Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 Internacional MIÉRCOLES 22 6 2005 ABC La Asociación Sahara Marroquí intenta ir a Tinduf y contactar con el Polisario El grupo, a favor de la expulsión de delegaciones españolas de El Aaiún permiso oficial de Argel, expresará su solidaridad con los refugiados y pedirá la liberación de 408 presos marroquíes LUIS DE VEGA. CORRESPONSAL RABAT. La Asociación Sahara Marroquí (ASM) defiende la pertenencia de este territorio a Marruecos aunque discrepa en ciertos aspectos de la postura de Rabat. Coincidiendo con la prohibición del régimen de Mohamed VI a que accedan a la ex colonia delegaciones españolas contrarias a la ocupación, la ASM, que ha defendido la expulsión de estos grupos de El Aaiún, tiene pensado viajar a Argelia a finales de esta semana. Allí intentarán defender la pertenencia del Sahara Occidental al Reino, precisamente en territorio enemigo pues Argelia es el principal valedor del Frente Polisario. Según ha comentado a ABC el presidente de la ASM, Reda Taoujni, llegarán este sábado a Argel, donde mantendrán contactos con políticos, periodistas y militantes de Derechos Humab La ASM, que no cuenta con nos. Después, tienen pensado seguir viaje por carretera hasta los campamentos de refugiados saharauis de Tinduf, donde esperan poner pie el miércoles 29. La ASM aboga por el contacto y la negociación directa con el Frente Polisario, algo que hasta ahora nunca ha sido defendido, al menos de manera oficial, por el Gobierno marroquí. Vamos a expresar nuestra solidaridad al Polisario y a pedirles la liberación de los presos marroquíes explica Taoujni. En las cárceles del movimiento independentista quedan oficialmente 408 prisioneros de guerra. La delegación marroquí irá acompañada de los familiares de algunos de esos presos e intentará que los visiten. División de opiniones El Senado acepta la oferta; el Congreso esperará Rabat ha cursado invitación oficial a senadores y congresistas españoles para que visiten la capital del Sahara Occidental, ocupado desde 1975. El régimen de Mohamed VI ha dejado bien claro que seguirá decidiendo quién entra y quién no en la ex colonia. La Cámara Alta aceptó la invitación con el visto bueno de todos los grupos. El Congreso prefiere esperar hasta saber más sobre la visita que preparan las autoridades marroquíes. El gobierno de Zapatero comprende que Marruecos actúe así y no hará leña del árbol caído tras la expulsión de El Aaiún de las delegaciones madrileña, catalana y asturiana. Zona militar Los campamentos de refugiados saharauis están custodiados por las autoridades argelinas como zona militar y hasta ahora la ASM no cuenta con permiso oficial para llegar hasta allí. La última visita sonada de un marroquí a Tinduf fue la del periodista Ali Lmrabet en 2004, que acabó en los tribunales con multa y prohibición de ejercer su profesión en Marruecos durante diez La última visita sonada de un marroquí a Tinduf fue la de Ali Lmrabet, que acabó en los tribunales años por decir en un reportaje que los refugiados no están secuestrados por el Polisario, como argumenta la postura oficial de Rabat. El intento de viaje de Taoujni y los suyos llega en un momento en el que las siempre tensas relaciones entre Rabat y Argel pasan por un momento especialmente delicado, precisamente, por el conflicto saharaui. Además, la situación dentro de la ex colonia alcanza ya un mes de máxima agitación con constantes manifestaciones de independentistas en las calles reprimidas de manera contundente por la Policía y el Ejército. El lunes fueron presentados ante el procurador de El Aaiún varios de los detenidos durante los disturbios, entre ellos la activista Aminatu Haidar, que ha sido trasladada a la conocida como cárcel Negra, según ha sabido este corresponsal de fuentes saharauis. La joven, con una brecha en la cabeza que necesitó de doce puntos de sutura, se enfrenta a una serie de cargos que aparecen reflejados en una declaración que no está firmada e insiste en que su detención es ilegal. A nivel internacional el Gobierno de Marruecos multiplica sus contactos. El primer ministro marroquí, Dris Yetú, viajó el lunes a París, donde abordó con el presidente, Jacques Chirac, el conflicto saharaui. Yetú tiene además previsto viajar a Madrid el jueves 30 de junio, donde a buen seguro tratará con el Gobierno la invitación cursada por Rabat a senadores y parlamentarios para que visiten El Aaiún.