Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
60 MIÉRCOLES 22 6 2005 ABC Cultura y espectáculos Cinco aristas de un poliédrico y genial pintor Naturaleza muerta y paisaje. Place Ravignan Es el gozne entre el cubismo analítico y el sintético Arlequín sentado con guitarra Al igual que Picasso, incorpora en su obra al arlequín como alter ego Retrato de la madre del artista Gris fue un genial retratista. Este retrato de su madre es una obra maestra Guitarra sobre una mesa Una de las originalidades que aportó al lenguaje cubista fue el empleo del puntillismo Hombre en un café En esta espléndida obra de 1912 rinde homenaje a Picasso y a Apollinaire La pasión razonada de Gris El Reina Sofía exhibe una completísima antológica del artista, con 250 obras de 130 prestadores b A pesar de no ser uno de los inventores del cubismo, Juan Gris aportó no pocas innovaciones a este lenguaje, gracias al uso del color, el collage y el puntillismo NATIVIDAD PULIDO MADRID. Dos de las mejores salas del museo (la A 1 del edificio Sabatini y la sala 1 del edificio Nouvel) acogen una de las exposiciones con más peso específico que han pasado por el Reina Sofía en los últimos años ¡ojalá hubiera más de éstas en su programación! Se trata de una completísima antológica del madrileño Juan Gris, de muchos quilates, que hoy inaugura la ministra de Cultura (finalmente no lo hará Zapatero como estaba previsto) y mañana abre sus puertas al público. Su comisaria, Paloma Esteban- -conservadora de grabado y dibujo del CARS- -ha dedicado cuatro años a la difícil tarea de lograr que 130 prestadores de Europa y Estados Unidos se desprendan, hasta el 19 de septiembre, de 250 cuadros, muchos de ellos obras maestras e inéditos en nuestro país. Hace dos décadas le dedicó una muestra importante la Biblioteca Nacional y en 2003 la propia Paloma Esteban comisarió en el CARS otra monográfica de Gris, aunque entonces estaba dedicada a la fructífera relación con la prensa como ilustrador. Con esta antológica (una de las más completas que se ha dedicado nunca a Juan Gris) se ha querido indagar en su labor como pintor y dibujante entre 1910 y 1927, año de su prematura muerte. Con tan sólo 40 años, una enfermedad pulmonar que llevaba arrastrando desde hacía tiempo cortó de raíz una de las carreras más prolíficas y prometedoras del arte español del siglo XX. Diecisiete años que dieron para mucho, como se puede apreciar en el extenso (y extenuante) recorrido: es preciso reservar no menos de un par de horas. La imagen de Gris vista por Gris abre y cierra la exposición. Tres autorretra- Un visitante se quita el sombrero ante El torero un impresionante óleo de Gris que perteneció a Hemingway IGNACIO GIL