Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 Nacional LUNES 20 6 2005 ABC elecciones gallegas Los partidos El BNG, ante su derrota más amable Los nacionalistas podrían gobernar pese a una renovación que les ha costado cuatro escaños b El candidato del Bloque, Anxo Quintana, tiene la llave del nuevo gobierno gallego si se confirman los resultados provisionales con el voto de la emigración ELENA PÉREZ SANTIAGO. La traumática renovación y la concentración de los votos del cambio en el PSOE ha jugado una mala pasada al candidato nacionalista a la presidencia del Gobierno, un Anxo Quintana que ha perdido cuatro de las 17 actas parlamentarias logradas por su antecesor, el líder histórico de la coalición, Xosé Manuel Beiras. Todo ello pese a una campaña electoral en la que el BNG ha intentado poner sordina a los dirigentes más identificados con los radicales de UPG, lanzando un mensaje de cambio tranquilo. Anxo Quintana fue el último de los candidatos en comparecer anoche ante los medios de comunicación, y de hecho sólo lo hizo después de que el presidente de la Xunta, Manuel Fraga, resaltara la victoria del PP aunque remitía a los votos de la emigración para confirmar unos resultados que han hecho depender el nuevo Gobierno de un puñado de sufragios. El retraso en la comparecencia del candidato, que podría ser vicepresidente en un Gobierno dirigido por Emilio Pérez Touriño de confirmarse el próximo lunes que el PP ha perdido la mayoría absoluta en la Comunidad, contrastó con la celeridad con que se presentó ante los medios de comunicación el coordinador de su campaña, Francisco Jorquera, nada más tener conocimiento de unos sondeos que vaticinaban una clara mayoría absoluta de la coalición. El candidato del BNG, Anxo Quintana, saluda a los miembros de la mesa en la que votó en el Instituto de Allariz EFE Evolución del voto del BNG Votos 400.000 350.000 300.000 250.000 200.000 150.000 100.000 50.000 Votos: 61.870 Escaños: 3 Votos: 53.072 Escaños: 1 Votos: 105.703 Escaños: 5 REFLEXIÓN PENDIENTE BENIGNO PENDÁS Factor decisivo Jorquera dijo entonces que, a tenor de las encuestas, su coalición sería un factor decisivo para el cambio, una circunstancia que podría poner sordina al malestar interno por un retroceso en escaños que se suma a la pérdida simbólica de la condición de segunda fuerza política de la Comunidad en favor del PSOE gallego. Pese al respaldo de la minoría mayoritaria en el Bloque, los radicales de UPG, el futuro presenta claroscuros para un Quintana que no ha conseguido revalidar con sufragios su arriesgada apuesta por una renovación abrupta y traumática de las listas electorales. Han desaparecido quince de los 17 diputados gallegos de la pasada legislatura, entre ellos el líder histórico, Xosé Manuel Beiras, que llevó a la coalición de uno hasta 18 escaños, en 1997, y la convirtió en la primera fuerza de la oposición a Manuel Fraga en dos legislaturas consecutivas. La crisis del BNG, minimizada ante la necesidad de dar una imagen de unidad de cara a los comicios, podría rebrotar en los próximos meses, en los Votos: 269.233 Escaños: 13 Votos: 395.435 Escaños: 18 Votos: 341.751 Escaños: 17 Votos: 307.249 Escaños: 13 Xosé Manuel Xosé Manuel Xosé Manuel Xosé Manuel Xosé Manuel Xosé Manuel Beiras Beiras Beiras Beiras Beiras Beiras 1981 1985 1989 1993 1997 2001 Anxo Quintana 2005 Infografía ABC DERROTA DULCE Pese a ser el claro derrotado en los comicios de ayer, el Bloque podrá hacer valer ante los socialistas su condición de llave para integrar un futuro gobierno CLARO RETROCESO Con su arriesgada apuesta por una renovación abrupta y traumática de las listas, Quintana no ha logrado revalidar los 17 escaños que obtuvo Beiras en 2001 que los seguidores de Beiras, a los que se sumarían sectores de la coalición descontentos con la apabullante hegemonía de UPG, pedirán a la dirección que rinda cuentas del retroceso. Con todo, la derrota podría conver- tirse en dulce si el BNG consigue llegar al Gobierno, a remolque de los resultados conseguidos por el PSOE, que ha cosechado en esos comicios buena parte de sus respaldos tradicionales, en todas las provincias. oche con final incierto. Mientras llegan los votos de Buenos Aires, nada mejor que citar a Borges: No multipliques los misterios, éstos deben ser simples Quede claro, por tanto, que el PP gana de largo en Galicia. Aunque se forme un gobierno PSOE- BNG, es notorio que los ciudadanos no avalan el proyecto incierto de Zapatero, ni la apertura de otro frente en esa vía sin sentido que se disfraza de nación de naciones y otras falacias semejantes. Derrota dolorosa, si es que se confirma, para el PP. Con un escaño más o con uno menos se impone una reflexión sosegada. Rajoy, único líder posible, debe imponer su apuesta a medio plazo. Los grandes partidos se construyen mediante la agregación de intereses. No es razonable caer en la trampa que pretende lograr la incompatibilidad entre el voto conservador y el voto liberal (en sentido amplio) cuya confluencia explica el éxito espectacular de 2000. En Galicia es imprescindible reparar dos grietas internas: fractura entre el mundo urbano y el rural, y sucesión frustrada. Sin olvidar que hoy es el día para ofrecer a Manuel Fraga el reconocimiento que merece. N