Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
98 MARTES 21 6 2005 ABC Deportes El escándalo de Indianápolis acelera el plan de un nuevo Mundial de Fórmula 1 Michelín no asume lo sucedido como un error, ya que el fallo hubiera sido correr en ese circuito dice su director de competición PEDRO FERMÍN FLORES BARCELONA. Lo sucedido el domingo en Indianápolis es sin lugar a dudas el inicio de un claro cisma en el seno del Campeonato Mundial de Fórmula 1. Las aguas ya andaban muy revueltas desde hace tiempo y las guerras abiertas a tres bandas (Asociación de Equipos, FIA y Bernie Ecclestone) se han disputado tanto a campo abierto en los paddocks como en los despachos de los dirigentes. Honda, Renault, BMW, Toyota y Mercedes siguen sin contar con la ayuda de Ferrari en las propuestas conjuntas acerca del futuro del campeonato. Estas firmas mantienen la GPWC (Asociación de Constructores) como alternativa al poder omnipresente de Bernie Ecclestone sobre la Fórmula 1. De hecho el campeonato siempre ha tenido fecha de caducidad y no es otra más que 2008, cuando finaliza el llamado Pacto de la Concordia firmado por todos los actuales protagonistas. Este acuerdo estipula el reparto de dividendos, algo que preocupa a todos. Bernie Ecclestone controla los derechos de explotación tras mil y un requiebros a la justicia y a los bancos y él decide el porcentaje que los equipos perciben por participar en el Mundial. Hay estipulada una cantidad fija y, en función de la clasificación a final de temporada, se añaden unas primas especiales que se reflejan en ayudas para los viajes transoceánicos. La propia FOM (Formula One Management, empresa de Ecclestone) fleta aviones especiales para trasladar el material. Peligra el circo en Estados Unidos El circo rodante nunca ha sido comprendido por los estadounidenses, que desde 2000 visitaban cada vez con menor frecuencia Indianápolis. Y no era por la cantidad de dólares que debían pagar (60 por tres días) sino porque conciben otro tipo de espectáculo. Después de lo sucedido, el promotor del circuito, Tony George, reaccionó ante el aluvión de denuncias indicando que las reclamaciones debían ser enviadas a la FIA, a la FOM y a Michelín. Se emitió un comunicado oficial donde el circuito daba las direcciones de cada una de esas entidades para que allí se dirigieran las protestas. Un aficionado culpa a Mosley del fiasco de Indianápolis dente de la Federación Internacional, Max Mosley, también entra en escena con sus cambios de reglamento y su intención de que los equipos los acepten. Las escuderías enfrentadas entre sí (casi todas contra Ferrari) y a su vez no escuchando los cantos de sirena de Bernie, tienen además que torear los constantes cambios de ritmo que Mosley plantea en el futuro técnico y reglamentario del campeonato. La peor parte de lo que sucedió en Indianápolis se la puede llevar Michelín. El fabricante francés ha reconocido su error en la elección del compuesto. Los responsables de la firma estu- EPA En 2008 finaliza el Pacto de la Concordia, fecha de caducidad de la actual estructura del campeonato doble de lo que cobra ahora) por participar durante cuatro años fue la pieza clave del acuerdo Ferrari- Ecclestone. Ahí empezó la ruptura del equipo italiano con el resto en el acuerdo de la reducción de jornadas de entrenamientos privados durante la temporada. Por si todo esto fuera poco, el presi- Lucha por el dinero Ecclestone lleva todo el año luchando por conseguir adeptos para que la F 1 no pase a manos de la GPWC, que incluso ya ha registrado el nombre Grand Prix por si ese fuera el destinado para el hipotético nuevo Mundial, que podría ponerse en marcha en 2008. Para que eso no suceda, Ecclestone se ha encargado de crear cismas en el seno de la asociación y el primero en desertar fue Ferrari, que dejó al resto de constructores y estrenó la hoja de firmas del nuevo Pacto de la Concordia previsto entre 2008 y 2012. Los 100 millones de dólares al año (el vieron trabajando no sólo en la pista, sino también en los laboratorios en Francia (Clermont Ferrand) y en una de sus plantas en Carolina del Sur para averiguar el motivo del problema. No hemos fallado, el error habría sido correr esa prueba. Nadie se imagina lo que podría haber sucedido si al final los equipos hubieran participado con esos neumáticos Así se mostraba Henry- Biabaud, el director de competición de Michelín. Preferimos estar en el ojo del huracán a un problema mayor. No quiero ni imaginar qué pasaría si al correr se hubieran producido incidentes Hay que saber que... Los equipos disidentes no pueden ser sancionados Las escuderías que decidieron no correr en Indianápolis no pueden ser sancionadas. Al retirarse en plena vuelta de formación su acción cuenta como abandono y no como una negativa a correr. De esta forma los equipos que montaban Michelín se aseguraron que la FIA no pudiera penalizarlos con el reglamento en la mano. Las acciones de Michelín caen en Bolsa La firma francesa de neumáticos ha empezado a notar los efectos del caso Indy de forma especial en el mercado estadounidense. Ayer sus acciones cayeron en la Bolsa de París (1,07 por ciento) y en Wall Street. Los responsables de la firma esperan que lo sucedido no influya en el normal desarrollo del resto de campeonato. Sólo dos equipos habían probado los neumáticos Tan sólo dos equipos de los siete que no compitieron en el circuito del óvalo habían probado correctamente los compuestos que Michelín tenía a su disposición para Indianápolis antes de emprender viaje al circuito americano a principios de junio. Lo hicieron en los test privados previos a las carreras de Canadá y Estados Unidos.