Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 Internacional MIÉRCOLES 22 6 2005 ABC AL FINAL DEL SUEÑO Irán aspira a dotarse de la bomba atómica y podría elegir pasado mañana a un presidente radical. La huida hacia adelante del régimen no oculta una realidad inapelable: la mayoría del país está formada por jóvenes que rechazan la república islámica N o dejarán ni los cimientos. Primero sacarán sus enseres y cargarán en camiones militares todo lo que haya de valor y pueda ser utilizado en otro sitio: puertas, marcos, vigas, tubos... Después, con esos gigantescos buldózer acorazados que hemos visto a veces aplanando viviendas palestinas, echarán abajo las casas. Las suyas, las de los judíos a los que Sharón decía no hace mucho que eran la primera línea de defensa de Israel: los más valientes entre los valientes Arrasarán los primorosos huertos y los invernaderos orgánicos, donde cada gota de agua tenía un valor precioso y se cultivaban ALFONSO frutas, verduras y floROJO res. No dejarán ni los escombros y se llevarán hasta los muertos. Todo. La fecha límite es el 15 de agosto y la decisión está tomada. Cuando Israel derrotó a Egipto en la Guerra de los Seis Días y conquistó Gaza, nadie creyó que en aquellos desérticos arenales pudiera crecer algo verde. Los colonos, llegados de todos los rincones del planeta con el sueño de construir un vergel en la Tierra Prometida, lo lograron. En medio de tiros, granadas de mortero y emboscados, rodeados de alambradas y peligros, levantaron sus colonias y durante más de tres décadas fueron tratados como héroes. Ahora llega el terrible momento de pasar de la poesía a las matemáticas y se han convertido en un estorbo. Son apenas 8.000 y están repartidos en 21 asentamientos, pero hablan con voz de trueno. Su destino está decidido. Tienen que dejar sus hogares y reubicarse en los alrededores de Jerusalén o donde encuentren acomodo. Para que la píldora sea digerible, se les pagarán cuantiosas indemnizaciones, pero el dinero no es suficiente antídoto para la amargura. Se niegan y yo lo entiendo a dejar detrás el esfuerzo de su trabajo, los frutos de su sangre. Lo lógico, desde el punto de vista económico y hasta humanitario, sería que las casas, los jardines, los huertos, las piscinas y hasta las canchas de juego pasasen a manos de los palestinos. En la Franja se amontonan millón y medio de palestinos y casi todos en condiciones miserables. El drama es que los seres humanos no suelen actuar con lógica, sobre todo bajo el peso de las lágrimas y el dolor. Ni siquiera las tropas del Ejército, que supervisará al segundo cada fase del desalojo, serían capaces de sacar a los colonos de sus casas si estos tuvieran la certeza de que los asentamientos iban a ser ocupados por los palestinos. Pulverizarlo todo es una condición imprescindible y aparece como un mal menor. Es como ese muro de separación del que apenas se habla en estos días, pero que sigue creciendo y corta ya- -quizá para siempre- -las tierras que serán para siempre de Israel de las que quedarán en manos de los palestinos. La bomba demográfica iraní POR FRANCISCO DE ANDRÉS. ENVIADO ESPECIAL TEHERÁN. La prensa integrista cercana al Líder Supremo, el ayatolá Jamenei, lo desmintió ayer. Si el alcalde de Teherán, Ahmadi- Nejad, logra la presidencia, no habrá un cambio radical, como afirman los enemigos reformistas; la inversión extranjera puede estar segura de que se respetarán los contratos vigentes, y en el plano social no se tomarán medidas drásticas contra la tolerancia en algunas costumbres. Es completamente falso el rumor de que Ahmadi- Nejad dispondrá la construcción de muros en las aceras de la capital para separar a los dos sexos La profusión de dichos, rumores y bromas atribuidos al integrista alcalde de Teherán expresa el disgusto de la población joven urbana hacia Ahmadi- Nejad. De ahí su consternación al conocer que disputará este viernes la presidencia de La República Islámica de Irán con el ayatolá Rafsanjani. Todos los analistas pronostican una movilización de los jóvenes que se abstuvieron en la primera vuelta electoral del pasado 17 de junio para frenar al alcalde, que obtuvo más de cinco millones de votos, probablemente todos- -y alguno más- -los correspondientes al electorado integrista de Irán. La imagen y el mensaje de Ahmadi- Nejad constituyen casi una estampa surrealista en el paisaje ur- bano de Teherán. Mucho ha cambiado la ciudad desde la llegada del políticamente malogrado Jatamí a la presidencia. Las autoridades de Teherán mantienen los autobuses y la línea de metro con separación de sexos- -ocho vagones para los hombres, dos para las mujeres- -en una metrópoli de 14 millones de habitantes que utilizan para sus traslados todos los coches habilitados para moverse, a razón de seis o siete personas por vehículo, sin distingos de condición o género. Las mezquitas brillan por su ausencia y en su lugar florecen los cibercafés, los restaurantes de comida rápida y los top manta junto a las bocas de metro de la capital iraní, donde se comercia con la música y el cine prohibidos por el régimen de la Revolución. Los extranjeros creen que los jóvenes sólo pedimos libertad sexual- -afirma Yaser, estudiante de Medicina en la Universidad de Teherán- -y que las chicas puedan ir sin velo, pero lo que deseamos tan sólo es tener libertad de expresión; queremos poder hablar del Líder sin miedo a ir a la cárcel si no anteponemos su título de ayatolá Absolutismo milenario Nazila acaba de licenciarse en Literatura Persa y se muestra plenamente convencida de que Irán cambiará cuando desaparezcan los clérigos que están en el poder. Han reprimido nuestras protestas- -dice- pero ocho años de lucha no son nada; al fin y al cabo, hemos tenido por detrás dos mil años de absolutismo La opinión de Nazila es compartida por Morteza, quien hace dos años participó en las últimas manifestaciones en Teherán y fue condenado a 45 días de prisión en la cárcel de Ebi. Somos optimistas- -afirma- -porque estamos seguros de que los jóvenes iraníes vamos a cambiar el régimen desde dentro Es mejor- -añade- -que los norteamericanos no se metan en esto; ¿por qué insisten en comparar a los persas con los árabes de Irak y de Afganistán? Los analistas pronostican una movilización del voto joven contra Ahmadi- Nejad Queremos poder hablar del Líder sin miedo a ir a la cárcel reclama un estudiante iraní Jóvenes iraníes se reúnen en torno a una guitarra en un parque de Teherán AFP