Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 MIÉRCOLES 22 6 2005 ABC Internacional Sharón y Abbas cierran con un sonado fracaso su primer cara a cara en Jerusalén Los palestinos niegan que se alcanzara acuerdo alguno en cualquiera de los puntos discutidos b Los israelíes aseguran que entre- garán en dos semanas Belén y Qalquilia si mejoran las condiciones de seguridad... Ya lo prometieron en febrero en Sharm el- Sheij JUAN CIERCO. CORRESPONSAL JERUSALÉN. La reunión ha fracasado. No ha habido acuerdo alguno en ninguno de los puntos discutidos Con estas duras y significativas palabras describió el presidente palestino, Mahmud Abbas, su reunión de sólo dos horas de duración con Ariel Sharón, en la residencia en Rehavia, en Jerusalén Oeste, del primer ministro de Israel. Un sonado fracaso cuyo eco no se apaga con el anuncio efectuado por responsables hebreos de la posibilidad, si las condiciones de seguridad lo permiten, de entregar en dos semanas a la Autoridad Nacional Palestina (ANP) las ciudades de Belén y Qalquilia; de facilitar la entrada de miles de obreros árabes en Israel; de dar luz verde, siempre tenue, al comienzo de los trabajos para la construcción del puerto de Gaza y la reparación del destruido aeropuerto del sur de la Franja. Ni Sharón ni Abbas comparecieron, ni juntos ni por separado, ante los medios de comunicación tras su encuentro. Sí lo hicieron portavoces israelíes y el primer ministro palestino, Ahmed Qurea. Unos y otro constataron que apenas se han avanzado unos pasos desde que ambos líderes se reunieron el 8 de febrero en el balneario egipcio de Sharm el- Sheij. Al menos siete muertos en un accidente de tren J. C. JERUSALÉN. Por una vez, y sin que sirva de precedente, las televisiones israelíes no interrumpieron su programación para dar cuenta a media tarde de un atentado terrorista. Sin embargo, tampoco emitieron buenas noticias. Todo lo contrario. Una hormigonera chocó contra la parte trasera de un tren que circulaba cerca de Kyriat Malaji, al este del puerto de Ashdod. Los tres últimos vagones del tren descarrilaron en el acto. El accidente causó al menos siete muertos, entre ellos el conductor del camión, y más de 180 heridos, una decena en estado crítico. Unidades especiales y cuatro helicópteros del Ejército participaron en el rescate, que se prolongó entrada ya la noche. No se descarta que crezca el número de víctimas, pues algunos cuerpos podrían estar atrapados bajo los vagones. ra de que jugaba con fuego en lo que a la evacuación judía de Gaza se refiere. Israel no tolerará un solo acto de violencia contra dicha evacuación le espetó Sharón a Abbas con la carga de amenaza habitual en sus palabras. De poco, de nada, le sirvieron los argumentos del máximo dirigente palestino sobre el riesgo de guerra civil que correrían los Territorios Ocupados en caso de procederse a un desarme de Hamás, el Yihad Islámico o las Brigadas de los Mártires de Al Aqsa. Críticas palestinas Abbas aseguró que sus mermadas Fuerzas de Seguridad (Israel se ha negado incluso a una petición de Condoleezza Rice para permitir su rearme imprescindible) harán todo lo posible para garantizar una retirada tranquila de la Franja, pero le criticó por no abrir el puño israelí en los controles militares de carreteras; en los pasos de personas y mercancías; en la libertad de movimientos de los palestinos; en la expansión de los asentamientos judíos de Cisjordania... Nada de eso se hará mientras no cese por completo la violencia sentenció Sharón, sin una gota de paciencia en su vaso vacío tras los últimos ataques palestinos, que han costado la vida a dos israelíes en las últimas horas. Es más, horas antes de la reunión el Tsahal -Fuerza de Defensa de Israel- -llevó a cabo una redada en la que detuvo a más de 50 militantes del Yihad Islámico, organización contra la que el Ejército israelí no levantará el pie de la represión tras sus recientes andanadas. De hecho, no se descarta que se reanuden los mal llamados asesinatos selectivos contra sus dirigentes ante la nula acción de la ANP para controlar a sus huestes armadas. En este contexto, resultó imposible, según confirmaron fuentes palestinas, mencionar siquiera los puntos más ambiciosos, por políticos, de la siempre desviada Hoja de Ruta Israel no Israel, mientras tanto, amplía sus colonias de Cisjordania y limita la libre circulación de los palestinos La reunión se desarrolló en un ambiente de extrema tensión entre ambos dirigentes Compromisos incumplidos Entonces se alcanzaron una serie de acuerdos nunca puestos en práctica que ahora algunos interlocutores vuelven a vender hoy a diestro y siniestro. Belén y Qalquilia, por ejemplo, debían haber sido entregadas a los palestinos hace más de tres meses, como también Ramala. Ninguna de las tres ha corrido esa suerte. Sí cambiaron de manos Jericó y en parte Tulkarem, cerrado un día sí y otro también por las Fuerzas de Seguridad israelíes, que acusan de incapacidad a sus homólogas palestinas para frenar la escalada de la violencia que deja la supuesta tregua o periodo de calma en vigor en agua de borrajas. También destacaron los portavoces de ambas partes el ambiente extremadamente tenso entre Ariel Sharón y Mahmud Abbas durante la reunión. El primer ministro israelí acusó al presidente de la ANP de no hacer nada para la desarticulación de los grupos armados palestinos. Y le advirtió a su mane- Ariel Sharón (izquierda) y Mahmud Abbas (derecha) se entrevistaron ayer en la residencia del primer ministro, en Jerusalén