Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
60 LUNES 20 6 2005 ABC Cultura y espectáculos La polémica por la petición de ERC de que la delegación oficial de Cataluña en la Feria del Libro de Fráncfort sólo incluya autores que escriben en catalán da la espalda a la terca realidad de una cultura bilingüe y de una industria ante todo diversa Fráncfort socava el dilema catalán TEXTO: DAVID MORÁN FOTO: YOLANDA CARDO BARCELONA. Castellano o catalán, castellano y catalán. Ésa es la cuestión. La cultura catalana será la invitada en la Feria del Libro de Fráncfort de 2007 y la polémica arrecia por una decisión del Parlament catalán que ha pedido a la Generalitat que sólo los autores que escriben en catalán la representen. ¿No es catalán Terenci Moix, o Manuel Vázquez Montalbán, o Eduardo Mendoza? Mientras Esquerra Republicana de Cataluña (ERC) insiste en asegurar que en el pabellón catalán en la Feria sólo habrá escritores que escriben en catalán y la consellera de Cultura, Caterina Mieras, asegura que la intención no es otra que la de priorizar la literatura escrita en catalán pero sin excluir la castellana, los responsables de la Feria ya han anunciado por medio de su portavoz, Holger Ehling, que consideran inaceptable que la comitiva oficial esté integrada únicamente por autores que escriben en catalán. De hecho, la carta con la que el director de la Feria, Volker Neumann, oficializó la invitación a Cataluña incidía directamente en la diversidad de la cultura y la literatura catalana. Esta afirmación bastaría para socavar tanto dilema cultural catalán, pero la maraña política aún no deja ver la luz al final del túnel. La industria editorial catalana 27.788 títulos editados (8.386 en catalán) 1.583,66 millones de euros facturados (268,37 procedentes de títulos escritos en catalán) 146 editoriales que publican en catalán (13 menos que en 2001) Sólo 788 títulos son de carácter literario entre el total de 8.386 títulos publicados en catalán. El director de la Feria de Fráncfort invitó a Cataluña por la diversidad de su literatura y su cultura Los responsables de la Feria han tachado de inaceptable que sólo acudan quienes escriban en catalán como ejemplo de quienes han renovado lenguas que no les eran propias. Enrique Vila- Matas, Manuel Vázquez Montalbán, Carlos Pujol, Pere Gimferrer, Carmen Laforet, Mercedes Salisachs, Carlos Ruíz- Zafón, Rosa Regàs, Maruja Torres, Néstor Luján, Juan Marsé... A pesar de no escribir en catalán, parte de la fisonomía de la cultura de la Comunidad Autónoma no se entendería sin el nombre de éstos y otros tantos escritores que han hecho del castellano su herramienta de trabajo. Escritores en español Baltasar Porcel es catalán y Gabriel García Márquez escribió casi toda 100 años de soledad en Barcelona explica el escritor barcelonés Francisco Casavella, al tiempo que sostiene que la polémica parlamentaria le parece ridícula El autor de El día del Watusi vive en una ciudad privilegiada para cualquiera que escriba en castellano Yo pensaba que, por edad y generación, sería de los últimos en escribir en castellano, pero es que luego ha venido un batallón sostiene el escritor catalán. Aún así, todo lo que signifique que mis colegas, sobre todo los poco viajados, puedan viajar, me parece estupendo ironiza. Para la editora, traductora y poeta Nicole D Amonville Alegría, la clave está en lo que entendemos por cultura catalana En líneas generales diría que un escritor, como por ejemplo Vázquez Montalbán, aporta con su Pepe Carvalho un pathos catalán a la cultura en general, aunque sus libros estén escritos en castellano. Lo mismo diría de Eduardo Mendoza señala. Aún así, la autora de Acanto sostiene que es necesario que exista diferenciación entre la literatura que, desde Cataluña, se escribe en castellano y en catalán. Lo que define la nacionalidad de un escritor, más que ninguna otra cosa, es la lengua en que escribe aunque cita a Nabokov y a Conrad Las mejores novelas, en castellano Ahí están La ciudad de los prodigios Últimas tardes con Teresa o La sombra del viento Ahí están las reflexiones del escritor mallorquín Valentí Puig quien, desde el reciente L os de Cuvier sostenía que las mejores novelas inspiradas en Barcelona estaban escritas en castellano. No hace mucho y, yendo quizá un poco más lejos, era Javier Tomeo quien aseguraba que los mejores escritores catalanes escriben en castellano Basta con echar un vistazo al último Informe de Comercio Interior, realizado en 2003 por el Gremio de Editores de Cataluña, para comprobar que, aunque la literatura catalana sea la que se escribe en catalán, la que sustenta el peso de la industria es otra. De ahí se La realidad bilingüe queda reflejada en Sant Jordi, fiesta de una diversidad que la Feria del Libro Fráncfort aspira a mostrar, según subrayaban sus organizadores desprende que sólo 8.386 títulos de los que 27.788 que se editaron en Cataluña ese año estaban escritos en catalán. La literatura catalana se escribe en catalán, sí, pero se vende en otros idiomas, fundamentalmente el castellano: de los 1.583,66 millones de euros que facturó el sector editorial, sólo 268,37 correspondían a títulos escritos en catalán. Traducido a porcentajes, esto significa que el 30,2 por ciento de los títulos editados en 2003 estaba escritos en catalán, lo que significa un 16,9 por ciento de la facturación global de la industria editorial privada de Cataluña. El económico es, precisamente, uno de los pocos datos que ha ido creciendo y reforzándose con el