Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 22 6 2005 35 Madrid Un laboratorio de cocaína oculto en un piso de Getafe salta por los aires y causa tres heridos graves La Policía localiza 50 litros de disolvente, probetas y sustancias para cortar droga b Un nuevo incendio en un transformador deja sin luz a 1.500 usuarios del barrio de Salamanca El incendio y la posterior explosión provocaron el desalojo de las nueve viviendas del bloque donde tuvo lugar el siniestro, aunque no se ha dañado su estructura MARIO DÍAZ GETAFE. Fue una explosión seca, como si fuera un trueno recordaba ayer un vecino del barrio de Getafe Norte todavía atemorizado. Pasaban escasos minutos de las cuatro y media de la tarde cuando un tremendo estallido y un vivo incendio sacudieron a los hasta entonces tranquilos inquilinos del número 9 de la calle de Isabel Allende: los vecinos del tercero delinquían con un laboratorio clandestino de cocaína que había saltado por los aires, provocando el desalojo de todo el bloque y heridas de distinta consideración- -incluida la extrema gravedad en uno de ellos- -en los tres presuntos malhechores que en ese momento se encontraban en la vivienda donde se originó el suceso. Se baraja la posibilidad de que una manipulación de las sustancias almacenadas en ese laboratorio pudiera ser el origen de la explosión que calcinó parte de la vivienda comentó la Policía tras rastrear la casa. Y es que en el piso la Policía Nacional encontró un puñado de sustancias y utensilios destinados al tratamiento y el corte de la droga: prensas, probetas, 50 litros de disolventes, ácido clorhídrico, procaína clorhidrato, novocaína... además de un sospechoso polvo blanco disperso que en la tarde- noche de ayer seguía siendo analizado, al igual que el resto del piso, por la Policía Judicial y Científica, informa Efe. Desde ese momento, las tres personas que se encontraron en la vivienda siniestrada, internadas en el hospital de Getafe, pasaron a tener vigilancia policial. Los tres heridos y presuntos delincuentes son de origen suramericano, dos varones de nacionalidad colombiana y una mujer de Venezuela. Uno de ellos, colombiano de 36 años, tiene el 80 por ciento de su cuerpo quemado, por lo que su pronóstico es muy grave. El otro varón afectado y compatriota del anterior, de 32 años, presenta quemaduras en el 19 por ciento de su cuerpo, mientras que la mujer, de 37 años y nacionalidad venezolana, tiene el 30 por ciento de su masa corporal quemada. Dos heridos, ingresados en la UVI El primero está en una situación muy delicada y compleja, en la UVI, donde también se encuentra la mujer; el tercero también cuenta con pronóstico reservado, aunque no está en la UVI explicaba a primera hora de la noche el concejal de Seguridad y primer teniente de alcalde de Getafe, David Lucas. Horas antes, el propio Lucas ya había apuntado que el suceso se había producido por la explosión de material disolvente y no por una acumulación de gas, como apuntaban los vecinos en Estado en que quedó el piso donde se encontraba el laboratorio de droga un principio, influidos por varios episodios acaecidos en la localidad en los últimos meses- -uno especialmente dramático en el que murieron tres personas- en el que el gas fue el triste protagonista. En todo caso, tras la explosión en el laboratorio de cocaína, el fuego arrasó por completo la cocina que lo acogía, mientras que las llamas se cebaban con el salón y el vestíbulo de la vivienda ocupada por los tres heridos. Hasta allí se desplazaron tres unidades de bomberos de la Comunidad de Madrid, así como efectivos de la Policía Nacional, Local, Servicios de Emergencia Sanitaria y los Servicios Sociales del Ayuntamiento de Getafe, que optaron ELISA MUÑIZ Los heridos son de origen sudamericano y se encuentran hospitalizados con vigilancia policial por desalojar las nueve viviendas restantes del número 9 de la calle de Isabel Allende, así como los edificios colindantes, mientras los bomberos extinguían las llamas. Poco menos de dos horas después del inicio del suceso, sobre las seis y cuarto de la tarde, pudieron volver a sus casas tras certificar los bomberos que la estructura del edificio no estaba afectada, aunque tardaron en volver a contar con los suministros habituales de luz o gas. Se ha cortado por el suceso, pero esperamos que cuanto antes lo recuperen, lo estamos gestionando con las compañías concluía el concejal. Tardarán en recuperarse del susto provocado por sus propios vecinos.