Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 LUNES 20 6 2005 ABC Nacional elecciones gallegas Reparto de escaños ESCAÑOS EN 2001 Total de escaños del Parlamento Gallego: 75 Los resultados ESCAÑOS EN 2005 PSdG- PSOE PP PSdG- PSOE PP BNG 17 21,8 %17 23,3 41 50,9 BNG 25 32,5 37 44,9 13 19,6 Infografía ABC La mayoría absoluta de Fraga o de PSOE- BNG, a la espera del voto emigrante de Pontevedra El PP mantendrá el Gobierno si logra 8.000 sufragios más que Touriño en el voto exterior de esa provincia b El resultado provisional otorga ventaja de un escaño a la suma de socialistas y nacionalistas, pero los populares evitan el hundimiento que vaticinaban las encuestas GONZALO LÓPEZ ALBA SANTIAGO. Hará falta la foto- finish para saber quién es, definitivamente, el vencedor y poder interpretar cabalmente lo ocurrido. La mínima diferencia que separa a la alianza PSOE- BNG del PP- -un solo escaño- -deja abierto un margen de incertidumbre sobre el resultado final de las elecciones en Galicia, que no se despejará hasta que, el próximo día 27, se realice el escrutinio de la llamada quinta provincia -la población emigrante, que se calcula que aportará más de 100.000 votos- amén de lo que depare un previsible proceso de impugnaciones. Tras un recuento de infarto- -el PP mantenía la mayoría absoluta hasta que el escrutinio llegó al 55 por ciento- los resultados provisionales atribuyen la mayoría absoluta a PSOEBNG- -que suman 100.000 votos más que el PP- pero los sufragios de la diáspora ya hicieron en 1997 bailar un escaño, que finalmente fue a parar a los populares. consiguió mantener su condición de partido mayoritario en Galicia y quedar al borde mismo de revalidar la mayoría absoluta por quinta vez consecutiva. No obstante, de confirmarse el resultado provisional, se trataría de una amarga victoria ya que acarrearía la pérdida del gobierno de la Xunta. Si se consolidara el resultado provisional, las elecciones de ayer en Galicia supondrían un cambio histórico ya que los socialistas sólo han gobernado esta comunidad en una ocasión y de manera accidental -entre 1987 y 1989- Sin embargo, el baile de un solo escaño les llevaría del entusiasmo a la depresión y abriría una nueva crisis interna en el socialismo gallego, ya que Emilio Pérez Touriño anunció durante la campaña que si no puede gobernar dará paso a otra generación. El BNG paga la subida del PSOE El crecimiento del PSOE- -gana ocho escaños que le permiten recuperar la condición de segunda fuerza, aunque se queda a tres de su mejor marca, que cosechó en 1989- -se ha producido casi a partes iguales a costa del PP y del BNG, cuyo hundimiento- -pierde cuatro escaños- -ha frustrado las expectativas de una victoria más holgada que no dejara lugar a la incertidumbre. Anxo Quintana ha ofrecido el perfil más moderado del nacionalismo gallego, pero esta estrategia le ha llevado a perder posiciones en todas las provincias, lo que abre para él un horizonte complicado. El eje de su estrategia, y la única baza con la que cuenta ahora, es que se confirmen los resultados provisionales y pueda tocar poder. En caso contrario, sus bases difícilmente digerirán el resultado y el sector más radical- -ausente por completo de la campaña- -le pasará factura. Un escaño por Pontevedra es la clave La estimación previa era que si- -como ha ocurrido- -la participación mejoraba en tres puntos la de hace cuatro años- -ha sido superior en 3,9- -esos sufragios difícilmente podrían alterar el resultado, aunque todo depende de cómo se distribuyan por provincias. PSOE y PP disputan por escaso margen un escaño en Pontevedra, provisionalmente atribuido al primero, y el cálMIGUEL MUÑIZ Manuel Fraga no dudó en mostrar anoche su empuje, en la fiesta del PP culo es que cambiaría de lado si los populares logran entre los emigrantes pontevedreses poco más de 8.000 votos más que los socialistas. El PSOE, que descarta esta posibilidad, sostiene que, a diferencia de lo ocurrido en con- vocatorias anteriores, han logrado romper la hegemonía del PP entre esta población, gracias en gran medida a las decisiones que en su favor ha adoptado el Gobierno de Zapatero. A expensas de ese escrutinio, el PP