Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
42 Madrid MARTES 21 6 2005 ABC SE DICE SE COMENTA EL LIBRO DEL ALCALDE DE PINTO No han pasado cuatro días de su dimisión y el ex alcalde de Pinto, Antonio Fernández, prepara ya un libro sobre sus vivencias en la turbulenta política de su municipio. Diez años de gestión dan para mucho y el ex regidor está dispuesto a contar sus experiencias sin pelos en la lengua Siempre en el ojo del huracán, acompañado de escandaleras y polémicas, Fernández cambia el bastón de mando por la pluma. Sin duda, uno de los más jugosos capítulos será el de sus andanzas por tierras sudamericanas. MADRID AL DÍA CONTROLAR LA NOTICIA Salir en la foto no se lleva ahora. Bueno, para ser más exactos, hasta puede ser motivo de bronca. En algunas instancias oficiales, donde el control de la información es norma de comportamiento para así asegurarse pretendidamente una mayor eficacia, se dan casos de psiquiatría. Quien aporte novedades de su gestión a los medios informativos, incluso aquellas en favor del propio grupo pero sin el visto bueno de la autoridad competente, se puede llevar tal rapapolvos que no le quedarán ganas de repetir la jugada. EL CONTABLE IGNACIO RUIZ QUINTANO N LA OPINIÓN DEL LECTOR Pueden dirigir sus cartas a esta sección: Correo: C Juan Ignacio Luca de Tena, 7. 28027 Madrid Fax: 917 424 104. Correo electrónico: madrid abc. es ¿Qué hora es? Escribía para poner de manifiesto y mi indignación por lo ocurrido durante el carnaval de Carlinhos Brown Yo me encontraba viéndolo en el paseo central de la Castellana, a la altura del Santiago Bernabéu, donde había un coche de bomberos regando a la gente. Como el camión donde iba subido Carlinhos debía atravesar por ese carril central y estaba agolpado, hubo una autentica avalancha, se vivieron momentos de angustia, pisándonos unos a otros, gritos de socorro, gritos de fuera, fuera, hay que salir de aquí A mí me saco un señor que se encontraba sobre un arbusto, ya que yo había entrado en un shock y no paraba de temblar. No había cordón policial, y el Samur se encontraba tan alejado que era imposible el acceso. El carnaval pudo convertirse en tragedia. Isabel Olarte Segovia Atasco en Barajas El otro día tuve que ir a Barajas. En las salidas de la terminal 2 hay una zona para taxis y otra para particulares, que tiene el ancho justo de dos coches. Uno, destinado al tráfico y otro para descargar. Pues bien, esa larguísima zona estaba totalmente ocupada por coches aparcados. ¿Qué sucede? Que hay que detener el coche en la zona de tránsito. ¿Quién tiene que resolver el incivismo que no respeta las normas cívicas de convivencia? Creo que Policia Municipal. Y no se ve ni uno en el aeropuerto. Crispín Pérez Pujol ABC Bus- VAO. Desdehacetiempo, vengoobservandoqueenlosatascos en la carretera de la Coruña, en cualquier sentido de la marcha, el carril BUS- VAO permanece invariablemente vacío. Para empezar, dicho carril no cumple el cometido por el que se instaló (a saber vehículos con alta ocupación) si no que además de estar infrautilizado, es una fuente de problemas, como las paradas de autobuses, los accidentes y las averías. Manuel de Quadros Alquileres Sólo unas líneas para apoyar el proyecto de miniciudad de alquiler para jóvenes que prepara el Ayuntamiento. Me parece una novedosa e interesante iniciativa. Luis G. Reboyo DIMES Y DIRETES LOS PREMIOS PRÍNCIPE DE ASTURIAS T singularidad privilegiada que ras muchos años de aislaplantean los gobiernos de algumiento este país fue recunas comunidades. Tengo la imperando lentamente un presión de que esto no conviene lugar al sol en la escena internanada a nuestra imagen externa. cional. Nuestra integración en A veces no damos la sensación la Unión Europea fue un paso de un país sosegado, maduro, codecisivo. Aznar quiso ir más lehesionado y fiable. jos y pretendió alinearnos al laRAFAEL Por eso cuando alguna institudo de la gran potencia americana. PUYOL ción o iniciativa es capaz de mejoNo era mala idea, pero la guerra la rar la percepción exterior de España o truncó. Ahora hemos vuelto los ojos a de vender la marca de un país moderno Europa, pero no se si miramos en la diy homologable a escala internacional, rección adecuada. Pese a los vaivenes, debe ser bien recibida y reconocida. los progresos en ese proceso de valoraEso es lo que sucede con los Premios ción internacional, son indudables; pePríncipes de Asturias. Así lo dicen las ro tenemos todavía un camino por anencuestas y así lo podemos constatar dar. Últimamente damos la imagen de quienes desde hace años colaboramos un país con cierto desorden interior. Y en los jurados. no me refiero a los desencuentros enLa internacionalización de los Pretre los grandes partidos mayoritarios, mios ha tenido algunas voces críticas, sino a los afanes de separatismo o de pero creo que ha sido una decisión, aunque arriesgada, exitosa. Gracias a ese vislumbre, Graciano García y los responsables de la Fundación que los ampara, han conseguido elevarlos a los máximos niveles de prestigio. Una notoriedad y visibilidad que han reforzado la figura de nuestro Príncipe, la imagen de Asturias y la reputación de España como un país capaz de reconocer y apoyar la calidad científica, cultural y social. Alguien decía hace poco que el mayor peligro de los Premios es morir de éxito. Son tantos y tan notables los galardonados que pudiera parecer que ya no hay personas o instituciones a quien honrar. Es una consideración amable para valorar los Premios más que para advertir de un temor real. El progreso carece de límites definidos y la excelencia no corre peligro de agotamiento. Para reconocerla, distinguirla y hacerla Patrimonio de todos, los Premios Príncipe de Asturias son uno de sus instrumentos más prestigiosos. R. Puyol, Fundacion Instituto de Empresa o sabemos si se llama Angelito Méndez o Constantino Galarza, pero la politiquilla- tirar de la chaqueta de los que mandan- le da de comer y él, en agradecimiento, sirve a la politiquilla falseando las cuentas. Hablamos del contable oficial que hay en Madrid para el ramo de la manifestación callejera, y no sabemos si se llama Angelito Méndez o Constatino Galarza. El sábado tuvo los santos huevos de dejar una manifestación de un millón largo de personas en ciento sesenta y seis mil. Rodeado de expertos telesforos, rodolfos y robustianos, el contable llegó a la conclusión de que en el espacio que hay entre la Puerta del Sol y la Puerta de Alcalá apenas cabe un Bernabéu y medio. Este hombre, que cursó estudios de Derecho en Santiago, hubiera sido un abogado de copete con esa habilidad suya para cambiar el garbanzo de vaso: una condena de tres mil años la habría dejado en dieciocho, como ocurre con las de los insurgentes vascos. Sin embargo, prefieren tenerlo de contable, y no en el partido, claro, sino en la Delegación del Gobierno. Igual que el fatigado Alcibíades le cortó el rabo a su fatigado perro para que se hablara de él en las plazas de Atenas, el contable de Pontecesures le corta los ceros a los manifestantes para que se hable de él en los periódicos, lo cual es una cosa la mar de pontevedresa. Estando de corresponsal de guerra, Camba quitaba ceros a las cifras de muertos como método de presión a su periódico, que no le había enviado a tiempo el cheque. Si los lectores leían menos muertos en su periódico que en el de la competencia, se pasaban al de la competencia. Los corresponsales lo sabían, y con un simple y artero manejo de los ceros obraban la puntualidad en el reparto de los cheques. Algo parecido ocurre con el contable, a cuyos jefecillos no les interesan las manifestaciones con muchos ceros. ¿Es un hombre malo el contable? Quienes lo frecuentan y conocen no utilizan ese adjetivo, precisamente. Las que veis son todas sus luces vienen a decir del ex alumno de Santiago, fecunda en eminencias, como, por ejemplo, la de Pepiño Blanco, el que puede, puesto que quiere, ser ministro.