Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 22 6 2005 69 Toros FERIA DE SAN JUAN El catalán Marín recupera el sitio: Prefiero las plazas de primera y responsabilidad GONZÁLEZ LINARES MADRID. De nuevo ha vuelto a triunfar en Barcelona. Junto a Ponce y Finito esta vez. Se encuentra más hecho y más maduro, en definitiva más preparado y concienciado que en la temporada anterior. Ahora vuelve a ver la luz, como ya demostró en Sevilla y Madrid. -Otra vez profeta en su tierra... -La verdad es que sí. Este triunfo ha sido muy importante porque al lado tenía dos figuras del toreo y en frente a un toro manso que cuajé y maté por arriba. -Se puede decir que Barcelona es su plaza talismán. -Desde luego, es la que me ha visto crecer como torero; sin duda, es mi plaza. Allí he conseguido los triunfos más sonados y la afición me quiere lo mismo que yo a ella. -Una trayectoria admirable en su tierra, algo de lo que se tiene que sentir orgulloso. -Muy orgulloso, porque cada triunfo no es sólo mi triunfo, sino el triunfo de la Fiesta en Cataluña. Y, como catalán, creo que soy un punto importante de apoyo también en el resto de España. Un catalán que triunfa. -Tiene que ser duro soportar los ataques que hay en su tierra contra los toros. -Sufro mucho. Ahora han cerrado las plazas de Gerona y Lloret de Mar, pero, a pesar de todo, estoy seguro de que con tardes como la del pasado domingo en la Monumental, con mucha gente en los tendidos, no van a conseguir nada. ¿No le importa entonces volver a torear en Barcelona? -Tengo comprometido el día 17 de julio, en un cartel con El Cid y Castella. -Al principio de temporada no estaban las cosas muy claras. -En absluto. Pero triunfé en Barcelona en solitario, y en Sevilla. Madrid era definitivo. Antes no tenía casi nada hecho. Gracias a Dios corté una oreja y empezaron a solucionarse los problemas. Ahora, después de este Julio Benítez impactó con su quietud en Alicante y salió a hombros VIGUERAS El nuevo Cordobés, un terremoto de emoción Plaza de toros de Alicante. Martes, 21 de junio de 2005. Quinta corrida. Media entrada. Novillos de Torrealta, terciados; en conjunto buenos para el torero; destacaron 2 4 y 5 Iván Pérez, de grana y oro. Pinchazo y media defectuosa (saludos) En el cuarto, media tendida (oreja) Julio Benítez El Cordobés de blanco y plata. Pinchazo y estocada baja (oreja) En el quinto, tres pinchazos y estocada caída (oreja) Salió a hombros. Cayetano, de azul y oro. Tres pinchazos y estocada (silencio) En el sexto, cuatro pinchazos y estocada (silencio) y con la ligazón por bandera. Y pasó a la zurda, que no es una izquierda cualquiera. Sensacional la primera; más emocionante aún la siguiente: el utrero hizo amago de colarse y el torero ni rectificó. Ayunos de semejante espectáculo, los aficionados se frotaban los ojos. Éste sí que asusta al miedo. Como le haga lo mismo a los toros... espetó un espectador. Y otra ronda al natural, intentando alargar al máximo el muletazo y dejando la muleta siempre muy puesta. Cogió de nuevo la derecha, rodilla en tierra esta vez, y epilogó con unos desplantes más populacheros. Un pinchazo no fue óbice para que le premiaran con una oreja. Porque, ante todo, prevalecen la verdad y la entrega con las que ejecuta cada pasaje. Se lució con el capote en el excelente quinto. Con arrojo, principió de hinojos una faena cimentada por el pitón derecho del novillo, con series inacabables. Sólo hubo una tanda zurda, donde se vio su buen juego de muñeca. Fue una lástima que enturbiara su labor con la espada, que no es su fuerte. Pero el público estaba ya volcado con Julio Benítez. Y le recompensaron con otra oreja que le izaba a hombros. Con toda justicia, porque es un torero con una personalidad muy distinta que puede revolucionar. Y si El Cordobés impactó, el compañero con el que rivaliza en casi todos los carteles, Cayetano, decepcionó. Si otras tardes se ha proclamado vencedor, ayer este nuevo Terremoto le ganó la pelea. El nieto de Ordóñez, pese a contar con un tercero parado y un sexto para tampoco tirar cohetes, rara vez se puso en el sitio adecuado. Sólo algún detalle aislado de torería y un buen derechazo al último, con el que el subalterno El Quiro sufrió una brecha en la frente tras ser arrollado. Iván Pérez acusó su lógica falta de rodaje, pero su tierra quiso recompensar su voluntad con una oreja. Serafín Marín J. M. SERRANO triunfo último, mejor aún. Está difícil entrar en las ferias. Torearé entre 40 o 50 corridas en plazas principalmente menores, aunque yo prefiero la responsabilidad de las primeras plazas. Albacete Rivera Ordóñez y El Fandi salieron a hombros ABC. Rivera Ordóñez y El Fandi salieron ayer a hombros en la tradicional corrida de ASPRONA de Albacete. Con tres cuartos de entrada, se lidiaron toros de Zalduendo, correctos de presencia y de muy buen juego en líneas generales; destacaron segundo y cuarto, según mundotoro. com. Rivera Ordóñez, oreja y oreja; David Fandila El Fandi dos orejas tras aviso y oreja; Sergio Martínez, oreja y vuelta al ruedo. ROSARIO PÉREZ ALICANTE. Cada persona, cada torero, está dotado de algo en la vida, y yo, gracias a Dios, tengo mi muñeca izquierda, que está rota de tirar tanto de los toros. Tengo un tendón completamente desplazado de hacer el juego de muñeca toreando al natural. Ese pase es lo más importante que existe en el toro, y no cabe duda que ese pase es lo más difícil. Con la mano derecha cualquiera se tapa; con el capote cualquiera se tapa. Pero toreando al natural es imposible taparse... No cabe duda que el público es sabio y elige. Y a mí me eligió como torero Son palabras de Manuel Benítez en el libro Todas las suertes por sus maestros de José Luis Ramón. Y ayer Alicante no tuvo duda a la hora de elegir, con todo merecimiento, su torero: el nuevo Cordobés, que además de heredar la izquierda del padre, es el amo de la mayor quietud que hoy puede verse en la novillería. Parece una estalagmita que emerge del ruedo para derretirse luego en los tendidos, que braman cuando ven aquello. ¡Cómo subió la temperatura con el segundo de la tarde! El nuevo Cordobés trajo la emoción más intensa. Pisó terrenos olvidados hoy, con una seguridad pasmosa. Prologó la obra con dos series diestras en un palmo de terreno