Barroso, con un caballito que le regalaron ayer en Aquisgrán REUTERS Comparecencia excepcional Barroso, que también intervino ante el Parlamento, dijo que si los británicos esperan conseguir todo lo que quieren se equivocan, igual que se equivocan los franceses si quieren salirse con todo lo que piden y en un mensaje más directo dirigido al gobierno de Londres, le advirtió de que el papel de la presidencia debe reflejar la búsqueda de un compromiso y no la imposición de los propios criterios. Los diputados escucharán hoy al primer ministro británico Tony Blair, que excepcionalmente expondrá las líneas fundamentales de su presidencia antes de entrar en vigor, el próximo día 1. El ambiente ayer era bastante hostil y previsiblemente el laborista se encontrará con más de un abucheo. En cuanto a Juncker, todos los grupos le desearon éxito en el referéndum sobre la Constitución europea en Luxemburgo, que se celebrará el próximo día 10 de julio y que sin duda será un factor decisivo en el futuro del proyecto constitucional. Nuestra generación- -se despidió Juncker entre