Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 MARTES 21 6 2005 ABC Nacional El PP y PSOE- BNG se atribuyen la mayoría en Galicia en plena guerra de nervios Pontevedra suma ya 30.000 sufragios de emigrantes; si votan como en 2001, Fraga ganaría el diputado 38 b Los socialistas opinan que lo del PP es misión imposible porque la aritmética exigirá al PP ganar por casi 12.000 votos; el Bloque siembra cizaña: Sería lamentable M. MARÍN A. COLLADO MADRID. La incertidumbre sobre el voto de los emigrantes gallegos adscritos a la circunscripción de Pontevedra abrió ayer una guerra de nervios entre PP y PSOE. Los primeros, para convencer de que está viva la llama del escaño 38 para su mayoría absoluta. Los segundos, para desmoralizar al PP con su misión imposible Y en medio, el BGN, que avisa ya que sería lamentable un cambio por el voto emigrante. Por eso, en la Ejecutiva Federal del PSOE que ayer presidió José Luis Rodríguez Zapatero se habló de Manuel Fraga en pasado (político, se entiende) pese a que las normas de cortesía institucional empujaron al presidente del Gobierno a felicitarle por teléfono porque, pierda o no la Xunta, a fin de cuentas fue el ganador. La incertidumbre durará como mínimo hasta el lunes, pero la agonía del recuento puede prolongarse hasta el martes porque la cifra de sufragios supera ya los 103.800 y no es definitiva. A falta de datos objetivos, lo único que queda durante toda la semana es exprimir el jugo de esa guerra psicológica, basada más en la especulación y en la expresión de deseos que en las matemáticas. Y no sólo por el incierto resultado de los votos de los residentes ausentes sino porque, a falta de una proclamación oficial, los datos conocidos anteanoche son provisionales y aún pueden bailar cientos de votos. Las impugnaciones de mesas pueden estar a la orden del día en próximas fechas y no está la cosa como para desdeñar mil votos arriba o abajo No obstante, tanto PP como PSOE se aferraron ayer a datos que sí son objetivos para sustentar sus respectivas tesis. En la dirección del PP ven factible ganar su escaño 38 en Pontevedra. Recuerdan que antes de escrutar el voto de los emigrantes hay que repasar las actas de la noche electoral para detectar posibles errores. En las elecciones europeas de hace un año la Junta Electoral reconoció a los populares casi 8.000 votos nuevos, lo que se tradujo en un eurodiputado más que los atribuidos en la noche de los comicios. Ahora mismo, a Fraga le hacen falta 8.160 votos más de los que saque el PSOE entre los emigrantes de Pontevedra para ganar el escaño. En el PP necesitan que se reproduzca el comportamiento del voto emigrante de las últimas autonómicas. En 2001, obtuvo 13.293 sufragios de la emigración pontevedresa frente a los 4.559 del PSOE, una diferencia porcentual que, de darse en esta ocasión, les permitiría hacerse con el diputado en litigio. Según los datos oficiales, hasta ahora hay registrados unos 30.000 votos del exterior con destino a Pontevedra y la cifra final puede acercarse a 40.000. En definitiva, el PP necesitaría superar incluso los resultados de entonces, pues se da por descontado que los socialistas habrán mejorado sus posiciones, no en vano están en el Gobierno central. Rajoy habló ayer con Fraga y ve que aún es posible ganar el escaño 38 1,3 votos del PP por cada uno del PSOE Por contra, el PSOE se remite a otros registros. Para empezar, el PP no sólo necesitaría superar en 8.160 votos los que obtenga el PSOE en Pontevedra, sino que a partir de esa cifra la aritmética impondría a Fraga que por cada voto pontevedrés extranjero que reciban los socialistas, el PP tendría que disponer de 1,3 sufragios. Por ello, el PSOE argumenta que, como mínimo, Fraga requeriría entre 10.000 y 12.000 votos más que Pérez Touriño. Un segundo dato en el que se apoyan los socialistas es su fe en la tendencia marcada por las europeas, cuando los electores extranjeros de Pontevedra concedieron 10.757 votos al PSOE (el 50,45 por ciento) y 8.399 al PP (el 39,39 por ciento) Y para conseguir ahora el escaño 38, el PP debería disponer de casi el 70 por ciento de esos sufragios. Además, aunque el PSOE es consciente de que numéricamente nada va a cambiar en Orense, arguye que aritméticamente es más fácil que Touriño disponga de otro escaño más por esa provincia- -tiene un resto de 3.578 votos- -en vez de que el PP gane el número 11 por Pontevedra (le faltan esos 8.160 votos) Ocurre, no obstante, que debería darse un vuelco colosal. Zapatero telefoneó a Fraga para felicitarle por el triunfo, pero la Ejecutiva socialista habló de él en pasado Blanco: El cambio es irreversible Además, los socialistas cuentan con el efecto Gobierno de la Nación para aseverar que la presencia de José Luis Rodríguez Zapatero en Moncloa es un elemento de arrastre añadido para el votante extranjero, por lo que les resulta objetivamente imposible que Fraga logre el 65 o el 70 por ciento del voto en Pontevedra. Así, el secretario de Organización socialista, José Blanco, dio por hecho que Touriño será el próximo presidente de la Xunta. Blanco empleó expresiones como es irreversible el cambio lo del PP es misión imposible o lo hemos conseguido Incluso, aconsejó al PP que se replantee su estrategia global sosegándose y tranquilizándose ironizó con el reforzamiento que suponen estos comicios para Mariano Rajoy- ha perdido las cinco últimas elecciones -y bromeó ofreciendo un pacto al secretario general del PP, Ángel Acebes: Tú ganas las encuestas, yo las elecciones y todos contentos La conferencia de presidentes, en el aire M. M. MADRID. Tal como avanzó ayer ABC, la conferencia de presidentes autonómicos que José Luis Rodríguez Zapatero quiere convocar a mediados de julio está en el aire. La incertidumbre de los resultados en Galicia conduce a que difícilmente habrá sesión de investidura del presidente de la Xunta antes del 26 de julio. Si resulta reele- gido Manuel Fraga, más allá de una desilusión para Zapatero, lo cierto es que el dilema sería menor. Pero si finalmente lo es Emilio Pérez Touriño, lo lógico es que a la cumbre asista el nuevo presidente mantuvo ayer Zapatero en la Ejecutiva del PSOE con la idea de ofrecer a su candidato un bautismo de lujo. Esto le obligaría a replantearse sus pla- nes. Además, está previsto que Zapatero inicie un viaje por China y Japón entre el 20 y el 25 ó 26 de julio. De convocar la cumbre autonómica antes de esas fechas, difícilmente podría hacerlo, en su caso, con un Touriño investido de forma oficial. Las opciones de Zapatero pasan por convocar la conferencia entre el 27 y el 29 de julio o aplazarla a septiembre.