Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 20 6 2005 Toros 67 MONUMENTAL DE BARCELONA Serafín Marín marca su territorio y espolea a Ponce y a Finito Monumental de Barcelona. Domingo, 19 de junio de 2005. Dos tercios de entrada. Cuatro toros de Javier Pérez- Tabernero, desiguales de presentación, en tono bajo, y dos de Zalduendo (4 y 5 sin excesos, que dieron buen juego. Enrique Ponce, de rioja y oro. Pinchazo y estocada contraria. Aviso (ovación) En el cuarto, media desprendida y descabello. Dos avisos (oreja y dos vueltas al ruedo) Finito de Córdoba, de negro y plata. Bajonazo (ovación tras petición) En el quinto, pinchazo y estocada desprendida. Aviso (oreja) Serafín Marín, de celeste y oro. Estocada (dos orejas) En el sexto, tres pinchazos, pinchazo hondo y descabello (palmas) Salió a hombros. masiado festivo. Ayer, además, los espectadores tuvieron razones para volcarse con la entrega de un torero catalán que no quiso, ni por un momento, dejarse ganar la partida. Serafín Marín marcó con valor y buen toreo su feudo, y esa entrega fue un revulsivo para sus compañeros de cartel. Demasiados discretos Enrique Ponce y Finito en los dos primeros toros. Al tercero, Marín lo entendió a la perfección. Sin dudarlo le enjaretó una primera serie con la derecha en la que el toro rompió a embestir. Siempre con el engaño por delante, llevando al toro con la muleta muy baja y sin quitársela de la cara hilvanando así los muletazos uno tras otro. La faena ganó en intensidad conforme el torero se pasaba a su enemigo más cerca casi siempre con la mano derecha, pues por el pitón izquierdo resultó imposible. El estoconazo final desató el entusiasmo y espoleó a sus compañeros que tuvieron enfrente dos buenos zalduendos. Serafín Marín salió a hombros EFE ÁNGEL GONZÁLEZ ABAD BARCELONA. La Monumental tiene unas ganas irrefrenables de recuperar sus tiempos de gloria. Se nota en el ambiente. La necesidad de disfrutar de la Fiesta en toda su dimensión recorre los tendidos que se vieron otra vez muy nutridos de un público quizás de- Ponce cuajó una faena que fue siempre a más en la que se le vio disfrutar, especialmente en el segundo tramo. cuando se decidió a ligar los muletazos y a fundirse con el toro. Muy bien, salvo una falta de medida que le llevó a escuchar dos avisos. Media y descabe- llo frenaron la puerta grande que parecía tener abierta de par en par. Con todo, ahí quedaron naturales de un hondo sentimiento estético citando con la muleta plegada, y ahí, como una rúbrica, unos ayudados por bajo llevando muy largo al buen toro de Zalduendo. A Finito además de Serafín Marín le picó en el amor propio un aficionado que cuando andaba perdido en el quinto tras un exquisito comienzo de faena por bajo, le gritó: ¡Más toreo y menos filigrana! El de Córdoba, que andaba ya para matar, se cabreó y cuajó una sensacional serie de derechazos, roto de rabia y hecho un torerazo. La plaza rugía. Se esperaba que el diestro confirmara esa reacción y siguiera emborrachándose de buen toreo, pero, incomprensiblemente, todo quedó en eso. en una sola serie. Tenía un triunfo de de clamor en sus manos y se conformó con media docena de muletazos. Paró en seco lo que parecía iba a convertirse en un suceso extraordinario. Al final, le dio la razón al espectador. Demostró que es capaz de torear como el mejor, pero se conformó con eso. En el sexto, Serafín Marín salió dispuesto a todo, pero el de Pérez- Tabernero se rajó. No volvió nunca la cara y se pegó un arrimón que le sirvió para ratificar que en esta plaza de Barcelona y ante su gente va a ser un torero difícil de superar. Percance de Fermín Bohórquez en la Feria de Alicante BLAS DE PEÑAS Almería Oreja para Rincón y El Cid EFE. Toros de Alcurrucén, de juego desigual. César Rincón, ovación, oreja y pitos tras aviso en el que mató por Ruiz Manuel. Ruiz Manuel, que sufrió una herida en el pie derecho de cuatro centímetros tras clavarse el arpón de una banderilla durante la lidia del quinto astado, ovación en el único que mató. El Cid, oreja y gran ovación. ALICANTE. Andy Cartagena y Pablo Hermoso de Mendoza abrieron la puerta grande en Alicante al cortar tres y dos orejas, respectivamente, en el tercer festejo de la Feria, que quedó en un mano a mano tras resultar Fermín Bohórquez arrollado en su primero al fallarle las patas a Brioso (en la imagen, un momento del percance) El rejoneador jerezano sufrió rotura trabecular de meseta tibial de la rodilla derecha y contusiones múltiples según las radiografías que le hicieron en el Sanatorio del Perpetuo Socorro. Con lleno de no hay billetes se lidiaron toros de Bohórquez, de juego irregular. Aire- Sur- L Adour (Francia) Destacó Luis Vilches MUNDOTORO. Toros de Palha, encastados. El Fundi, silencio en ambos. Luis Miguel Encabo, silencio en los dos. Vilches, saludos y oreja. ANTONIO VIGUERAS