Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 Nacional EL GOBIERNO GALLEGO, EN EL AIRE EL VOTO EMIGRANTE MIÉRCOLES 22 6 2005 ABC José Manuel Castelao, primer diputado electo por el PP en el exterior, espera tranquilo como otros muchos pontevedreses, el resultado final y considera un hecho histórico que la emigración llegue con voz propia a Galicia Paciencia gallega entre los emigrantes TEXTO: CARMEN DE CARLOS BUENOS AIRES. Los pontevedreses argentinos cruzan los dedos y esperan, con paciencia gallega, que el próximo lunes la balanza se incline a su favor. Las opciones son pocas: Don Manuel o Touriño porque los votos para el BNG, en este caso, no influyen. En mi opinión se lo lleva Fraga (el diputado) Ambiente, lo que se dice ambiente, lo vi acá cuando vino él Nazario Padín, de 78 años, nació en Cambados. Llegó a Buenos Aires hace más de medio siglo y ha visto cómo ha cambiado Galicia. Es mejor que siga (Fraga) porque no termino de ver esa alianza entre Touriño y Quintana. No les discrimino pero creo que los nacionalistas se van a aprovechar y si el PP no logra la mayoría absoluta van a vender caro su apoyo Presidente de la Asociación de Cambados, Padín no comulga con el sistema electoral español. Debería gobernar el que ha sacado más votos, como en Estados Unidos. Éste se presta a que pidan todo lo que quieran y he oído que hasta quieren para ellos el puesto de consejero de la emigración El titular hasta ahora de este cargo era José Manuel Castelao, miembro del PP y, ya se puede decir, diputado electo por La Coruña y primero en la historia de la emigración. Sin embargo, este abogado nació en la tierra de mis padres en La Estrada, en Pontevedra. Yo no hago ninguna cuenta- -asegura- -porque todas las que se hacen son sobre hipótesis que luego se pueden dar o no dar Pese a ser fiesta en Argentina, por el día de la bandera, Castelao se encuentra en su despacho desde primera hora de la mañana. Su afición por el trabajo la resume con una frase, soy gallego y vuelve a insistir en el absurdo de hacer especulaciones: Así como unos creen que van a ganar, yo también lo creo, pero sólo tengo voluntarismo. Primero, ni siquiera sabemos el número exacto de sobres que hay, pero tampoco sabemos el contenido. Podemos remitirnos a lo que ha pasado antes pero tampoco nos sirve Voz propia de la emigración Tranquilo frente al desafío que le espera por delante, José Manuel Castelao, reflexiona: La gente todavía no se ha dado cuenta de lo que representa (su escaño) Que la emigración llegue con voz propia a Galicia es un hecho histórico y así hay que tomarlo. Lo que lamento es que los demás partidos, que ahora tanto hablan de la emigración, no hayan hecho lo mismo que el PP. A la hora de la verdad demuestran que la solidaridad con el emigrante no es tal porque ni el Bloque ni el PSOE han colocado a ninguno en puestos importantes de las listas Mientras, Rafael Gil Malvido, natural de Cangas del Morrazo, se interesa por la suerte de Rosa Oubiña Solla, número once en la lista del PP por Pontevedra. Cuando descubre que es precisamente ese escaño el que está en juego confiesa su sorpresa. La candidata estuvo en Buenos Aires en la campaña y causó una gran impresión a quienes la trataron. Pero, para Gil Malvido, pase lo que pase, gane uno u otro, nadie se va a olvidar del emigrante Lo dice con una referencia clara: Soy presidente del Hogar Gallego de Ancianos y lo podemos mantener gracias a las La sede del PSOE en Buenos Aires, en una imagen tomada ayer ayudas de la Xunta, del Gobierno de España y de algunas instituciones argentinas, pero todos los partidos, sin excepción, colaboran, nos dan una mano El centro lo han visitado casi todos. Fraga muchas veces, Touriño en la última visita a Argentina y, aunque a Anxo Quintana no le conozco, la gente del Bloque viene muy a menudo. Vienen por aquí y charlan con los abuelos, les preguntan por sus cosas, sus necesidades Gil Malvido llegó a Argentina EFE La patronal de Pontevedra critica que la Xunta dependa del voto de Carlos Gardel El presidente de la Asociación de la Pequeña y Mediana Empresa de Pontevedra, José María Rodríguez, lamentó ayer que el voto de los emigrantes pueda decidir el futuro político de Galicia, informa Efe. Siento que el Gobierno gallego, o quien lo va a formar, esté pendiente nada más que del voto de Carlos Gardel afirmó. El dirigente de la patronal pontevedresa aludió así al peso decisivo que tendrán los votos de los gallegos y sus descendientes residentes en Argentina. El colectivo argentino en Pontevedra, por su parte, expresó su malestar por las declaraciones de José María Rodríguez. Su presidente, Julio Roldán, indicó con ironía que para ellos es un orgullo que seamos todos Carlos Gardel porque sabemos sintonizar bien, tenemos buena respiración y hasta cantamos con estilo Roldán aseguró que cuando un emigrante deja su país ya no es nunca más ni un hombre negro ni un hombre blanco, sino un hombre gris porque vive sufriendo Para Roldán, negarle un voto a un emigrante es como amputarle una pierna, porque supone que lo deja cojo de derechos hace 46 años y hoy tiene 63 y dos hijos viviendo en España a los que inscribió en el Consulado nada más nacer. Ahora muchos se han sacado la doble nacionalidad, de mayores, cuando han descubierto que les podía ser útil para aprovecharse de España y de Europa Jorge Nabos, otro pontevedrés, en este caso por herencia paterna, mete el bisturí en una polémica que ya asoma. Prácticamente el 45 por ciento del padrón de Argentina- -aclara- -nació aquí y no en España, son hijos de gallegos. Tratar de restringir ahora los derechos de los españoles en el exterior es retroceder en la historia La referencia alude a una pregunta que ya plantean algunas voces: ¿Hasta qué punto deben decidir el destino de Galicia personas que no han nacido allí y que ni siquiera tienen intención de establecerse en esa tierra? En ese sentido- -piensa en voz alta- -puede que tengan cierta razón, pero las reglas del juego se establecen en general, no se analizan casos particulares. Se da la particularidad de que Galicia es la única Comunidad donde los votantes de fuera pueden decidir, porque son el 12 por ciento del padrón. Evidentemente, a lo largo del tiempo supongo que esa participación irá declinando, pero será la historia la que borre la huella de los gallegos del exterior y no una normativa discriminatoria