Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 22 6 2005 61 Adonis y Pere Gimferrer acercan Oriente y Occidente en un diálogo poético en la Biblioteca Nacional Cultura alivia las cifras del cine español al incluir El Reino de los Cielos entre las películas nacionales Una muestra asegurada en 375 millones de euros Los números que se han barajado en el montaje de esta exposición dan una idea de la magnitud del proyecto. Como decía ayer la directora del Reina Sofía, Ana Martínez de Aguilar, no se han escatimado esfuerzos para llevar a cabo una exposición digna de los mejores museos del mundo Eso sí, ha sido necesario recurrir no a uno, sino a dos patrocinadores para echar una mano con el gasto. El presupuesto ha ascendido a dos millones de euros. De ellos, Telefónica y la Fundación Bancaja han aportado 450.000 euros cada uno. Sin esa ayuda económica, reconocen desde el museo, hubiese sido muy difícil haber sacado adelante esta exposición estrella de la programación del Reina Sofía, como la definió ayer Martínez de Aguilar. Pero, para ser justos, hay que recordar que fue el anterior director del CARS, Juan Manuel Bonet, quien puso en marcha tan ambicioso proyecto. Hasta los 375 millones de euros ascienden los seguros de las 250 obras de Gris. Se distribuyen de la siguiente manera: 196 millones corren a cargo de la garantía del Estado (fórmula denominada Indemnity que se aplica en España desde hace poco tiempo) 84 millones corresponden a la póliza general del museo y otros 95 a los seguros propios de los prestadores. Hay préstamos de museos como el MoMA, el Metropolitan, la Tate o el Pompidou, que ha cedido veinte obras Una de las joyas es El torero que perteneció a Ernest Hemingway y sólo se ha expuesto en tres ocasiones ra en papel encolado un poema de Apollinaire. A éste y a Picasso rinde homenaje en otra de las joyas de la exposición, Hombre en un café del Philadelphia Museum of Art. Uno de los tesoros de la muestra es El torero (1913) obra que perteneció a Ernest Hemingway y que éste reprodujo en su obra Muerte en la tarde Fue muy dura la negociación para su préstamo. Tan sólo se ha expuesto en tres ocasiones. Del cubismo analítico al sintético No faltan grandes piezas del cubismo analítico (1911- 1915) Este periodo presenta el mismo objeto desde diferentes ángulos, la forma se simplifica y se tiende al monocromatismo. Gris trató después de clarificar el cubismo más hermético, incluyendo atmósferas en el cuadro e introduciendo el puntillismo. Hay buenos ejemplos. Por un lado, Naturaleza muerta y paisaje. Place Ravignan (1915) que supone, según Paloma Esteban, el gozne entre el cubismo analítico y el sintético, con colores valientes, atrevidos... Un cuadro de una gran sensualidad De su coqueteo con el puntillismo podemos destacar Guitarra sobre una mesa Copa y periódico o Frutero y botella Gracias a un método deductivo (parte de formas abstractas para identificarse con la realidad) llega al cubismo sintético (1915- 1919) que cierra esta primera parte de la exposición. La sala 1 del edificio Nouvel reúne su última etapa creativa (1920- 1927) En ella incorpora nuevos elementos iconográficos (la paleta del pintor o algunos personajes de la Comedia del Arte, como Pierrot y el Arlequín, alter ego del propio artista) recupera la figura y los colores se hacen más cálidos. La enfermedad de los últimos años se hace un hueco en sus cuadros. Una mancha negra abraza sus últimas naturalezas muertas, como si presagiara su muerte. Un autorretrato de un Gris avejentado (especifica hasta la hora en que fue pintado) cierra la exposición, cuyo montaje ha corrido a cargo de Juan Ariño y que ha contado con préstamos de museos como el Metropolitan, el MoMA, la Tate o el Pompidou, que ha cedido veinte obras. Una gran exposición para un gran artista. La grandeza de Gris reside, según la comisaria, en la tensión que hay en él entre razón y pasión. La pasión razonada de Gris, en estado puro. Don Juan Carlos conversa con Juan Soriano ante Las Meninas EFE El Rey agradece a Juan Soriano su asombrosa lección de pintura y de arte Don Juan Carlos entregó al pintor mexicano el premio Velázquez en el Museo del Prado destacó que, por primera vez, el galardón haya recaído en un creador iberoamericano, un excelente artista de vocación universal ABC MADRID. El Rey Don Juan Carlos entregó ayer, en el Museo del Prado, el premio Velázquez de Artes Plásticas 2005 al pintor mexicano Juan Soriano. Junto al Monarca, estuvieron presentes la ministra de Cultura, Carmen Calvo; el presidente del Patronato y el director del Museo del Prado, Rodrigo Uría y Miguel Zugaza, respectivamente; y el director general de Bellas Artes, Julián Martínez, informa Efe. Soriano, quien confesó tener miedo escénico encargó al director teatral Lluis Pasqual que leyera su discurso de agradecimiento, donde explicó su entrañable relación con España. Así, recordaba cómo Ortega le llevó de la mano hasta María Zambrano y cómo ella le enseñó muchas cosas sobre sí misma y sobre España. Aseguró que para ella la rebeldía era una forma de b El Monarca tos de 1910 y 1911 (dibujos a lápiz y carboncillo) acompañados por otros tantos paisajes de esos años, cuelgan en la antesala de la A 1, como aperitivo del festín que nos espera. Por orden cronológico, e intercaladas las salas de pinturas y dibujos, se exhiben en esta primera parte de la exposición sus trabajos hasta 1919. Apenas una década le bastó para convertirse en uno de los maestros del cubismo, junto a Picasso y Braque. Aunque no forma parte, como ambos, de la creación de este movimiento, ni inventa las técnicas cubistas, subraya Paloma Esteban que Gris incorporó unos rasgos diferenciales al cubismo, principales atractivos de la muestra. Entre las originalidades de Juan Gris destaca un estallido de color que impregna su paleta a partir de 1913 (azules, rosados, verdes... y que, sin embargo, no está en Picasso y Braque. Un claro ejemplo es Paisaje en Céret del Moderna Museet de Estocolmo. Posee un tratamiento valiente y refinado del color añade la comisaria. Otro de los rasgos más personales de este gran artista que queda en evidencia en esta antológica es su maestría del collage (aunque también éste fue un invento de Picasso) En uno de ellos, El reloj una de las obras maestras presentes en el Reina Sofía, incorpo- Juan Gris. Pinturas y dibujos 1910- 1927 Museo Reina Sofía. Del 23 de junio al 19 de septiembre buscar la luz y poco después comprendió que Velázquez se había rebelado también contra la belleza: Yo siento que me he rebelado contra la pintura misma. Nunca quise copiar a nadie, quise conservar la hermosura lograda por otro sólo para mi disfrute Esa rebeldía, dice, le ha convertido en un viejo de veinte años rejuvenecido y agradeció este reconocimiento, que es un nuevo despertar para seguir creando. En su discurso, el Rey, que situó a Soriano como una figura emblemática de la cultura mexicana del siglo XX fijó como puntos esenciales de la trayectoria de este artista su fecunda obra, en la que se combinan tradición y vanguardia, realismo e imaginación visual, además de la profundidad del clasicismo y magia del arte primitivo. Su trabajo nos muestra cómo la libertad y el impulso pueden manifestarse y perdurar dentro del proceso creativo Concluyó Don Juan Carlos agradeciéndole su maestría al haber sabido transmitirnos con sus obras una asombrosa lección de pintura y de arte, mediante un lenguaje lleno de lirismo y originalidad