Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 22 6 2005 27 Ex carceleros de Sadam relatan la vida cotidiana del ex dictador iraquí en prisión, bajo custodia estadounidense La bomba demográfica iraní, con una población muy joven, amenaza para el régimen de los ayatolás dará un paso más allá en esa dirección hasta que la infraestructura terrorista palestina sea desmantelada del todo Mientras tanto, se contentará con llevar a cabo a partir del 15 de agosto la histórica evacuación de Gaza, pero nunca bajo el fuego enemigo. En realidad, el resultado de la reunión de Rehavia- fracaso sin paliativos para los palestinos; mínimos avances para los israelíes- -estaba más que anunciado por los observadores nacionales y extranjeros y por los analistas locales. Akiva Eldar, una de las plumas más informadas del diario hebreo Haaretz, anticipó de esta forma la cita de Jerusalén, rodeada de enormes medidas de seguridad: La respuesta que Sharón dará a Abbas a todas y cada una de sus peticiones caben en dos letras y basta el teclado y la pantalla de un teléfono móvil para hacérsela llegar. Suficiente con juntar la n con la o para escribir no Habrá más reuniones Para no cerrar en cualquier caso todas las puertas de golpe, y pese a lo poco cosechado en tan árido terreno, Ahmed Qurea, acompañado de Mohamed Dahlan y Saeb Erekat, quiso dejar claro que no se trataba ni mucho menos de la última reunión, sino de la primera de muchas otras que deben celebrarse a partir de ahora. Pero la realidad no invita al optimismo, y sí más bien a una Tercera Intifada en un futuro más o menos cercano. Y es que, como se dice en esta región, donde más de uno sigue teniendo ganas de mandar a sus interlocutores a beber agua del Mar Muerto, dos no pueden bailar un tango si uno no quiere hacerlo. El dirigente antisirio George Hawi era evacuado ayer, aún con vida, tras el atentado en pleno centro de Beirut AP Un nuevo asesinato político en Beirut desvanece la resaca electoral libanesa Una bomba en su coche acaba con la vida de un líder comunista antisirio b El bloque de Saad Hariri, la iz- Una lista de muertos vivientes Los dirigentes antisirios, victoriosos en las legislativas libanesas, han denunciado que una lista siria con los nombres de personalidades a asesinar circula por las calles de Beirut. Cobra importancia el interrogatorio, ayer, por la Comisión Internacional de la ONU que investiga el asesinato de Rafic Hariri, al jefe de la guardia presidencial, el general Mustafá Hamda, uno de los cinco jefes de la seguridad acusados de dicho atentado. Tres asesinatos políticos en cuatro meses: el de Hariri, el de Samir Kassir y el del líder comunista George Hawi, amén de varios antentados. rre peligro. Segundos después de la explosión, poco antes de morir, con la cara ensangrentada y el abdomen destrozado, Hawi pidió socorro sin que los testigos pudieran ayudarle. Su esposa, Sossie Madoyan, cuya clínica de oftalmología está a un centenar de metros del lugar del ataque, tampoco pudo hacer nada por su marido, al que abrazó en el suelo hasta que una ambulancia le evacuó al hospital, donde ya ingresó cadáver. Las reacciones políticas a un asesinato tan político, casi idéntico al del periodista antisirio Samir Kassir, el 2 de junio, no se hicieron esperar. Casi todos los dedos acusadores: los del bloque antisirio de Saad Hariri, ayer en París, y Walid Yumblatt; los de la izquierda comunista demo- quierda libanesa y Estados Unidos señalan con el dedo acusador a Damasco; otras voces apuntan también a Israel J. CIERCO JERUSALÉN. Nos matarán a todos si no hacemos algo Hace menos de una semana, George Hawi, líder histórico del Partido Comunista del Líbano, se entrevistó con los responsables de Izquierda Democrática y dejó ante ellos esta sentencia como legado a la postre fatídico. Nos matarán a todos si no hacemos algo dejó dicho el respetado político cristiano greco- ortodoxo de 65 años, ferviente luchador contra la tutela siria y uno de los jefes de la resistencia a la invasión israelí de 1982. Sólo unos días después de tan preclaras palabras, apenas 24 horas después de la confirmación oficial del triunfo de la oposición antisiria por mayoría absoluta en las históricas elecciones legislativas, una bomba accionada a distancia acabó con su vida y cortó en seco la resaca de unos comicios que no han cerrado una sola de las heridas abiertas desde hace décadas en esta nación imposible. Pocos minutos después de las diez de la mañana, Hawi se sentó en el asiento del copiloto de su Mercedes, junto a su chófer, que resultó herido en el atentado pero cuya vida no co- crática; los de la embajada de Estados Unidos en Beirut, apuntaron sin disimulo en dirección a Damasco, haciendo antes parada y fonda en la sede de los servicios de seguridad y de inteligencia libaneses y en el palacio presidencial de Emile Lahoud. Todos reclamaron ayer, como hicieron tras el asesinato- -el 14 de febrero- -del ex primer ministro suní Rafic Hariri, que desencadenó la pacífica Intifada en el Líbano, y como reiteraron tras el asesinato de Kassir, la depuración de las Fuerzas de Seguridad y la caída del régimen de Lahoud, quien, como Damasco, condenó ayer el atentado y se lavó las manos. Israel, el otro gran beneficiado Algún dedo, sin embargo, no siguió las directrices de sus hermanos mayores y apuntó hacia el otro enemigo, Israel. Fue el caso de Walid Yumblatt, cuyo padre, Kamal, asesinado en 1977, era gran amigo del antiguo jefe comunista: Israel es el otro gran beneficiado del asesinato de Hawi No estaba ayer escrito en los guiones de los políticos libaneses, enfrascados ya en las batallas por el poder tras el cierre de las urnas, tener que reaccionar a un nuevo asesinato de este tipo. Todos lo relacionaron con el resultado de los comicios. Y todos señalaron sin rodeos que quienes están detrás de este atentado, como del asesinato del periodista Kassir, no pretenden otra cosa que impedir la unidad y la reconciliación del Líbano. REUTERS