Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 21 6 2005 35 Madrid Los servicios de limpieza retiran una estatua ecuestre de cartón que apareció ante el Reina Sofía Una excavadora de la M- 30 deja sin luz a unos 200.000 madrileños y colapsa dos distritos La compañía eléctrica Iberdrola pedirá responsabilidades a OHL, a quien considera causante del corte Á. GARCÍA MORENO H. DÍAZ MADRID. Unos doscientos mil madrileños se quedaron ayer sin energía eléctrica durante más de cuatro horas después de que una excavadora que trabaja en las obras de la M- 30 rompiera una línea de muy alta tensión en concreto de 132 kilovoltios, propiedad de Iberdrola, en las confluencias de las calles Pío XII y Hiedra, según explicó la propia compañía eléctrica. El incidente tuvo lugar a las 11.39 horas cuando la máquina, que se encontraba trabajando en las obras de la reforma de la M- 30, picó el cable de alta tensión de Iberdrola, lo que dejó a 60.000 clientes sin suministro. Teniendo en cuenta que las cifras que manejan las compañías eléctricas es de unos tres afectados por abonado, el número de personas que pudieron sufrir las consecuencias del corte de suministro eléctrico se situó en torno a las doscientas mil. A ello hay que sumar los cientos de ciudadanos que se vieron afectados por el tráfico, ya que dejaron de funcionar los semáforos, así como los clientes de comercios, bares, cafeterías y almacenes. Aunque el corte de suministro afectó a los barrios de Chamartín y Tetuán, por fortuna no se vieron afectados por el apagón ni la estación de tren ni los hospitales de La Paz y Ramón y Cajal, ya que estos últimos reciben un doble suministro: el de Iberdrola y el de Unión Fenosa. Los bomberos trabajan para sofocar el incendio, que provocó una densa columna de humo visible a gran distancia de León y Canillas y en la línea 6 entre Manuel Becerra y Príncipe Pío en el arco norte. El aviso de la incidencia fue recibido a las 11.43 por los bomberos del Ayuntamiento de Madrid, a los que se comunicó un fuego de pasto en las proximidades de la calle Bambú. No obstante, antes de partir de su base recibieron una segunda llamada que les alertó del incendio de los cables de alta tensión. Nada más llegar a las proximidades de la calle Bambú encontraron ardiendo la zona de pastos que extinguieron. Una vez efectuada esta labor y tras producirse un chispazo observaron como comenzó a salir fuego de una galería subterránea en la que se encuentran los cables de alta tensión. Por precaución se cortó el suministro eléctrico. A partir de ahí comenzaron a atacar el fuego desde el exterior, desde una boca de la galería subterránea donde se producen las conexiones JAVIER PRIETO Retrasos en el metro En cambio, el apagón si causó retrasos en algunos tramos de las líneas 4 y 6 del metro. Aunque no llegó a suspenderse el servicio de trenes en ningún momento, sí se registraron intervalos más largos entre la llegada de uno y otro convoy durante poco más de diez minutos a partir de las 11,30 horas a causa de la falta de suministro. Los problemas se produjeron en concreto en la línea 4 entre las estaciones de Diego La empresa energética dice que había facilitado a la constructora los mapas de las conducciones subterráneas con cuatro redes generales. Una vez que consiguieron que la temperatura bajara, los bomberos se introdujeron en el interior. Su principal preocupación fue que el fuego no se extendiera por la galería y llegara a la subestación eléctrica. Desde el interior de la galería trabajaron con espuma hasta la completa extinción del incendio evitando así la temida propagación. Según el subdirector general del Cuerpo de Bomberos, en los trabajos de extinción participaron un total de 35 personas dotados con dos bombas urbanas pesadas, un tanque y un electroventilador. A las 14.30 y con el fuego (Pasa a la página siguiente)