Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 20 6 2005 Nacional 31 GUSTAVO ALCALDE Presidente del Partido Popular de Aragón Con la reforma del PHN, se da al tripartito catalán la llave del caudal del Ebro ¿Por qué ha salido el PP de la Comisión del Agua de Aragón? -Por varios motivos, es una comisión que no conduce a ningún sitio, sino a engañarnos a nosotros mismos y a los aragoneses. En su momento, se creó para revisar las obras del Pacto del Agua que, tras doce años, podían tener otro enfoque. El PP para sentarse puso como condición que las reservas estratégicas que contemplaba el Pacto, 6.550 hectómetros cúbicos, fueran irrenunciables. Transcurridos unos meses, teniendo el Gobierno de la Nación que reformar el PHN para que figuraran, la han desaprovechado y se han negado a incluir esas reservas estratégicas, con la flagrante contradicción de que el mismo día que votaban una cosa en Aragón, votaban la contraria en el Congreso. Pero hay más. Lo realmente preocupante es que, a través de esa reforma del PHN se ha dado al Gobierno tripartito de Cataluña la llave de los caudales del río Ebro. Nos parece muy preocupante y peligrosísimo para los intereses de Aragón que quien puede determinar qué aprovechamientos puede tener el Ebro aguas arriba sea el tripartito catalán, que todos sabemos como maneja a Rodríguez Zapatero. ¿Es una amenaza real? -Sí, porque esa reforma dice que, bilateralmente, el Gobierno de la Nación y el catalán determinarán los caudales adicionales que consideren necesarios para el Delta. Esos caudales adicionales se sumarán a los establecidos en el plan de la cuenca del Ebro. El Gobierno de Cataluña viene defendiendo en enmiendas al PHN y en todos los foros en que tiene la oportunidad, multiplicar por tres o por cuatro el actual caudal ecológico, de 3.150 hectómetros al año, lo que implica que quedarán secuestrados en el Delta entre 6.000 y 8.000 adicionales, cifras entre las que están las de esa reserva estratégica, de ahí que sea comprensible que el PSOE no quiere incluirla. El órgano encarga- El líder popular se reafirma en la salida de la Comisión del Agua porque considera que se ha aprobado el secuestro del agua en el Delta, equivalente al mayor trasvase que se podía imaginar TEXTO: MANUEL TRILLO FOTO: FABIÁN SIMÓN Gustavo Alcalde, en el Palacio de la Aljafería, sede de las Cortes de Aragón do por la Generalitat para elaborar los trabajos para delimitar los caudales del Delta ha sido candidato de ERC y las personas que han comparecido en el Congreso, próximas a Esquerra, son los que han planteado esos caudales. Una amenaza cierta que no tendría importancia si tuviéramos garantizadas las necesidades presentes y futuras. ¿No teme estar de nuevo aislado en materia hidráulica? -No, si para no estar solos tenemos que engañarnos a nosotros y a los aragoneses, no nos importa quedarnos aislados, porque no pensamos defraudar a nuestros electores. -Pero el PP sí apoyó algunos acuerdos en la Comisión del Agua. -Sí, pero los apoyó siempre con unas condiciones básicas, unos votos particulares, que se respetaran esos 6.550 hectómetros cúbicos. Si se rompe esa premisa, ¿a qué estamos jugando? -Cuando el PP aragonés plantea críticas en materia hidráulica, Iglesias le reprocha su apoyo al trasvase. ¿Seguirá siendo ésta su espada de Damocles? -No, ésa es la cortina de agua que utiliza machaconamente el presidente de la Comunidad para ocultar que él se ha opuesto con uñas y dientes a un trasvase de 1.050 hectómetros cúbicos, pero está dispuesto a admitir el mayor trasvase que nadie había imaginado, un secuestro de entre 6.000 y 8.000 hectómetros cúbicos, eso sí que es demoledor. ¿Tras el fin del trasvase se han descubierto los flancos débiles del Gobierno de Iglesias? -Más que flanco, la brecha de este Gobierno es carecer de proyecto político para esta tierra. No lo ha tenido en ningún momento, se ha limitado a ir estirando proyectos ya impulsados por el anterior gobierno, de Lanzuela, como Dinópolis o la plataforma logística Pla- Za. No hemos visto ni una sola idea nueva para Aragón, y mientras pudo, sólo buscó el enfrentamiento continuo, y ahora se encuentra ante sus propias contradicciones e incumplimientos, como la deuda histórica de 400 millones, que no se la reconoce ni Solbes ni nadie; el AVE de Madrid a Valencia por Teruel, que han abandonado a las primeras de cambio; la línea de Canfranc ha pasado de internacional a regional. Ahí vemos algunas de las muchas contradicciones de Iglesias.